Cómo las petroleras compensan sus pérdidas por la caída en el precio del crudo

Cómo las petroleras compensan sus pérdidas por la caída en el precio del crudo

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

Las grandes petroleras de Occidente han sufrido la caída de los precios del crudo, pero han compensado parcialmente esa tendencia con sustanciales ganancias en su compra y venta.

El precio del crudo ha caído casi US$100 por barril desde su máximo de US$145 a mediados del año pasado. Sin embargo, las compañías petroleras están sacándole partido a un mercado del crudo que desde octubre ha estado en algo llamado "contango", una estructura de precios donde los contratos a corto plazo son más baratos que aquellos para entregas futuras.

Un estado contango normalmente se da cuando hay una expectativa de que los precios aumentarán. La debilidad de la economía y las cantidades históricamente altas de crudo almacenado deprimen los precios actuales, mientras las expectativas de crecimiento económico y un suministro limitado empujan los contratos futuros al alza.

Las petroleras están idealmente posicionadas para beneficiarse de estas negociaciones porque tienen una vasta capacidad de almacenaje, en forma de tanques y oleoductos para almacenar petróleo, mientras esperan que los precios suban. Pero otros negociadores de petróleo de menor rango tendrían que pagar tasas altas por el almacenamiento.

En una transacción contango típica, una compañía que compró petróleo en el mercado spot por ¿digamos¿ US$49 el barril, y al mismo tiempo vendió un contrato a futuro para entrega en septiembre por US$53, ganó US$4 por barril. A mediados de enero, la diferencia era de más de US$15. El contango ha disminuido en los últimos meses, pero la negociación sigue siendo beneficiosa, incluso teniendo en cuenta los costos de almacenaje y financiación.

"Es casi como imprimir dinero", dice Torbjorn Kjus, analista en DnB NOR Markets, en Noruega.

BP PLC y Royal Dutch Shell PLC reportaron hace poco una caída en sus ganancias del primer trimestre pero mejores a las predicciones de los analistas. En ambos casos, un factor fue el éxito de su compra y venta de petróleo. BP reportó una caída de 64%, a US$2.560 millones mientras que las utilidades de Shell bajaron 62%, a US$3,490 millones.

El director financiero de BP, Byron Grote, dijo que durante el primer trimestre hubo "algunas importantes contribuciones" provenientes de operaciones de compra-venta y suministro. Fueron, dijo, "unos US$500 millones más de lo que consideraríamos un rango normal de volatilidad trimestral".

BP ha estado explotando su enorme capacidad de almacenamiento en Cushing, Oklahoma. Shell, por su parte, ha estado alquilando buques petroleros para almacenar crudo en lugares como el Mar del Norte. La mayoría de compañías sólo alquila grandes buques petroleros para transportar crudo directamente desde el yacimiento a la refinería, mientras que Shell los está alquilando por varios meses seguidos, a un costo altísimo, para flotar en alta mar. Pero el contango es actualmente tan alto que compensa.

Shell también acotó que sus ganancias de la compra y venta de petróleo fueron mayores en el primer trimestre que en los tres meses precedentes, aunque rehusó cuantificarlas.
Para algunos, la bonanza podría continuar hasta finales de 2009, cuando la economía empiece a recuperarse. 

Siga bajando para encontrar más contenido