Su piel refleja su estilo de vida

Los cambios climáticos, el medio ambiente, la polución, el sol y sus rayos UV, la alimentación, el uso de jabones agresivos, la falta de sueño, algunos medicamentos y, en general, el estilo de vida, sin duda, influyen en la salud de la piel. La muestra es que hoy la mitad de la población mundial sufre de piel sensible.

POR:
mayo 20 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-20

Y no es una exageración: ese porcentaje reconoce vivir afectado por síntomas como picazón, quemazón, tirantez, enrojecimiento, descamación e inflamación. Es más, un estudio realizado en Gran Bretaña en el 2001, reveló que de 2.058 voluntarios, el 50 por ciento de las mujeres sufría de piel sensible y entre el 30 y el 40 por ciento de los hombres. Así que no se trata de un problema exclusivamente femenino. Lo peor es que puede ser la puerta de entrada a otras enfermedades como la dermatitis. El dermatólogo alemán Frank Rippke, director médico de Eucerín, sostiene que para tener una piel sana debe existir un equilibrio entre los factores externos y sus defensas naturales. “Para que se mantengan las defensas, así como la capacidad de aislamiento y la piel pueda combatir infecciones, su PH debe ser de 5. Parte de esas defensas es lo que se conoce como manto ácido, una capa que se encuentra bajo la superficie. Se compone del ácido láctico que produce el sudor, vellos y ácidos grasos, que resultan de las glándulas sebáceas”, afirma el médico de visita en Colombia. ENZIMAS DE JUVENTUD Buena parte de ese proceso depende de unas enzimas (tripsina) que son esenciales en el desarrollo de funciones vitales para la salud de la piel como mantener el manto ácido protector, crear una barrera, regular la hidratación cutánea e intervenir en los procesos de descamación que renuevan la piel. Cuando es sensible, dichas funciones se alteran. Por eso, su correcta actividad es esencial para mantener una piel sana, hidratada y protegida de las agresiones externas. Por eso, Rippke se dio a la tarea de investigar las enzimas y medir su actividad para estimularlas y protegerlas. El estudio le valió el reconocimiento internacional Best paper of the year, de la Society of Cosmetic Scientists. Además, analizó los factores relacionados con la aparición de manchas. “Con el paso del tiempo, la piel sufre un proceso de envejecimiento natural y una de sus consecuencias es el melasma, un trastorno de la pigmentación que afecta la piel de mujeres, alrededor de los 40 años y con alta exposición a la radiación UV”. Su aparición también se relaciona con los embarazos, la utilización de anticonceptivos orales y tratamientos hormonales, predisposición genética y origen étnico. Este problema suele tener un gran impacto en su calidad de vida y afectar el bienestar emocional y la apariencia física”. Uno de los tratamientos más novedosos para combatirlo es la aplicación de un ácido (octadecenodioico) que controla la producción de melanina y en consecuencia, el exceso de pigmentación. Sin embargo, el experto aconseja prevenir los daños en la piel, a través de uso de bloqueadores solares y cremas humectantes. PRODUCTOS SEGMENTOS. En el mercado hay tres segmentos en productos para el cuidado de la piel: los de alta cosmética, que los compra el 6 por ciento de los colombianos. La línea dermatológica abarca el 10 por ciento del mercado y los productos de consumo masivo, con marcas líderes como Nivea, Pond’s y L’Oreal. Menos estrés y mejores hábitos Estas son algunas recomendaciones del dermatólogo Frank Rippke, de la Universidad de Götttingen, para cuidar la piel sensible: *No lave exageradamente su rostro. Utilice jabones y productos limpiadores suaves, libres de jabón que hayan sido probados clínicamente en pieles sensibles. Para una adecuada limpieza, se deben eliminar en la mañana las células muertas y el polvo y el maquillaje, en la noche. *Toque menos su cara y lave más sus manos. Evite apretarse y rascarse. Solo le causará irritaciones y cicatrices. *No recurra a peelings ni a procedimientos exfoliantes agresivos. La piel sensible tiene una barrera protectora débil y estas sustancias empeoran su estado. Si necesita productos antiarrugas, prefiera las cremas con ingredientes como Q10 (una enzima que se encuentra en el organismo y tiene efecto antioxidante). *Las pieles sensibles necesitan tratamientos con protección extra. Busque lociones corporales con ph 5. *Si va a probar un producto nuevo, aplique primero una pequeña cantidad en el antebrazo durante algunos días para asegurarse de que no es alérgica a él. Algunos, como los que tienen mucho alcohol o perfume, pueden causar enrojecimiento y quemaduras. *Proteja su piel del sol. Demasiados rayos UV afectan las defensas de la piel y causan envejecimiento prematuro. Evite asolearse entre las 10 a.m. y las 2 p.m. Aplíquese a diario protector solar. *No fume. Reduce el suministro de sangre y promueve el envejecimiento. *Aliméntese y duerma bien. La piel se regenera de noche y recarga sus baterías antioxidantes para estar preparada para el día siguiente. Incluya en su dieta suficientes verduras, frutas y agua. *Controle el estrés, tanto emocional como ambiental. Debilita la barrera de la piel. *No utilice productos al azar, consulte antes un dermatólogo.

Siga bajando para encontrar más contenido