Planean bajar honorarios a liquidadores de empresas

Alistan decreto sobre procesos de insolvencia

Audiencia realizada dentro de la liquidación de InterBolsa, un proceso iniciado en enero del 2013.

Archivo

Audiencia realizada dentro de la liquidación de InterBolsa, un proceso iniciado en enero del 2013.

Finanzas
POR:
abril 27 de 2015 - 01:33 a.m.
2015-04-27

Quienes quieran vincularse en el futuro como promotores o liquidadores dentro de procesos de insolvencia empresarial, o como interventores para casos de captación ilegal de recursos, tendrían que pasar por un proceso más riguroso que el actual. Además, a la hora de definir quién lleva un caso específico, será un computador y no un funcionario el que elija, con el fin de tener mayor transparencia. Adicionalmente, los honorarios serían más bajos que los actuales.

Así lo establece un decreto que pasará en próximos días para la firma de los titulares de los ministerios de Hacienda, y de Comercio, Industria y Turismo. En la actualidad hay cerca de 300 profesionales habilitados para asumir estas responsabilidades en el listado de la Superintendencia de Sociedades. “Uno de los temas más relevantes en nuestra acción es la labor de esos auxiliares de la justicia, y mientras más seria e idónea sea la lista de estos, vamos a tener capacidad de actuar con mucho más rigor y eficiencia en los procesos de insolvencia económica”, dijo el superintendente Francisco Reyes.

El decreto en ciernes establece los pasos de un proceso de admisión por méritos a través de un curso y de un examen. Esto, en palabras de Reyes Villamizar, va a permitir que pasen los mejores. No obstante, aclaró que no aplicará a quienes hoy ejercen e indicó que en una verificación de las hojas de vida de los actuales promotores, interventores y liquidadores, se comprobó que todos garantizan una alta idoneidad.

Un cambio que promete generar urticaria es la reducción de los honorarios de esos servidores y que correspondería a entre el 20 y el 40 % del monto actual. “Hemos encontrado que a veces pueden llegar a ser muy altos y queremos garantizar que el funcionario esté bien remunerado, pero que el costo del proceso sea proporcionado, razonable y austero”, añadió Reyes, sobre todo porque este costo recae sobre los bienes de empresas en crisis.

Hoy día, el decreto 962 del 2009 establece que la remuneración de los promotores (que actúan en casos de reorganización, buscando acuerdos de salvamento entre los acreedores) puede ir hasta el 0,2% de los activos del deudor, sin que supere los 80 salarios mínimos mensuales (poco más de 515 millones de pesos). Para las liquidaciones judiciales, según la misma norma, el liquidador puede devengar hasta el 6 % de los activos del deudor insolvente, “sin ser inferiores a 20 salarios ni superiores a 2.300 (1.840 millones de pesos).

“La suma puede sonar astronómica, pero un liquidador que asume un proceso de grandes dimensiones tiene que tener altas cualidades profesionales y dedicarse de manera exclusiva a procesos que, en general, duran de tres a cuatro años”, le dijo a Portafolio alguien que ha actuado como liquidador y pidió guardar su identidad.

Citó como ejemplos la liquidación del Grupo Nule, ordenada desde el 2010 y que aún no concluye; y la de InterBolsa, que viene desde enero del 2013. Fuera de eso, según él, los pagos son demorados y muchas veces les toca pagar de sus honorarios personal que la Supersociedades no autoriza. “Que decidan si quieren profesionales de primera línea, o mediocres que se roben la plata y hagan marrullas", añadió.

MÁS CONTROL A AUXILIARES DE SUPERSOCIEDADES

El nuevo decreto crea un comité con funcionarios de la Supersociedades para apoyar y hacer seguimiento al trabajo de promotores, interventores y liquidadores.

Fuera de eso, habla de un código de ética al que estos auxiliares judiciales deben adherirse, con un régimen de conflictos de interés, y reglas sobre la diligencia que deben observar y cómo deben administrar los activos.

No cambia la prohibición de llevar máximo tres casos y se especifica que este es un servicio personal. “Quien se postula es una persona natural que además ejerce la función jurisdiccional”, anota el superintendente Reyes al advertir sin embargo que el contar con un buen equipo de auxiliares da un puntaje adicional.