PIB colombiano aún no siente el impacto de la crisis externa

El Producto Interno Bruto creció 4,2% en el tercer trimestre, y en el acumulado del presente año va en 5%. Gobierno mantiene meta en 4,7% para el 2014.

Dentro de las edificaciones, el aporte provino de los usos diferentes a la vivienda, como el comercio, las oficinas y la hotel

Archivo Portafolio

Dentro de las edificaciones, el aporte provino de los usos diferentes a la vivienda, como el comercio, las oficinas y la hotel

Finanzas
POR:
diciembre 16 de 2014 - 01:54 a.m.
2014-12-16

El crecimiento de 4,2 por ciento que mostró la economía colombiana en el tercer trimestre de este año fue levemente menor de lo esperado, pero el dato es una muestra de que el difícil entorno internacional todavía no ha golpeado de manera fuerte al país.

Para no ir muy lejos, la desaceleración económica ha impactado a América Latina, en donde México crece 2,2 por ciento, Chile se estancó y Perú y Brasil tuvieron datos negativos entre julio y septiembre.

Con la cifra que el Dane reveló este lunes, que en el acumulado del año llega a 5 por ciento, los analistas no hablan tanto de un enfriamiento, como de una estabilización en la marcha de la economía. Incluso, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que el Gobierno mantiene la meta de crecimiento de este año en 4,7 por ciento y para el año entrante prevé 4,5 por ciento.

Un informe de Bancolombia asegura que “la economía nacional continúa creciendo a buen ritmo y confirma las expectativas de los agentes, quienes esperaban un crecimiento de la actividad productiva de Colombia por encima del promedio de la región, pero inferior a lo observado en los trimestres previos”.

En la práctica, el dato revelado por el Dane no causó sorpresas.
En el tercer trimestre se confirmó el dinamismo del sector de la construcción, mientras que la industria y la minería estuvieron en rojo. Las demás actividades productivas tuvieron un desempeño muy similar: alrededor del 4 por ciento.

La próxima semana, el Dane entregará los datos de cuánto le aportaron al PIB el consumo, la inversión y el comercio exterior.

EL IMPULSO

Como se anticipaba, la construcción fue el gran motor de la economía, con un avance de 12,7 por ciento.

Al desglosar los dos subsectores que lo componen, edificaciones registró un alza de 14,1 por ciento y obras civiles, de 11,1 por ciento.

En el primer caso, la tendencia fue trazada por el buen desempeño de los proyectos no residenciales (hotelería, comercio, oficinas), que reportaron un aumento de 29 por ciento, mientras que los de vivienda solo crecieron 3,2 por ciento.

Un reciente informe de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) confirmó la tendencia, pero también hizo una previsión en el sentido de que la continuidad y los nuevos programas de vivienda del Gobierno permitirían revertir el menor ritmo presentado.

EN EL PROMEDIO

Un informe de investigaciones económicas del banco BBVA señala que el crecimiento entre sectores fue equilibrado.

De hecho, de los nueve sectores, seis crecieron alrededor del 4 por ciento.

Aquí, el más destacado fue comercio, restaurantes y hoteles, que avanzó 4,8 por ciento anual, jalonado por la reparación de vehículos y bienes durables, así como las ventas minoristas y el turismo.

Les siguen los servicios sociales con 4,7 y el sector financiero con 4,4 por ciento, principalmente por la intermediación (actividad bancaria).

Por encima del promedio también creció el sector de transporte, cuya dinámica provino de los servicios conexos como las agencias de viaje y el transporte aéreo.

Un poco más rezagados están los sectores de electricidad, gas y agua, cuyo avance fue de 3,9 por ciento, y el agro, con una expansión de 3,4 por ciento, explicada en su mayoría por el café.
los frenos

Dos de las actividades productivas tuvieron números rojos en el tercer trimestre.

Una fue la industria, que aunque está menos mal que antes aún no sale adelante, con una caída de 0,3 por ciento en el trimestre.

El sector que por varios años fue el gran impulso de la economía, ahora está restando. Se trata de la minería, que entre julio y septiembre retrocedió 1 por ciento.

Según el BBVA, la caída estuvo relacionada con una menor extracción de petróleo.

EL PANORAMA ES INCIERTO PARA LOS PRÓXIMOS MESES 

Hay varios factores que le ponen incertidumbre al desempeño de la economía en los próximos meses, en especial los precios del petróleo. Por eso, las expectativas son más moderadas para el 2015: el Gobierno espera un crecimiento de 4,5 por ciento y según la encuesta de opinión financiera realizada por Fedesarrollo y la Bolsa de Valores de Colombia, los analistas prevén un avance de 4,3 por ciento.

Ante este panorama, un informe de investigaciones económicas del BBVA Colombia señala que el país deberá sustituir sus fuentes de crecimiento.

En ese sentido, sugiere que la apuesta debe ser hacia industria y agricultura, con grandes inversiones relacionadas con “la ejecución de las regalías por las regiones y con el alto gasto en infraestructura del Gobierno Central”.

De hecho, Planeación Nacional señaló que el presupuesto de regalías para 2015 y 2016 supera los 18 billones de pesos.

En el caso de las manufacturas, hay una combinación que juega a favor, y es el dólar caro con una recuperación de EE. UU., dice BBVA.

En el tema de construcción, aparte de las obras civiles hay otros proyectos que iniciarán ejecución en el 2015 como Mi Casa Ya, la segunda etapa del programa de gratuidad, el programa de Vivienda para Ahorradores y el subsidio a la tasa, que seguramente impulsarán los desarrollos residenciales.