Petróleo caro asusta al sector productivo Sectores de productos plásticos, de plaguicidas, hasta constructores de vías, temen un encarecimiento de las materias primas por cuenta del elevado precio internacional del crudo, que ayer marcó un nuevo récord de 93,53 dólares por barril.

Petróleo caro asusta al sector productivo Sectores de productos plásticos, de plaguicidas, hasta constructores de vías, temen un encarecimiento de las materias primas por cuenta del elevado precio internacional del crudo, que ayer marcó un nuevo récord de 93,53 dólares por barril.

POR:
octubre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-30

Los elevados precios del petróleo que ayer cerró nuevamente a una cifra récord de 93,53 dólares por barril, comienzan a convertirse en un dolor de cabeza para varios sectores de la producción que dependen directa o indirectamente de ellos para fabricar bienes. Lo peor de todo es que en el corto plazo parece que las cotizaciones internacionales no vaan a retroceder y por el contrario, varios analistas no descartan que el barril toque los 100 dólares. Además el encarecimiento de las materias primas de productos que se fabrican con derivados del petróleo, desde los plaguicidas hasta las bolsas plásticas, podría acarrear consigo problemas inflacionarios. En Colombia hay el temor porque la coyuntura de precios internacionales, que han subido más de un tercio desde agosto pasado, se traduzcan en un aumento en el costo de los plaguicidas y fertilizantes, ya que ellos van muy ligados al comportamiento del petróleo y el gas natural. Según María Elena Latorre, directora ejecutiva de la Cámara Procultivos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), los derivados del petróleo son fuente principal para la producción de ingredientes activos que se usan para la fabricación de plaguicidas y componentes con los que se producen los fertilizantes. “El efecto es directo dentro de los costos. Es bien representativo porque el material técnico (derivado del petróleo) que usan los plaguicidas, como los fertilizantes varía entre el 70 y 80 por ciento dependiendo de la molécula”, explicó la directiva. La situación es complicada porque para la fabricación de los plaguidicas la mayor parte de ingredientes activos se importan de países industrializados. De los casi 180 ingredientes activos que se necesitan para la fabricación de plaguicidas, hay 4 que se producen en el país. Aunque no hay una cifra específica de este impacto en lo corrido del año, pues cada producto es diferente, indirectamente también están influyendo en los costos los fletes, los cuales se han encarecido por los precios internacionales de los combustibles, así como el boom agrícola mundial que ha restringido al oferta de plaguicidas y fertilizantes. A favor de este sector ha estado la revaluación del peso frente al dólar, pero como lo dice la misma cámara de la Andi, ello no es una garantía en el largo plazo. “La participación de los plaguicidas dentro del costo de producción en un cultivo varía entre el 5 y el 15 por ciento. En fertilizantes el porcentaje cambia de acuerdo con el cultivo, pero igual estamos hablando de un intervalo del 7 al 18 por ciento”, indicó Latorre. Otros de los sectores que sufren con los precios del petróleo caro son los que dependen del polietileno, como por ejemplo los fabricantes de las bolsas de supermercados, panadería, forros de cuadernos, bolsas semiindustriales y empaques de alimentos en procesos de sellado automático. De acuerdo con la información publicada por Ecopetrol en su página web, el kilo del polietileno referencia F.E. pasó de costar 2.845 pesos en enero de este año a 3.609,72 pesos al pasado 23 de octubre, lo que significó un aumento del 26,87 por ciento. Fuentes consultadas en la industria de los plásticos dijeron que el incremento no puede ser trasladado de inmediato al consumidor final. Lo que han hecho algunas empresas es buscar la reducción de otros costos para compensar. Ecopetrol explicó que el precio de sus productos derivados del petróleo se fija con base a la cotización del crudo WTI del mes anterior. Esto quiere decir que los efectos de la actual escalada se verán reflejados en el próximo mes. Otro de los sectores sensible a la bonanza del petróleo es el de la construcción, pero especialmente el relacionado con la pavimentación de carreteras. El precio del asfalto también está mostrando una tendencia al alza. Entre enero y octubre de este año ya casi alcanza un aumento del 9 por ciento. Según Carolina Hoyos, directora de asuntos económicos de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, en un programa vial promedio de una vía nacional de 10,5 metros de ancho, el asfalto para pavimentación pesa 32 por ciento y para repavimentación 54 por ciento. “Una variación en un insumo como este tiene un impacto importante en la estructura de costos de los proyectos”, explicó. El pasado 20 de septiembre cuando el crudo se cotizó a 81,66 dólares por barril, varias aerolíneas internacionales tuvieron que ajustar sus tiquetes aéreos entre un 3 y 6 por ciento. Y no se descarta que con las nuevas alzas no solo las aerolíneas internacionales, sino las nacionales tengan que revisar los precios de los boletos en un intento por ajustarlos a las nuevas realidades del mercado. De acuerdo con información de la industria, el peso de los combustibles en los costos de operación es de 30 por ciento. En Colombia el precio de los tiquetes es regulado y para recibir la autorización de la Aerocivil se debe enviar una justificación. No obstante, ello no es absoluta garantía de que no habrá alzas para los meses venideros. VIAJAR EN AVIÓN SALDRÁ CARO

Siga bajando para encontrar más contenido