La Pila puede traer desbandada

El Gobierno Nacional podría recibir exactamente lo contrario de lo que estaba buscando al ‘presionar’ a los trabajadores independientes y las empresas pequeñas, definidas como pequeños aportantes, a cumplir con pagos para los cuales no están preparados mediante el uso de la Pila o Planilla Integrada de Liquidación de Aportes en Seguridad Social, y es provocar su fuga en desbandada del sistema.

POR:
mayo 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-06

Así lo afirmó la tradicional publicación de la Asobancaria Semana Económica al analizar las implicaciones de la obligatoriedad para los trabajadores independientes de pagar los aportes a pensiones, lo cual haría que tuviesen que salir del sistema ante la imposibilidad de tener el dinero para este rubro. La entidad que agremia la banca en el país dijo en su publicación oficial que esa población sería la que estaría exenta del pago de pensiones, en caso de que hubiera ley. “Con esto, se tendría un decreto sin ley, lo que no permite resolver el problema de los independientes de bajos ingresos, ni siquiera de forma temporal”. Y sentenció que si el Ministerio no logra establecer una solución efectiva para eximir del pago de pensiones a este grupo, se podría estimular un retiro potencial de afiliados del régimen contributivo por falta de recursos para cubrir los pagos de todos los subsistemas. La Asobancaria, sin embargo, reconoció como evidentes los beneficios de la Pila en términos de eficiencia, transparencia y calidad de la información. Asobancaria hizo un balance de la implementación de la Pila y analizó las dificultades que en particular tienen dos grupos masivos para incorporarse al sistema: independientes y pequeñas empresas. En un documento, el gremio dijo que el Sistema General de Seguridad Social en Salud (Sgsss) define como afiliados a las personas que se encuentran en los regímenes contributivo o subsidiado. El contributivo está compuesto por las personas con capacidad de pago, quienes cotizan o hacen aportes directamente pagados por el trabajador o en concurrencia entre éste y su empleador. El subsidiado corresponde a las personas sin capacidad de pago que han sido clasificadas en los niveles 1 y 2 de Sisbén. El sistema también establece que las personas sin capacidad de pago, que no hayan entrado en el subsidiado, participan temporalmente en el sistema en calidad de vinculados. Según cifras agregadas del Ministerio de la Protección, la población de 44’450.000 habitantes que hay en Colombia, está distribuida en el Sgsss y en los regímenes especiales y exceptuados de la siguiente manera: Subsidiado 20’110.000; el régimen contributivo, 17’400.000, y el Especial y Exceptuados, 2’100.000; Vinculados 4’840.000. EL TEMA DE FONDO Si un trabajador independiente, que escasamente gana el salario mínimo debe cotizar 57.687 pesos para salud, es decir el 12,5 por ciento y 73.840 pesos para pensiones, un 16 por ciento de sus ingresos, para un total de 131.527 pesos, implica que su gasto en seguridad social sería del 28,5 por ciento como proporción del total de sus ingresos. Para Asobancaria este hecho no es viable “además de ser altamente regresivo y profundizar la pobreza de estos segmentos poblacionales”. El Minprotección, busca soluciones. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido