Piloto británico de 65 años quedó ciego en pleno vuelo por apoplejía y logró aterrizar a salvo

Jim O'Neill, quien tiene 18 años de experiencia en el aire, pilotaba un pequeño Cessna en un vuelo entre Escocia y el sur de Inglaterra. Se quedó ciego a más de 1.600 metros de altura.

POR:
noviembre 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-10

"Fue horroroso. De repente, no podía ver los diales que estaban frente de mí", comentó el británico.

En semejante aprieto, el piloto envió una señal de alerta y un centro de control aéreo avisó a la Fuerza Aérea del Reino Unido (Royal Air Force, RAF), que movilizó un avión para hacer de guía.

La aeronave de la RAF, pilotada por el teniente coronel Paul Gerrard, voló a unos cincuenta metros del aparato de O'Neil y lo guió dándole instrucciones por radio hasta la base de la Fuerza Aérea Británica de Linton-on-Ouse (norte de Inglaterra).

Recuperación

Luego del susto, el piloto dijo a los medios "debo mi vida a la RAF", comentó O'Neill, quien consiguió tomar tierra al octavo intento.

Tras su milagroso aterrizaje, el afortunado piloto fue trasladado
inmediatamente a un hospital, donde ya ha empezado a recobrar la vista en un ojo. 

Siga bajando para encontrar más contenido