Plagio, ciencia y cultura

Los conflictos por derechos de propiedad intelectual siguen presentes en el medio cultural, artístico y científico e involucra a figuras del más alto nivel.

POR:
enero 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-31

Acababa de lanzarse el disco This is it, en memoria de Michael Jackson, cuando Paul Anka denunció que el tema había sido compuesto junto con el Rey del Pop, con el título I never heard, el cual, según Anka, Jackson robó de su estudio. Ante la amenaza de acciones legales, los responsables de los derechos de Jackson ofrecieron a Anka el 50 por ciento de los beneficios de la canción.

Cuando George Harrison lanzó su tema My Sweet Lord, se lo acusó de copiar el tema He's so Fine del grupo The Chiffons. El ex beattle argumentó que se trataba de "inspiración musical asistida", y un tribunal belga lo exoneró por 'plagio subconsciente', pero obligó a Harrison a pagar medio millón de dólares. Compuso entonces el tema The Song, que comienza diciendo "esta canción no infringe ningún derecho de autor".

Otro tribunal belga prohibió en el 2007 a Madonna, la venta de la canción Frozen, por considerar que copió el tema Ma Vie Fout le Camp, compuesta por Salvatore Acquaviva. La Academia de Holywood concedió el Óscar a la película El Cartero, que narra la vida del poeta Pablo Neruda en el exilio: se premió la banda sonora compuesta por Luis Bacalov, pero surgieron denuncias por la utilización en diversos pasajes de la música del tango Madreselva sin reconocer la autoría.

Y el baladista Luis Miguel fue condenado con el español Juan Carlos Calderón y la discográfica Warner Music México, por utilizar el tema Siento nuestro aliento de Lifshitz, para crear el tema Amarte es un placer. Las normas nacionales consideran plagio la similitud de entre 3 y 8 compases, pero el tema O Careta, grabado por Roberto Carlos, tiene 12 compases idénticos con otra obra cuyo autor logró un fallo judicial por 'perfecta imitación melódica', y tras doce años de pleito, el cantante aceptó pagar 74.000 dólares y el demandante desistió del pleito.

Y el Juzgado Mercantil No. 3 de Barcelona, condenó a una multa de 90.000 euros al periódico ADN y su agencia publicitaria por utilizar una canción del francés Manu Chao, pese a la expresa negativa del cantante a autorizar su utilización cuando le fue requerida.

El 16 de marzo, se realizará en Panamá el juicio contra los reggaetoneros puertorriqueños Don Omar y el dúo Wisin & Yandel, por la demanda penal contra los boricuas, interpuesta por Nando Boom en el 2008, acusándolos de supuesto plagio de la canción Enfermo de amor, utilizada en la producción discográfica My space, en la que aparecen como autores los mencionados cantantes.

En la música vallenata es famosa la canción De Rodillas, de la autoría del médico Octavio Daza Daza, y que hizo famoso el Binomio de Oro en la voz de Rafael Orozco y algunos de cuyos versos dicen: podrá desviarse la creciente de un río, podrá no haber más nubes en el cielo, podrán morir muchas regiones por frío, podrá cambiarse la costumbre de un pueblo...

Todo eso pasará... Podrá la muerte en su afán callar mi voz y que tu no escuches mis canciones, podrán volver golondrinas a tu ventana, podrá ocultarse para siempre el Sol, pero nunca se podrá apagar la llama del amor que tú has prendido en mi... Podrán los mares no besar sus playas... podrá invertir su rotación la Tierra. Y hay quienes encuentran gran similitud con el texto de la rima de Gustavo Adolfo Bécquer, titulada Amor eterno, que dice: podrá nublarse el Sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.

Y la letra del tema La Reina, que ha hecho famoso a Diomedes Díaz dice: pueden haber más bellas que tu...habrá otra con más poder que tu... pueden existir en este mundo pero tú eres la reina. Las hay con corona de cristal... Y es muy similar a la letra del poema La Reina de Pablo Neruda, que dice: Hay más puras que tú, más puras... hay más bellas que tú, hay más bellas; pero tú eres la reina. Nadie ve tu corona de cristal.

El maestro Emiliano Zuleta sostuvo, que Guillermo Buitrago hizo la primera grabación de La Gota Fría sin reconocer la autoría de Zuleta, la cual este último logró demostrar ante las autoridades. Y Silvestre Dangond fue demandado por daños y perjuicios por el músico Ernesto Moreno, por haber incorporado en su canción, Cuidado con Judas, el ritmo y los coros de su melodía, El burro de Anastasio.

En otro género musical, Orlando Jaramillo de 60 años, reclama ser el autor del tema Mujeres divinas, y la Dirección Nacional de Derechos de Autor lo certifica como autor; y sostiene que compuso la canción hace más de 30 años y la entregó a Vicente Fernández.

En el ámbito televisivo, el profesor Julio César López asegura que RCN le plagió su novela Silva Morelli, y que con base en esa obra, se escribieron los libretos de la telenovela Valentino el argentino, la cual debió ser retirada del aire con sólo unos pocos capítulos emitidos, ante la amenaza de demanda por parte del escritor.

En el campo tecnológico, los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss demandaron al propietario de Facebook, Mark Zuckerberg, acusándolo de haberse apropiado de su idea, cuando trabajaba contratado por los demandantes, mientras el acusado cursaba su segundo año de derecho.

Los demandantes utilizaron el álbum de fotografías que la Universidad entrega a los estudiantes que ingresan a la ella, para facilitar su socialización, y lo colocaron en la web creando el programa Harvard Connection, y Zuckerberg fue contratado para digitar los códigos. Para terminar el pleito, Facebook aceptó comprar el programa de los demandantes y estos renunciaron a entablar ulteriores demandas.

En el campo tecnológico, la Cámara de Representantes de Estados Unidos reconoció el crédito de la invención del teléfono al italiano Antonio Meucci, reconocida por muchos años a Graham Bell. Se dice que Meucci, inmigrante florentino, no contó con los 250 dólares necesarios para patentar su invento y tenía dificultades con el manejo del idioma inglés.

Se acaban de celebrar los 200 años del nacimiento de Charles Darwin y los 150 años de la publicación de su libro El Origen de las especies, y hay una serie de celebraciones, eventos e inauguración de monumentos conmemorativos. Pero han aparecido voces críticas que sostienen que Darwin intercambió correspondencia con Alfred Russel Wallace, inglés que adelantaba en Indonesia estudios sobre el mismo tema de trabajo de Darwin, y al parecer le comentaba sus resultados en el intercambio epistolar.

Hay quienes creen que Darwin tomó ideas que recibió en dicha correspondencia, sin dar el debido crédito a su colega, y se apresuró a publicar su obra para evitar que Wallace la publicara antes. Llama la atención, que en ámbitos en donde debe reinar la inspiración y la creatividad sean tan reiterados los casos de apropiación de la creación ajena. Por algo, en el origen latino la palabra plagium significaba el sometimiento de una persona libre a esclavitud.

Siga bajando para encontrar más contenido