Pirámides: dos billones de pesos en riesgo

Una especie de pánico financiero se vivió esta semana tras el derrumbe de varias captadoras ilegales de dinero, entre ellas Drfe, con presencia en Antioquia, Valle, Nariño y Risaralda, entre otros departamentos. Una multitud de enfurecidos ciudadanos que fueron estafados por los propietarios de estas pirámides, protestaron para pedir la devolución de su dinero. La situación llegó al punto de convertirse en un problema de orden público, tanto así que hubo toques de queda en Popayán y Santander de Quilichao.

POR:
noviembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-15

Esta vez, nadie se salva de culpa. Ni los ciudadanos incautos que por el afán de dinero fácil metieron altas sumas de dinero en estos esquemas para obtener rentabilidades exageradas pese a las advertencias, ni el Gobierno, que no actuó a tiempo para frenar el avance de estas compañías. Hasta el presidente de la República, Álvaro Uribe, reconoció que la respuesta del Gobierno para frenar a estas compañías se demoró. Preciso el día en que se conoció que los propietarios de estas compañías se dieron a la fuga con el dinero, la Superintendencia Financiera ordenó la devolución de más de 400.000 millones de pesos captados por la firma Proyecciones Drfe y suspender las actividades que venía ejerciendo. En total, se estima que hay cerca de dos billones de pesos en riesgo, y el ministerio de Hacienda advirtió que el Gobierno no tiene por qué indemnizar a quienes perdieron su dinero en estas empresas. CASO PENDIENTE Ahora, los ojos de las autoridades están puestos en DMG, que cuenta con más de 300.000 clientes. Incluso, el general Óscar Naranjo aseguró que en los próximos días se emitirían órdenes de captura contra algunos de sus miembros. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido