Piden aplazar la desgravación arancelaria de los TLC

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, envío una carta a los dirigentes de los gremios agropecuarios más afectados por los Tratados de Libre Comercio (TLC).

José Felix Lafaurie, presidente de Fedegán.

Hernando Herrera/CEET.

José Felix Lafaurie, presidente de Fedegán.

POR:
mayo 06 de 2014 - 08:25 p.m.
2014-05-06

En la misiva, Lafaurie les propone hacer un frente común para explorar el aplazamiento de los procesos de desgravación arancelaria de los principales tratados comerciales firmados por Colombia.

"Fedegán nunca ha estado en contra de los TLC, que consideramos un imperativo de la globalización y una gran oportunidad, siempre y cuando no se conviertan en tratados ‘embudo’ para el ingreso de importaciones, pero sin oportunidades para las exportaciones colombianas, que es lo que ha venido sucediendo", señala la carta.

“Han pasado 11 años desde que se empezó a negociar el TLC con Estados Unidos, y desde entonces los gremios hemos pedido con insistencia medidas para adecuar la infraestructura rural y avanzar en la reconversión productiva. Ha habido documentos Conpes, leyes, decretos y muchas promesas pero pocos resultados. En el sector ganadero, la Agenda Interna para la admisibilidad sanitaria se convirtió en cantaleta para el Gobierno, sin que a pesar de ello se vean los resultados", agrega la misiva.

“Me pueden tildar de alarmista y apocalíptico, pero las cifras no mienten -enfatizó Lafaurie-. La balanza comercial del país ya fue deficitaria en US$315 millones en los dos primeros meses y puede llegar, a juicio de expertos, a los US$2.000 millones al cierre de 2014. El próximo 15 de mayo se completarán dos años de vigencia del TLC con Estados Unidos, y pasamos de tener un saldo positivo superior a los US$9.000 millones en 2011, a uno inferior a los US$3.000 millones en 2013. El déficit comercial con Mercosur fue de US$2.123 y con México de US$4.436 millones, mientras que con la Unión Europea ya se registra una tendencia a la baja”.

“Valga la comparación -concluyó el presidente de Fedegán-, necesitamos una verdadera ‘bandera amarilla’ que detenga temporalmente la carrera por los mercados y permita restituir las condiciones de competencia. Por ello creo que los gremios afectados podemos hacer frente común para evaluar la posibilidad de aplazamiento de los TLC más lesivos. No se trata de una renegociación -insistió-, sino de la suspensión temporal de los procesos de desgravación, para que el sector productivo pueda acelerar los procesos de reconversión y el próximo Gobierno tenga una última oportunidad de cumplir los compromisos históricos con el campo”.

Siga bajando para encontrar más contenido