Picasso al rescate

En tiempos de capital escaso, algunos grandes museos del mundo sacan a lucir el arte que guardan en el 'sótano'; el creador del cubismo brilla

POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

ara su aguardada exhibición de esta temporada, el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (Met) ha reunido cientos de obras de Pablo Picasso, desde la pocas veces vista Escena Erótica y pinturas icónicas como Gertrude Stein a una imagen recién descubierta de un cachorro encontrado debajo de capas de pintura en La comida del hombre ciego. Todas las pinturas, dibujos, esculturas y grabados en la exhibición vienen de una sola fuente: la propia bóveda del museo.

En momentos en que museos de todo el mundo tienen que lidiar con presupuestos ajustados y fondos reducidos, muchos recurren a una táctica apropiada para épocas económicamente desafiantes.
Reducen los gastos de las costosas exhibiciones que viajan entre varios lugares y requieren complicados préstamos de arte. En cambio, desempolvan las obras que ya tienen.

Varios museos sacarán sus Picassos esta temporada y recurren a un artista que es universalmente popular. "Picasso en el Museo Metropolitano de Arte", la muestra que se inaugura al público el 27 de abril, exhibirá alrededor de 300 de las 493 obras de Picasso en la colección permanente del museo. Una de las exhibiciones actuales del Museo de Arte Moderno de Nueva York incluye 100 de los grabados de Picasso, todos de la colección del museo. (El MoMA posee alrededor de 1.100 de los grabados conocidos de Picasso). En el Museo de Arte de Filadelfia, los visitantes pueden ver obras como Tres músicos, la colorida pintura cubista de artistas enmascarados, casi todas propiedad del museo. Ninguna de estas exhibiciones se trasladará a otros museos.

Una exhibición de la colección permanente de un museo suele ser considerablemente más asequible que una gran muestra itinerante que toma prestadas obras de otros museos. Además de los costos de transporte, las exhibiciones itinerantes a menudo requieren mayor seguridad y pólizas de seguros más voluminosas.
LeConte Moore, un director general y especialista de bellas artes del corredor de seguros DeWitt Stern, afirma que los costos de seguros para una exhibición que requiere valiosos préstamos de arte pueden ascender a cerca de US$1 millón. Cuando un museo planea una muestra con su propia colección, suele ser cubierta por la póliza que ya posee.

Museos en todo Estados Unidos, que en general operan como entidades sin fines de lucro, buscan formas de trabajar con menos, y muchos reducen su personal y limitan las horas de apertura al público para recortar costos. El Met registró una caída de 22% en sus fondos para el año fiscal que terminó el 30 de junio, aunque el museo prevé que su balance para el actual año fiscal muestre mejoras.

"Incluso mientras seguimos organizando importantes muestras con préstamos, también aliento a mi personal a volver a mirar nuestras colecciones y realmente sacarles el mayor provecho", afirma el director del Met, Thomas Campbell.

Pese a los problemas financieros, la Asociación Estadounidense de Museos informa que la mitad de los museos de arte registró un alza de público el año pasado (el Met recibió 4,8 millones de visitantes en 2010). Una encuesta reciente de la Asociación de Directores de Museos de Arte reveló que 70% de los directores de museos planeaba mostrar más obras de las colecciones permanentes en futuras exhibiciones.

La mayoría de los museos exhibe menos de 10% de las obras de arte en su colección en cualquier momento. Las obras almacenadas suelen incluir una mezcla de piezas que pueden usarse para exhibiciones especiales, y otras que no son adecuadas para mostrar al público porque son frágiles, están dañadas o simplemente ya no se consideran auténticas obras de arte. El Met tiene 34 pinturas de Picasso, pero suele exhibir sólo entre 25 y 28 a la vez. Los dibujos y grabados del artista en general no son exhibidos porque son más frágiles, pero estarán incluidos en la exhibición de esta temporada.

Las muestras compuestas por obras que provienen en su totalidad de colecciones permanentes a veces pueden parecer incompletas o poco satisfactorias, afirman expertos en los museos. "Muy pocos museos tienen una colección lo suficientemente profunda como para lograr hacer eso de forma convincente", opina David Gordon, el ex director del Museo de Arte de Milwaukee que ahora es un consultor de museos. Agrega que la amplia variedad de obras que posee el Met lo convierte en una de las posibles excepciones.

Sin embargo, muchos curadores afirman que las muestras derivadas de colecciones permanentes les dan una oportunidad de prestar más atención a obras familiares. Para su muestra de Picasso, curadores y conservadores del Met pasaron meses investigando la colección y reexaminado las obras con nuevas tecnologías y, en algunos casos, han descubierto pinturas y dibujos adicionales debajo de algunas de las piezas conocidas del artista.

La prolífica carrera de Picasso ¿que produjo más de 18.000 obras conocidas¿y sus estilos pioneros, desde el Clasicismo hasta el Cubismo, lo hacen siempre popular entre los turistas y estudiosos.
"Quizás en tiempos difíciles Picasso salta a la mente", dice Gary Tinterow, curador de muestra del Met. El museo informa que su programa fue concebido antes de que la desaceleración económica fuera un factor.

Siga bajando para encontrar más contenido