El plan maestro del nuevo jefe de Société Générale

Oudéa espera superar el escándalo del corredor Kerviel, mantener el banco independiente y saltar a los mercados emergentes

POR:
mayo 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-16

En momentos en que Société Générale SA aún trata de recuperarse de uno de los escándalos fi nancieros más embarazosos de Europa, su nuevo presidente ejecutivo, Frédéric Oudéa, dice que continuará la estrategia de su predecesor.

Hace unos días, el banco francés reportó 1.220 millones de euros (US$1.900 millones) en rebajas contables relacionadas con la crisis crediticia, además de los 2.600 millones de euros en provisiones contables anunciadas previamente.

El banco también dijo que la ganancia neta en el primer trimestre cayó a 1.100 millones de euros, frente a 1.430 millones de euros un año antes, lo que atribuyó a la crisis crediticia.

Oudéa, quien acaba de reemplazar a Daniel Bouton como presidente ejecutivo de Société Générale, prometió en una entrevista mantener independiente al banco y al margen de fusiones a gran escala.

Oudéa, de 44 años, dijo que su rol es dejar atrás la reciente pérdida bursátil de 4.900 millones de euros, a la que describe como un "accidente industrial", además de preparar la compañía para una expansión más veloz en mercados prometedores como Rusia y Brasil y restaurar el estatus del banco como un empleador atractivo.

"Este banco tiene todos los recursos necesarios para continuar desarrollándose de forma independiente y rentable", dijo. "Estoy convencido de que el tamaño no es una receta para crear valor".

El nombramiento de Oudéa es otro intento del banco de dejar atrás las pérdidas que sufrió en enero a manos del operador Jérôme Kerviel. El bochorno aumentó cuando se supo que el banco había tenido 2.600 millones de euros en pérdidas provenientes de la inoportuna  inversión en productos hipotecarios en Estados Unidos y que Kerviel había hecho transacciones no autorizadas durante casi tres años. Se empezó a especular que el banco podría ser adquirido por rivales como BNP Paribas SA.

Oudéa dijo que el banco ha recaudado sufi ciente dinero, a través de su reciente ampliación de capital de 5.500 millones de euros, para lograr la meta de Bouton de crecer mediante adquisiciones medianas y un foco en la expansión en mercados emergentes.

Continuidad Bouton no se va del banco. Se muda al piso de arriba en la sede central ubicada en La Defense, cerca de París, para seguir como presidente del directorio. Oudéa dijo que Bouton tendría un papel importante en cuanto a estrategia.

El nuevo presidente ejecutivo señaló que continuará con el plan de Bouton de invertir el fl ujo de caja excedente de las operaciones domésticas y de inversiones bancarias de la compañía para expandir sus actividades minoristas, de administración de activos y de créditos al consumo fuera de Francia.

Oudéa dijo que espera que los bancos europeos se abstengan de las fusiones a gran escala debido a los riesgos y la complejidad asociados a tales acuerdos y, en su lugar, se deshagan de activos para mejorar sus balances, afectados por la escasez de crédito global que ya lleva casi un año. Société Générale, dice Oudéa, estará en guardia para adquirir tales activos.

Primero, Oudéa necesitará seguir reparando la división de in versiones bancarias de Société Générale, afectada por la pérdida bursátil y la escasez de crédito. La ganancia neta de la división cayó 79%, a 139 millones de euros en e primer trimestre, desde 666 millo nes de euros un año antes.

Oudéa dijo que Jean-Pierre Mustier, quien alguna vez fue visto como el potencial sucesor de Bouton como presidente ejecutivo, seguiría dirigiendo la división de banca de inversión. Pero dijo que la unidad continuaría operando a un paso más lento para permitir la introducción de nuevas medidas de control y seguridad.

El 23 de mayo, el banco divul gará dos auditorías contables ¿ una por un comité especial y otra por la firma PricewaterhouseCo opers¿ acerca de cómo un corredor fue capaz de hacer transaccio nes irregulares por tanto tiempo sin ser detectado. Oudéa dijo que no esperaba nuevas revelaciones en los reportes sino, más bien, pautas adicionales sobre cómo preve nir que se repitan tales incidentes Más allá de los mecanismos extra de control, señaló, el banco necesita que los empleados estén atentos a posibles fraudes.

Algo positivo en el reporte de ganancias del banco fue el alza de 33% en la ganancia neta trimestra de sus operaciones minoristas in ternacionales.

Siga bajando para encontrar más contenido