El petróleo se estabiliza en Nueva York, pero cae en Londres

En Nueva York, los precios subieron un poco por la expectativa de una baja de las reservas de crudo en Estados Unidos, destacó Andy Lipón, de Lipón Oíl Asociaste, en referencia al informe de stocks que se conocerá este miércoles.

Petróleo

Archivo

Petróleo

Finanzas
POR:
diciembre 16 de 2014 - 09:53 p.m.
2014-12-16

Los precios del petróleo tomaron este martes direcciones divergentes, estabilizadas en Nueva York y a la baja en Londres, presionadas por la caída de la producción manufacturera china y una oferta que sigue siendo muy abundante.

El barril de ‘light set crudo’ (WTI) para entrega en enero ganó dos centavos en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nimes), cotizado a 55,93 dólares.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cedió en cambio 1,20 dólares, a 59,86 USD, alcanzando un nuevo mínimo de cierre desde mayo de 2009.

“La caída del Brent se vio acentuada por la bajada a 60 dólares, que provocó nuevas ventas a causa de transacciones algorítmicas” automáticas, explicó Andy Levo, de Jiferías Bache.

En Nueva York, los precios subieron un poco por la expectativa de una baja de las reservas de crudo en Estados Unidos, destacó Andy Lipón, de Lipón Oíl Asociaste, en referencia al informe de stocks que se conocerá el miércoles.

La jornada comenzó sin embargo con pérdidas, a causa sobre todo de la contracción de la producción manufacturera china en diciembre.

“Si la actividad manufacturera china no crece, y en este caso se contrae, eso significa que el resto del mundo no consume tanto y que China necesita menos energía porque produce menos productos”, explicó Mike van Dulce, analista de Accedo Marquet.

Los precios del petróleo han perdido casi 50 % desde comienzos del año debido a la sobreoferta y a un flojo crecimiento de la demanda por el estado de la economía. Si bien la caída está provocada por las malas noticias económicas, ésta las genera a su vez.
Rusia, el ejemplo más visible, no lograba contener la caída del rublo -más de un 50% respecto al dólar este año-, pese a que el banco central aumentó el lunes su principal tasa de interés del 10,5% al 17%.

Las duras sanciones económicas occidentales contra Rusia adoptadas desde la anexión de Crimea, y el derrumbe de los precios del petróleo -que genera la mitad de los ingresos del país- son dos de las principales causas de la grave crisis financiera y económica rusa.

De visita en Londres, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, apuntó a un posible levantamiento rápido de las sanciones occidentales contra Rusia.

“Las sanciones pueden levantarse en cuestión de semanas, o días, dependiendo de las decisiones que Putin tome”, dijo Kerry en conferencia de prensa este martes.

Dicho comentario apoyó la cotización del WTI, según algunos analistas. Ole Hansen, de Saxo Bank, señaló que Kerry “parece buscar una puerta de salida a la crisis entre Ucrania, Rusia y la Unión Europea”.

También las bolsas de las monarquías petroleras del Golfo se hundían -la de Dubái perdió este martes un 7,3 %-, y la inflación en el Reino Unido se situó en 1% en términos anuales, se supo este martes.

Se trata de la cifra más baja en 12 años y puede acabar siendo nefasta para la economía porque los salarios no aumentan lo suficiente para mantener el crecimiento. “Los efectos combinados de la caída del precio del petróleo, la subida de los intereses del Banco Central ruso y la caída de la producción china dieron un triple golpe a los mercados financieros”, resumió Daniel Segaran, analista de ETX Capital.

“Menor producción de China significa menor necesidad de petróleo, mientras que Rusia, como productor primario de crudo, se resiente verdaderamente de los precios bajos, a los que hay que sumar las sanciones”, agregó.

También las acciones de las compañías petroleras se vieron arrastradas por la situación y algunas, como BP, han empezado a poner dinero de lado -1.000 millones de dólares- para hacer frente a la restructuración que sufrirá la empresa.

Pese a ello, no hay signos de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuyos miembros producen un tercio del crudo mundial, vaya a reducir el flujo de crudo para tratar de encarecerlo.

AFP