Petróleo subió 7,2% y quedó a US$54,44 en Nueva York, tras anuncio de planes económicos en China y Europa

El encarecimiento del crudo ocurrió a pesar incluso de conocerse que las reservas almacenadas en E.U. la semana pasada aumentaron mucho más de lo que se preveía.

POR:
noviembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-26

Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero sumaban 3,67 dólares al precio anterior y quedaban en un nivel similar al que tenían al comenzar la semana.

Los contratos de gasolina para entrega en diciembre añadieron unos 7 centavos a su precio anterior y finalizaron a 1,1798 dólares el galón (3,78 litros).

El gasóleo de calefacción para ese mismo mes quedó a un precio de 1,7367 dólares/galón, unos 3 centavos más que el martes.

Los operadores en el mercado neoyorquino intensificaron las compras de contratos a medida que se acercaba el final de la sesión y con ello se mantuvo la senda alcista que habían seguido los precios desde los inicios de la jornada.

Las subidas ocurrían después de que el Banco Popular de China (emisor) anunciase un recorte de 1,08 puntos porcentuales -el mayor de la década- en sus tipos de interés, hasta situarlos en el 5,58%, con el fin de estimular la economía, entre otras medidas.

China es el segundo mayor consumidor de petróleo en el mundo, después de EE.UU. y su fuerte ritmo de crecimiento económico en los últimos años favoreció la escalada de los precios del crudo a niveles históricos.

Además, la Comisión Europea propuso hoy a los 27 países de la Unión Europea sumar esfuerzos para superar la crisis económica y dedicar un total de 200.000 millones de euros (unos 260.000 millones de dólares) a impulsar la actividad en esa región.

Medidas como esas, que se suman a las que se han puesto en marcha en EE.UU., tienden a alentar expectativas de que podría aumentar la demanda de combustibles y ello empuja al alza a los precios.

No obstante, se constató hoy que las reservas de petróleo aumentaron en 7,3 millones de barriles la pasada semana en EE.UU., frente a un alza de alrededor de un millón que esperaban los analistas, y el total de 320,8 millones es un 6,2% superior al volumen de hace un año.

También subieron las reservas de gasolina, en este caso en 1,9 millones de barriles aunque el total, de 200,5 millones es un 1,1% inferior al del año pasado.

Las reservas de destilados, categoría que incluye al gasóleo de calefacción y al diesel, bajaron en 200.000 barriles, a un total de 126,7 millones y quedaron un 5,9% por debajo del nivel de hace un año.

El informe semanal del Departamento de Energía reveló además que el volumen de combustibles suministrado al mercado estadounidense en las últimas cuatro semanas, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,2 millones de barriles diarios o un 6,6% inferior al de la misma época en 2007.

La merma de demanda tiene un reflejo también en las previsiones de desplazamientos por carretera y otros medios de transporte a partir de hoy, con motivo del Día de Acción de Gracias.

La asociación automovilista AAA calcula que unos 41 millones de estadounidenses se desplazarán un mínimo de 50 millas (80 kilómetros) durante este largo fin de semana festivo, lo que representa un descenso de unos 600.000 viajeros o de un 1,4% respecto del pasado año.

Es el primer descenso en viajeros desde 2002 que se prevé en torno a esta festividad y el cuarto puente festivo este año en que se observa una reducción de los desplazamientos respecto del pasado año, según esa entidad.

Siga bajando para encontrar más contenido