Plan de Desarrollo traza para 2018 tasa de desempleo de 7,6%

Entre 2013 y 2017 se generarían hasta 2,5 millones de empleos. 2,2 millones saldrían de la pobreza.

Simón Gaviria, director del DNP.

Archivo particular

Simón Gaviria, director del DNP.

Finanzas
POR:
noviembre 19 de 2014 - 12:22 p.m.
2014-11-19

La Colombia del 2018 será muy distinta a la de hoy, con un campo más productivo, con más seguridad y con unas regiones más competitivas, prósperas y en paz. Esto, si se ejecuta lo que establecerá Planeación Nacional en el proyecto del Plan de Desarrollo 2014-2018, cuyas bases fueron presentadas el sábado ante el Consejo Nacional de Planeación.

Sobre 3 pilares se sostiene la carta de navegación del próximo cuatrienio: paz, equidad y educación, para lo cual se establecen 5 estrategias básicas que equivalen a las locomotoras que se manejaron en el anterior cuatrienio. Ellas son: infraestructura y competitividad; movilidad social; transformación del campo; seguridad y justicia para la paz; buen gobierno y crecimiento verde.

Del documento, que contiene 729 páginas, se desprende que el Gobierno tiene cifradas gran parte de las expectativas de desarrollo en la llamada infraestructura 4G, que permitirá entregar vías de calidad al final de la década. En la actualidad, solo 60 por ciento de las vías del país están en buen estado.

Las bases también reflejan la oportunidad de romper con el legado del conflicto y hacer de la paz un potenciador del desarrollo.

Con esas dos prerrogativas se construyó todo un paquete de metas que, en materia de vías, le encomiendan a la Agencia Nacional de Infraestructura la tarea de terminar el proceso de contratación y ejecutar los proyectos 4G que ya están previstos, de aquí al 2018. En consecuencia, al finalizar el cuatrienio, el país contará con 11.000 kilómetros de vías concesionadas, 3.500 de las cuales son dobles calzadas.

Se espera que estos programas logren reducir los tiempos de desplazamiento entre los centros productivos y los puertos, hasta en 30 por ciento, mientras que reducirán los costos de operación en 20 por ciento, lo cual mejoraría la competitividad de los que generan empleo en el país.

En cuanto al tema minero-energético, la producción de crudo estimada en cuatro años será de 1’148.000 barriles día, desde 1’007.000 en el 2013. La cifra es consistente con la establecida en el Marco Fiscal de Mediano Plazo: 1’146.000 barriles. En carbón, la proyección apunta a pasar de disponer de 85,5 millones de toneladas en 2013, a 102,5 millones de toneladas al final del cuatrienio.

Para impulsar el ingreso de los territorios, el plan propone “incluir dentro de la base gravable de la sobretasa a los combustibles, el gas y derivados”.

Es de resaltar que se aspira a soltar la dependencia de las exportaciones de productos minero-energéticos, pues se le apunta a pasar la venta externa de productos y servicios no mineros, de un promedio anual de 21.000 millones de dólares a 27.600 millones.

No obstante, esta cifra es menor a la recientemente estimada por la ministra de Comercio Cecilia Álvarez-Correa.

En cuanto a la movilidad social, la idea es reducir la pobreza monetaria a 24,5 por ciento, desde la línea de base (2013), cuando estaba en 30,6 por ciento.

La seguridad y la justicia estarán cubiertas con una baja en el porcentaje de municipios con incidencia de violencia, de 25 a 16 por ciento, entre otras medidas.

Las bases del plan abarcan todo lo que en el futuro se convertirá en proyecto de ley para cumplir las estrategias planteadas. Así, se contempla control a la evasión, estímulo a los jóvenes para el ahorro pensional, fortalecimiento de las zonas francas, entre otras medidas.

2,4 MILLONES DE NUEVOS EMPLEOS, REDUCIR EVASIÓN DE IVA Y RENTA, Y MÁS

No solo habrá más gente saliendo de la pobreza extrema (2,2 millones personas), según las bases del Plan 2014-2018, sino quese plantean las estrategias para crear 2,4 millones de nuevos empleos, con lo que la tasa de desempleo pasaría de 9,6 por ciento en 2013, a 7,6 por ciento en 2018.

Solamente en la implementación de los proyectos de infraestructura 4G se generarán 180.000 empleos directos en 24 departamentos, de acuerdo con el Plan.

En el mismo tema, se propone promover el teletrabajo, de manera que impulse la productividad laboral. Es así que, se establece en el plan que el 20 por ciento de las principales empresas del país tengan más de 100.000 teletrabajadores.

Un punto clave para que el Plan de Desarrollo sea una realidad es la obtención de recursos. Por lo tanto, el Gobierno se pone la meta de disminuir la evasión del IVA, del 22,5 al 20 por ciento; y la del impuesto de renta de personas jurídicas, de 33,9 a 30 por ciento, lo que permitirá que el país logre ingresos adicionales por 7,1 billones de pesos que serán claves para el objetivo de la paz.

Otras metas fiscales del plan beneficiarían los ingresos territoriales, pues se aspira a lograr la actualización catastral de las áreas urbanas, hasta en un 90 por ciento, teniendo en cuenta que hay regiones con rezagos altos en ese sentido.

La meta de crecimiento anual estimada es de 5,3 por ciento anual en los próximos 4 años, sin embargo, se pondrá especial énfasis en las diferencias regionales, pues mientras en una misma zona, como el Eje Cafetero, Risaralda creció a un ritmo del 5 por ciento, Quindío lo hizo al 2 por ciento.

Son muchas las apuestas que consigna el Plan de Desarrollo 2014-2018. Entre otras, está la aspiración a que las empresas innovadoras pasen de ser el 21,7 al 30 por ciento.

La inversión en ciencia, tecnología e innovación pasaría del 0,5 al 0,9 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto), cifra que todavía es muy baja para el promedio de los países vecinos.

De igual manera es bajo el promedio de libros leídos por colombiano, se aspira a lograr en los próximos 4 años un ascenso, al pasar de 1,9 a 3,2 libros por año.

La propuesta de metas como reducción de la mortalidad en accidentes de tránsito, de 6.219 a 5.721 permite estimar que habrá medidas aún más drásticas para ejercer ese control.

OTRAS BÚSQUEDAS

Pese a los programas de vivienda que se han implementado hasta ahora, el diagnóstico del plan señala que los hogares en condiciones de deficiencia cuantitativa de vivienda aún persiste. La meta es pasarla de 11,5 a 11 por ciento.

Temas de gran impacto para el futuro del país, como la reducción de la mortalidad de niños menores de 5 años, se proyecta bajarla de 7,6 a 6 por ciento; mientras que también se aspira a disminuir la tasa de trabajo infantil, de 9,7 a 7,9

Además, los predios intervenidos por políticas de ordenamiento social y productivo pasarían de 576.000 a 1’280.000.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS