Petróleo da más pasos en su escalada alcista: US$ 125,96 en Nueva York y US$ 125,90 en Londres

El barril del 'light sweet crude' cerró en ese precio luego de alcanzar los US$ 126,25, mientras que el Brent también había llegado a otro precio récord en la sesión de este viernes: US$ 125,90.

POR:
mayo 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-09

El alza espectacular registrada en un año se aceleró aún más en los últimos meses: 100 dólares el 2 de enero, 105 dólares el 6 de marzo, 110 dólares el 13 de marzo.

Desde el lunes, el impulso es vertiginoso y los récords cotidianos. Tras superar el umbral de los 120 dólares el lunes, los 121 y 122 dólares fueron franqueados el martes, los 123 dólares el miércoles, los 124 dólares el jueves y los 125 y los 126 dólares de un solo golpe el viernes.

Sabotajes en las instalaciones nigerianas del grupo petrolero Shell y un aumento de las tensiones geopolíticas entre Occidente e Irán, segundo productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), impulsaron el último ascenso de este viernes.

Pero estos temores son sólo el último ingrediente de la receta explosiva que duplicó en un año los precios del oro negro.

El principal ingrediente, presente desde 2002, es la preocupación que genera la demanda creciente de los países emergentes, sobre todo en China, sabiendo que la oferta aumenta menos rápidamente: año tras año, el equilibrio entre oferta y demanda se ajusta.

En este contexto, la OPEP, que produce el 40 por ciento de la producción mundial, no ha hecho nada para enfriar los precios.

Desde septiembre, el cartel petrolero contempla, impasible, la disparada de los precios y se abstiene de actuar. Los productores de la OPEP temen que los precios se hundan si vuelcan demasiado petróleo al mercado, que consideran adecuadamente abastecido.

El jueves, el secretario general del cartel, Abdalá el Badri, se contentó con declarar que la organización está "dispuesta a actuar si el mercado tiene la necesidad de medidas adicionales".

Los productores no OPEP carecen por su lado de margen de acción: confrontados al agotamiento de varios yacimientos, muchos tienen dificultades en mantener su ritmo de producción.

Los operadores también están inquietos por las dificultades de las compañías petroleras internacionales, que registraron en el primer trimestre del año producciones estancadas.

"Otro gran factor, frecuentemente citado en este momento, es el gran interés de los fondos de inversiones por el petróleo, atraídos por la rápida apreciación de los precios del crudo este año", destacó Michael Davis, analista de la casa de corretaje Sucden.

"Esto explica probablemente los movimientos de precios de los últimos días, a pesar de noticias bajistas, incluido un dólar más fuerte, noticias por una vez positivas provenientes de la oferta en Nigeria, y temores sobre el consumo de gasolina en Estados Unidos", subrayó.

Acusados por la OPEP de ser los grandes responsables de la escalada petrolera, los inversores se defienden y destacan que los precios continuaron su ascenso esta semana a pesar del rebote del dólar frente al euro.

Los especuladores compran en general petróleo para cubrirse contra la inflación en periodos de baja del dólar.

Y otra cosa podría impulsar aún más al alza las cotizaciones: se acerca la "driving season", la temporada de grandes desplazamientos en coche en Estados Unidos, que requiere grandes cantidades de gasolina.

Siga bajando para encontrar más contenido