Pico alto de la demanda represada durante la crisis

Un reciente informe de la Cámara Colombiana de la Construcción confirmó que la oferta de vivienda para los estratos más altos se redujo, producto de una demanda atendida que había estado quieta durante la crisis (años 1999 al 2003).

POR:
mayo 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-29

A este se suman otros factores, entre ellos, una menor capacidad de compra de los hogares por el alza en la carga financiera –aumento en las tasas de interés– y por las actuales presiones inflacionarias. Incluso, la participación de 71 por ciento de la vivienda en el total licenciado durante los doce meses a marzo evidencia, aún más, la influencia que tiene sobre la desaceleración del agregado. Sin embargo, vuelve a cobrar importancia el desempeñó de los destinos no residenciales, que con base en las licencias acumuladas en los doce meses, a marzo pasado, indican que las edificaciones diferentes a vivienda crecieron 27 por ciento anual. De hecho, el área aprobada para la construcción de industria, oficinas, bodegas y edificaciones para el comercio sustentan esta tendencia que apoyará las menores tasas de crecimiento del sector. Incluso, las proyecciones de Camacol consideran que la menor expansión es consecuente con el desempeño económico nacional que a pesar de la evidente desaceleración no implica riesgos y, por el contrario, garantiza niveles sostenibles de expansión. “Es un proceso lógico de estabilización que, efectivamente, permite explorar otros mercados”, asegura Raúl Colmenares, nuevo presidente de la Federación Nacional de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), quien coincide con Camacol. “Ya está sucediendo con los mercados de bodegas, comercio y hotelería, pero hago énfasis en las bodegas, porque su dinámica está ligada al fortalecimiento y a la creación de empresas que están demandando estos espacios”. El área aprobada para construcción crecerá 8,3 por ciento durante el 2008”. MERCADO MODERADO Si bien las licencias de construcción acumuladas en los últimos doce meses a marzo con destino de Vivienda de Interés Social (VIS) cayeron 3 por ciento, el metraje licenciado para el agregado de vivienda creció 10 por ciento gracias a la dinámica del segmento diferente a la vivienda social (13,8 por ciento anual). “Los últimos resultados para los usos habitacionales registran una importante moderación que obedece tanto a factores de oferta como de demanda”, insiste Camacol. Y agrega que para la VIS la implementación de una nueva metodología en la asignación de los subsidios y la escasez relativa de suelo urbanizable son factores que han afectado significativamente el mercado. Allí, precisamente está el ‘cuello de botella’ que se debe resolver. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido