Piden acciones urgentes para lograr metas del Milenio

Los indicadores en torno a algunos de estos objetivos, que se deben cumplir antes del 2015, muestran lentitud y avances desiguales. Pobreza de Chocó, 5 veces más que la de Bogotá.

Colombia avanza en la dirección correcta para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), pero va muy lento.

Archivo particular

Colombia avanza en la dirección correcta para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), pero va muy lento.

POR:
marzo 05 de 2014 - 03:48 a.m.
2014-03-05

Colombia avanza en la dirección correcta para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cuyo plazo vence el próximo año, pero va muy lento.

En la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en cuyo seno se formularon los ODM, existe la percepción de que Colombia podrá cumplir, en general, pero detrás de esos promedios se esconden enormes desigualdades entre regiones o entre campo y ciudad, y las desigualdades ocultan, a su vez, las mayores vulnerabilidades de ciertos sectores de la población.

Los ODM fueron establecidos para el 2015 por los 189 miembros de la ONU desde el arranque del milenio. Fueron ocho objetivos, con 18 ítems, para superar los grandes problemas que enfrenta la humanidad, como la pobreza, la baja educación, la mortalidad infantil y materna y la lucha contra el VIH y otras enfermedades.

En Colombia, según el coordinador del Pnud, Fabrizio Hochschild, “un esfuerzo decidido y sostenido ahora podría marcar la diferencia en esta gran apuesta”.

Para el experto, en el país la mayoría de esos objetivos podrían cumplirse si se llevan a cabo acciones urgentes y concertadas. Para esto es clave el balance que está a punto de lanzar el Pnud y que EL TIEMPO conoció.

Ese corte de cuentas muestra que en el 2003 ya se había alcanzado la cobertura propuesta en educación básica (grado cero a grado noveno); en el 2012 la cobertura bruta se aproximó a 106 por ciento.

Sin embargo, en los territorios donde hay mayor población indígena los avances son menores, como en Vichada (82,1 por ciento) y Vaupés (79,6 por ciento), que se comparan desfavorablemente con Casanare (122,7 por ciento) y Antioquia (111 por ciento).

En dos décadas, se han creado 1’468.000 cupos para que los niños accedan a la educación básica; sin embargo, el informe indica que la falta de ingresos familiares afecta la asistencia de los hijos especialmente a educación media.

Como avances importantes, el balance del Pnud muestra el desempleo, que bajó de 15,6 por ciento en el 2002 a 9,6 por ciento en el 2013; este y otros factores llevaron a que el objetivo de reducción de la pobreza esté en camino de cumplirse, ya que en el 2012 fue de 32,7 por ciento, 4,2 puntos por encima de la meta para el 2015. La pobreza extrema fue de 10,4 por ciento, 1,6 puntos superior a la meta.

Sin embargo, el descenso ha sido desigual: en Bogotá, la pobreza fue de 11,6 por ciento, cinco veces menos que en el Chocó y cuatro veces menos que en La Guajira. Incluso, en el campo tuvo un ligero aumento en el 2012.

La mortalidad infantil también marcha hacia el cumplimiento. La meta es de 16,7 por cada 1.000 nacidos vivos; en el 2011 fue 17,8.

TAREAS PENDIENTES

No obstante esos resultados, existen otros objetivos que, como lo advierte Hochschild, requieren de esfuerzos mayores para poder cumplir las metas establecidas para el año entrante.

En el 2011, la mortalidad materna por cada 100.000 nacidos vivos registró una tasa de 68,8, (70 fallecidas); la meta es bajar a 45 en el 2015.

Así mismo, para el 2010 la tasa de mortalidad materna en la zona urbana fue de 61 mientras que en la rural ascendió a 102,1.

La reducción del embarazo adolescente está dentro de las otras prioridades reportadas por el Pnud. En el 2010 fue de 19,5 por ciento y la meta es llevarlo a menos de 15 por ciento en el 2015.

La entidad señala que Colombia ha tenido avances en la disminución de muertes por VIH/sida, pero advierte que estas han aumentado en la última década hasta 5,1 por cada 100.000 habitantes en el 2011; la meta es bajarlo a 2 en el 2015.

ASÍ EMPEZÓ LA TAREA DEL CAMBIO

En el año 2000, las condiciones de vida de más de 1.200 millones de personas que viven en extrema pobreza, con menos de un dólar por día para su sustento, prendieron las alarmas.

Entre ellos había 114 millones de niños en edad escolar sin acceso a la escuela, 11 millones de menores de cinco años muriendo a causa de enfermedades fáciles de tratar, medio millón de muertes maternas al año por desatención durante el parto y la maternidad, sentencia de muerte a 3 millones de víctimas del sida y 2.400 millones de personas sin agua potable.

Fue así como 189 países integrantes de las Naciones Unidas aceptaron la invitación de suscribir el compromiso de cambiar la realidad, principalmente de la fuerte hambruna en un mundo donde la producción agrícola mundial podría ser suficiente para alimentar al doble de la población de este.

Ese fue el primero de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, planteados para sacar, en 15 años, por lo menos a la mitad de estas personas de la pobreza, garantizándoles acceso a la salud y la educación, protección a las madres gestantes, reducción de la incidencia del sida y cuidado del medioambiente para asegurar el hábitat de las generaciones futuras.

Cerrar la brecha entre el campo y la ciudad, entre ricos y pobres, entre hombres y mujeres, ha hecho parte de las metas que se trazaron las naciones en busca de un desarrollo más inclusivo. Para ello, los ocho objetivos se desagregaron en 18 metas, entre las que se cuentan la reducción de la tasa de desempleo, alfabetización hasta de los adultos mayores, equidad en los salarios de mujeres y hombres, control de la natalidad como parte del derecho de la mujer a la vida, entre otros.

METAS QUE YA SE CUMPLEN AL 100 POR CIENTO

Son varios los indicadores que Colombia ha cumplido en un 100 por ciento dentro de los ocho puntos generales de los Objetivos del Milenio con miras al 2015.

De 50 indicadores que tienen metas de seguimiento al 2015, 20 muestran avances de más del 90 por ciento, seis están en un rango del 80 al 90 por ciento y 23, por debajo del 80 por ciento.

En el objetivo de disminución de la pobreza, un indicador que tiene un cumplimiento del 100 por ciento es el de la reducción al mínimo posible del número de niños con bajo peso al nacer.

Lina Castaño, directora de Desarrollo Social del Departamento Nacional de Planeación, explica que esto se logró gracias a la cobertura del sistema de seguridad social tanto en el régimen subsidiado como en el contributivo, y más específicamente en la atención a las madres gestantes.

En el objetivo de lograr la enseñanza primaria universal hay cumplimiento anticipado del 100 por ciento en la tasa de cobertura bruta y de repetición.

Sin embargo, hay grandes disparidades en los departamentos de Guaviare (75,1%), San Andrés (78,2%) y Vaupés (79,7%). Esto se logró por los esfuerzos en construcción de infraestructura educativa y por la gratuidad del sistema público. En el tema de la repetición hay avances en estímulos para evitar la deserción escolar.

En el objetivo de promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer hay un cumplimiento en el indicador de la inclusión femenina en las ramas ejecutiva y judicial del Estado gracias a la ley de cuotas.

En el objetivo de reducir la mortalidad infantil aún no hay un cumplimiento del 100 por ciento en los indicadores, pero la mayoría está sobre el 90 por ciento. En el mejoramiento de la salud materna, los indicadores que se han cumplido obedecen también a la mayor cobertura del sistema de salud.

En el caso del combate al VIH sida, sobresalen las campañas para reducir las infecciones, especialmente en población de 15 a 49 años.

En la protección al medioambiente sobresale el esquema de protección a los parques naturales, y en el acceso a nuevas tecnologías hay una cobertura importante en líneas celulares y avances en la campaña de Vive Digital.

HAY AVANCES EN REDUCCIÓN DE LA POBREZA Y DE LA DESNUTRICIÓN

Reducir la pobreza y la pobreza extrema, alcanzar una menor tasa de desempleo, lograr un trato más equitativo para la mujer desde el punto de vista laboral y erradicar la desnutrición de la población infantil hacen parte de esos objetivos en los que el país ha logrado avances significativos, pero en los que necesita trabajar aún más para cumplir con las metas del milenio.

El balance del PNUD indica que si bien en el 2012 no se cumplió el objetivo de erradicar el hambre y la pobreza extrema, es claro que la meta se logrará para el 2015, más con el avance del 87 por ciento que existe hoy allí.

Igual sucede en materia laboral, donde el objetivo es bajar el desempleo a niveles del 8,5 por ciento, lo cual es probable con los esfuerzos para la formalización del empleo, como la reducción de los costos laborales.

En la lucha por erradicar la desnutrición infantil se requiere trabajar en tres frentes: ampliar la cobertura en la atención integral a la primera infancia; implementar el plan nacional de seguridad alimentaria y que se refuercen las acciones para la generación de empleo.

En materia de educación primaria universal ya se cumplieron cinco objetivos. Allí serán claves las nuevas tecnologías para permitir mayor acceso a la información.

En igualdad de géneros, los avances son significativos, pero se requiere trabajar más para reducir la brecha existente en los ingresos laborales de hombres y mujeres. La meta es bajar la tasa al 18 por ciento para el 2015 desde un 20,3 por ciento en el que está hoy.

Un aspecto fundamental tiene que ver con la reducción de la mortalidad infantil, donde dados los avances, lo más seguro es que se cumplan los objetivos. La meta en cobertura de vacunación es del 95 por ciento y hoy llega al 93,8 con la triple viral.

VARIOS DE LOS OBJETIVOS FIJADOS YA NO SE ALCANZARÁN