El Plan se raja en crecimiento y pobreza

Las metas que tenía programadas el Gobierno para el 2008 en su Plan Nacional de Desarrollo (PND), no se lograron cumplir tal como lo tenían programado.

POR:
mayo 26 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-26

El cumplimiento de esas proyecciones llegó al 94,2 por ciento, según el balance que entregó el Sistema Nacional de Evaluación de Gestión y Resultados (Sinergia), a través de Planeación Nacional. Si bien desde varios puntos se ha cuestionado el hecho de que sea el propio Estado el que evalúe su labor, es por ahora la medición que se conoce. A través del informe se puede establecer que de seis objetivos planteados, tres avanzaron por encima de lo que se tenía estimado y tres se quedaron cortos en el cumplimiento. Los objetivos que no se lograron alcanzar como lo tenía previsto el Ejecutivo fueron los de crecimiento alto y sostenido; reducción de la pobreza y promoción del empleo y la equidad y un mejor Estado al servicio de los ciudadanos. El más ‘colgado’ fue el de reducción de la pobreza, que alcanzó un cumplimiento de la meta proyectada del 86,5 por ciento. No hay que olvidar que la meta para el 2010 es que la pobreza se reduzca al 39,6 por ciento, según el Plan Nacional de Desarrollo, y que al 2006, que es la última medición que se conoce, ésta alcanzaba al 45 por ciento de la población. En el balance de Sinergia se habla del programa Red Juntos, que es uno de los mecanismos creados por el Gobierno para atender a la población vulnerable, y se establece que el programa logró vincular el año pasado a 329.387 familias “con acompañamiento familiar en 30 departamentos del país, representando un avance de 73,2 por ciento frente a la meta establecida para la vigencia”. Igualmente, se habla de las acciones del Gobierno para formalizar el empleo y capacitar a más personas que hacen parte del mercado laboral. Para el 2010, y según el PND, la tasa de desempleo debe estar en 8,8 por ciento, pero el año pasado cerró en 10,6 por ciento y el último dato de este año habla del 12 por ciento. El otro objetivo que no se cumplió al ciento por ciento fue el de un mejor Estado al servicio de los ciudadanos, cuyo cumplimiento alcanzó el 92,5 por ciento, y se relaciona con la administración pública y su atención al ciudadano. Y el otro objetivo ‘colgado’ fue el de crecimiento sostenido, en el que se contemplan no solo los aspectos fiscales como recaudo, deuda como porcentaje del PIB y balance fiscal, sino también desempeño de los diferentes sectores, la inversión social y mejor distribución de la riqueza. En todo caso, en el 2006 se decía que se debía crecer sostenidamente entre el 5 y 6 por ciento. Avances importantes Un informe del Sistema Nacional de Evaluación de Gestión y Resultados (Sinergia) destaca el mejoramiento de la confianza en el país, aumento de la inversión extranjera, incremento en el nivel de la inversión privada y el comporta- miento de la deuda. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido