PIB crece menos de lo esperado

El Producto Interno Bruto (PIB) creció 3,7 por ciento en el segundo trimestre de este año, lo que evidencia una clara desaceleración de la economía, si se tiene en cuenta que en mismo periodo del 2007 había crecido 8 por ciento.

POR:
septiembre 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-23

Héctor Maldonado, director del Dane, dijo que el menguado crecimiento del PIB entre abril, mayo y junio se debió al bajo ritmo de actividad de la industria manufacturera y también al estancamiento de la construcción, dos sectores claves para el impulso económico. La construcción apenas creció 0,3 por ciento en el segundo trimestre. Tras varios altibajos, la industria manufacturera había crecido en igual lapso del 2007 un 11,2 por ciento y la construcción alcanzó un récord de 30,5 por ciento, según los datos del Dane. Ambos sectores experimentaron a comienzos de la presente década fuertes caídas y nuevamente repuntaron desde el 2003 y hasta el año pasado, en medio de grandes inversiones. En el segundo trimestre de este año las actividades económicas que repuntaron fueron la minería, que creció 7,6, el sector financiero y de seguros con 5,3, mientras el de la agricultura se mantuvo estable con 3,6 por ciento. La desaceleración llevó al Gobierno a revisar a la baja la meta de crecimiento del 2008, que ahora tendrá un rango de entre 3,8 y 4,2 por ciento. El Gobierno calculaba a comienzos de este año que el PIB crecería 5 por ciento. El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, dijo que ha sido muy difícil el manejo del aumento en las tasas de interés, junto con el choque de oferta causado por los mayores precios de los alimentos y el alza en los combustibles. “Lo que prevemos nosotros es que vamos a cumplir estrictamente la meta que nos habíamos propuesto. En el pasado la habíamos superado, pero ahora nos vamos a ajustar a lo presupuestado. Es cierto, sin embargo, que un menor crecimiento implica unos ingresos fiscales menores en 500.000 o 600.000 millones de pesos”, anotó. El funcionario indicó que no ve conveniente modificar la metas del 2009. “Las presiones que hemos visto este año en materia de precios de alimentos y combustibles van a ser un poco más moderadas y eso debería permitir que la demanda interna tenga un repunte. También veo un escenario más despejado en materia cambiaria, lo cual le ayudaría al sector exportador a crecer. El subdirector de Planeación Nacional, Andrés Escobar, dijo que el menor ritmo de la economía incidieron los altos precios internacionales del petróleo, la crisis económica en Estados Unidos., entre otros factores. “El crecimiento récord en 2008 es difícil de superar”, agregó Escobar destacando además que un repunte del PIB de 4 por ciento este año no es una cifra mala porque no se trataría de una contracción ni de un mínimo de 1 por ciento. MENOS INVERSIÓN Pese a que los empresarios que están en Colombia dicen que siguen firmes con sus inversiones y que Proexport reporta como creciente el interés de compañías foráneas por el mercado colombiano, las cifras que presentó ayer el Dane evidencian una mayor caída en el crecimiento de la inversión. Esta variable que en el Producto Interno Bruto se refleja en la Formación Bruta de Capital muestra que en el segundo trimestre creció 8,4 por ciento, mientras que en el mismo período del 2007 llegó a 24 por ciento y en el primer trimestre de este año se situó en 10,3 por ciento. Un crecimiento de la inversión de un solo dígito no se veía desde el período julio-septiembre del 2004, cuando fue de 7,9 por ciento. EXPERTOS DIVIDEN SUS OPINIONES SOBRE CAUSAS DE LA DESACELERACIÓN Germán Verdugo, director de investigaciones económicas de Correval sostiene que, a su juicio, la desaceleración de la inversión corresponde a una reacción frente a la decisión del Banco de la República de aumentar sus tasas de interés. Rodrigo Arcila, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Farmacéutica de la Andi, explica que en su sector resultan atractivas las empresas colom- bianas para los inversionistas extranjeros. Sostiene que “muchos de los empresarios que pasan largos años en otros países de la región, a lo primero que se refieren, cuando regresan al país, es a la ventaja que ofrece la mano de obra y la calidad de los profe- sionales colombianos. Por su parte, la cadena extranjera de comidas rápidas McDonald’s señala que la inversión en Colom- bia para este año tiene tres ejes: inversión en ciudades donde ya tiene presencia, inversión en nuevas ciudades y la dirección de recursos hacia la remodelación de restaurantes. En esa línea explica que el cumplimiento de esta política se mantiene de “esta forma mantenemos nuestro compromiso inicial a principios del 2008 en cuanto a la inversión presupuestada”. Voceros de la cadena francesa Carrefour indican que si bien se reconoce la desaceleración de la economía en general no se debe hablar de crisis y en esa medida sus planes de expansión no han cambiado. 4,2 por ciento, es el tope máximo de la nueva meta de crecimiento para este año, fijada por el Gobierno. Sería conveniente cambiar la meta de crecimiento de la economía para el 2009 El director adjunto de Fedesarrollo, Mauricio Santa María, habló con PORTAFOLIO sobre las cifras de crecimiento. ¿Le sorprendieron los resultados? No. Nosotros habíamos pronosticado en Fedesarrollo un crecimiento para el segundo trimestre entre 3,7 y 3,9 por ciento. La razón es que veíamos el deterioro de la situación externa y de las expectativas en el frente interno, sobre todo en lo que tiene que ver con la industria. ¿Qué opina de la revisión a la baja de la meta de crecimiento en el año? Es una buena decisión. Nuestro pronóstico es cercano al 4 por ciento para el 2008, que creo que es realista. ¿Cree usted que al Banco de la República se le fue ‘la mano’ en enfriar la economía? En absoluto. El Banco ha actuado responsablemente de acuerdo con su mandato constitucional, para enfrentar un problema complejo y para desactivar las expectativas, además de moderar un poco el crecimiento de la demanda. ¿Qué efectos pueden tener para la economía una inflación más alta y un crecimiento más bajo? El recaudo de impuestos, en primer lugar, lo cual puede afectar el cumplimiento de las metas fiscales. Por otro lado, está el tema del empleo porque la capacidad de la economía de generar nuevos puestos de trabajo es menor. La experiencia colombiana es que cuando el crecimiento se desacelera ese indicador sufre rápidamente. Finalmente, está el tema de las expectativas de inversión, que se ven deterioradas. ¿Cómo ve el segundo semestre? Con un comportamiento muy parecido al del primer semestre. Vemos un consumo débil, pero una inversión relativamente fuerte, junto a las exportaciones creciendo bien. La inquietud es si el gasto público va a aumentar a un ritmo más rápido, lo cual podría estimular al sector productivo. ¿Deberían cambiar las metas para el próximo año? Yo creo que es conveniente. En el caso de Fedesarrollo pensamos que la economía va a crecer entre 3,5 y 3,8 por ciento. Vemos más compleja la realidad de Venezuela que va a resultar golpeada por los menores precios del petróleo y no vamos a poder escapar de los efectos que la situación tenga sobre nuestro sector exportador. Por otro lado, el 2009 va a ser un año preelectoral y eso puede moderar más el ritmo de inversión, así como el consumo. '' El primer efecto es el descenso en el recaudo de impuestos, que puede afectar las metas fiscales. Mauricio Santa María. Director de Fedesarrollo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido