El PIB crecerá moderadamente en primer trimestre

El Dane revela hoy el comportamiento del PIB del primer trimestre. Analistas alinean sus pronósticos con los del Banco de la República, que sitúan un crecimiento del 2,7 por ciento. Vea cómo están las apuestas.

Mauricio Perfetti, director del Dane, anunciará la cifra de crecimiento del PIB en el primer trimestre del 2015.

Archivo / Portafolio

Mauricio Perfetti, director del Dane, anunciará la cifra de crecimiento del PIB en el primer trimestre del 2015.

Finanzas
POR:
junio 12 de 2015 - 01:56 p.m.
2015-06-12

La caída en los precios del petróleo y de otros productos básicos estratégicos ha intensificado la desaceleración económica en el país.

Algunos analistas prevén que el crecimiento económico podría verse afectado si los avances en la implementación de ajustes macroeconómicos son insuficientes.

Adicionalmente, la aplicación de restricciones monetarias en Estados Unidos, particularmente, la subida de las tasas de interés, podría alejar los flujos de capital.

Estas fugas de capital, junto a las evaluaciones de las perspectivas de crecimiento por parte de los inversionistas, podrán deteriorar la balanza comercial y la inversión, además de mantener un ritmo de depreciación en el peso colombiano.

Aunque las expectativas de algunos analistas revelan un optimismo moderado, también se percibe incertidumbre sobre lo que podrá pasar a final de año.

LAS APUESTAS

El equipo técnico del Banco de la República estimó que en 2015, la economía mostraría una tasa de crecimiento entre 2 y 4 por ciento, pero se acercaría más a 3,2 por ciento.

En ese sentido, para el primer trimestre, la tasa, según el Emisor, rondaría entre 2 por ciento y 3,5 por ciento, pero el pronóstico central sería de 2,7 por ciento.

Para José Vicente Romero, economista principal de BBVA, el crecimiento en el primer trimestre se ubicará en 2,1 por ciento, mientras que la apuesta para 2015 será de 3,1 por ciento.

“El crecimiento del primer trimestre de 2015 será más moderado que el de los otros trimestres del año. Estimamos que en el tercer y cuarto trimestre se vea una aceleración en la tasa de crecimiento, ubicándose en 3,7 por ciento y 3,9 por ciento, respectivamente”, agregó Romero.

La ‘apuesta’ de la comisionistas de bolsa Acciones y Valores es que durante los primeros tres meses de este año el crecimiento interanual será de 2,5 por ciento, mientras que en el agregado del año veremos una tasa de 3,4 por ciento.

“El segundo semestre del año debería mostrar un mejor desempeño económico frente al primero, teniendo en cuenta que el impacto negativo derivado de la coyuntura petrolera registrará la mayor afectación en los primeros meses del año. Adicionalmente, los niveles actuales de devaluación funcionan como un amortiguador para la economía en general, favoreciendo a ciertos sectores de la economía en capacidad de exportar”, indicaron los analistas de la comisionista de bolsa.

Por su parte, Alexander Riveros, economista de Bancolombia, indicó que las proyecciones incorporan la posibilidad de que el ritmo de crecimiento de la economía mejore en el segundo semestre del año.

Para el primer trimestre, Investigaciones Económicas de Bancolombia esperan que la economía haya crecido 2,8 por ciento en términos anuales. En todo 2015, el crecimiento podrá alcanzar 3,4 por ciento y en 2016 subirá hasta 3,7 por ciento.

Un poco más optimista se muestra Camilo Silva, socio y analista de Valora Inversiones, al señalar que el PIB del primer trimestre mostrará un crecimiento entre tres y 3,3 por ciento en términos anuales.

“En el segundo semestre debería mejorar en cifras el PIB, para que lleve a que el promedio del año se acerque al tres por ciento”, agregó Silva.

INDUSTRIA COMO REMEDIO

A pesar de los retos que presenta la coyuntura actual los analistas consultados aseguran que la industria y la agricultura tendrán una buena capacidad de recuperación hacia el segundo semestre, por la devaluación del tipo de cambio y el mayor crecimiento de los países desarrollados.

Por ejemplo, el analista de BBVA señaló que en Estados Unidos y en Europa se concentra el 42 por ciento de las exportaciones colombianas y el 43 por ciento de las exportaciones diferentes a combustibles (datos acumulados de enero y febrero de 2015).

De forma similar, Chacón, de Acciones y Valores, considera que el papel de la industria en la reactivación económica será crucial dado que se ha visto una importante desaceleración en este sector.

“De esta forma, se espera que la puesta en marcha de la refinería de Cartagena contribuya a un mejor desempeño del sector”, comentó el economista de Acciones y Valores.

Para BBVA, otros sectores ‘ganadores’ serán el financiero, construcción y turismo, mientras que los ‘perdedores’ será minería, y seguramente se reportará un desempeño discreto en agricultura.

Por otra parte, la industria se verá beneficiada por los niveles actuales de tasa de cambio en la medida en que éstos se traduzcan en incentivos para la dinámica de los productos industriales transables, teniendo en cuenta una mayor competitividad derivada de un peso mucho más barato.

Alexander Riveros, economista de Bancolombia, reveló que el sector industrial será importante en la medida en que se convierta en generados de empleo formal en el país.

“Las cifras de mercado laboral revelan que el sector manufacturero ha liderado la creación de puestos de trabajo recientemente, y esperamos que esta tendencia se mantenga, lo cual contribuirá a mantener una dinámica positiva en varios sectores de la economía”, añadió Riveros.

No obstante, Guillermo Botero Nieto, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), enfatizó en que el Gobierno debe poner más atención sobre el comportamiento del sector comercio.

En este sentido, el comercio podría volverse un ‘jalonador’ del PIB en la medida en que el crecimiento de las ventas al por menor podrían reportar crecimientos entre cuatro por ciento y cinco por ciento a lo largo del año.

Cabe señalar que Botero resaltó la importancia de comparar el desempeño de la economía en términos intermensuales y no interanuales debido, principalmente, al cambio drástico de las condiciones macroeconómicas y el contexto internacional de un año para otro.

Adicionalmente, el presidente de Fenalco mostró preocupación por que en el sector comercial se ha destruido empleo desde diciembre de 2014: “Las condiciones de la economía, marcadas por bajos precios del petróleo y por la desconfianza por parte de los empresarios, se han reducido los niveles de contratación.