Piden cerrar túnel de la vía Bogotá-Girardot

El responsable de esta obra es Carlos Collins, el mismo del túnel de la Línea, que también está en problemas.

El costo de reparación de ambos problemas fue tasado por el interventor en cerca de 2.000 millones de pesos.

Archivo Portafolio

El costo de reparación de ambos problemas fue tasado por el interventor en cerca de 2.000 millones de pesos.

Finanzas
POR:
octubre 09 de 2014 - 02:56 a.m.
2014-10-09

El túnel Guillermo León Valencia (de 3,9 kilómetros de longitud), una de las principales obras de la autopista Bogotá-Girardot, tendrá que ser cerrado por lo menos siete meses para restaurar las losas del piso y parte del revestimiento, informó la interventoría.

El responsable de esta obra es Carlos Collins, el mismo del túnel de la Línea, que también está en problemas. Son, a la vez, las dos obras de mayor valor en infraestructura adjudicadas por el gobierno Uribe (cerca de 2 billones de pesos) y ambas tienen años de retraso. Los Nule, protagonistas de los más grandes escándalos recientes de corrupción en la construcción de obras públicas, también fueron contratistas de la vía.

El cierre del túnel de la autopista Bogotá-Girardot tendrá un impacto negativo en su flujo vehicular, el segundo más grande del país, con más de 25.000 vehículos en días normales.

La Agencia Nacional de Infraestructura intenta encontrar una fórmula para que el cierre no comience antes de diciembre, pues afectaría la temporada de fin de año, cuando el número de vehículos que circula por esta carretera se multiplica.

Un informe de interventoría de hace dos semanas, determinó que la razón que obliga al cierre de la obra por siete meses, es el daño en “el revestimiento secundario de los nichos de parqueo, que cumple una función estructural dentro del soporte del túnel a lo largo de su vida útil y, por lo tanto, es necesario minimizar la posibilidad de desprendimiento dentro de él para garantizar su estabilidad”.

El otro daño no es menor: 230 losas de la vía presentan fallas estructurales.

Ante estos hechos, el contratista dijo que no es cierto que la Interventoría Consorcio Concesiones 2012 haya descubierto falla alguna en el Túnel de la vía Bogotá Girardot. El tema del recubrimiento secundario de los nichos de parqueo es una vieja controversia técnica que data de diciembre de 2010.

Sobre las losas del Túnel, el contratista dice que es perfectamente normal que después de 42 meses al servicio del segundo tráfico más alto del país y por las especiales condiciones geológicas del terreno, sea necesario el mantenimiento de solo el 7% de la totalidad de las losas.