Plantas de alcohol: desarrollo para zonas no interconectadas

Producir empleo y garantizar la permanencia de la población en sus municipios es una de las razones del Instituto de Planificación de Soluciones Energéticas (Ipse) para generar proyectos como las plantas de alcohol de Frontino y Vegachí.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

El bioetanol o alcohol carburante es un elemento clave en la fabricación de gasolina, pues constituye un 10 por ciento de su composición. Desde octubre de 2008, todo el país tiene gasolina de estas características, lo que permite oxigenarla, ya que al ser un producto vegetal bajo en carbono, disminuye las emisiones totales de este. Teniendo en cuenta que el país ocupa el segundo lugar en producción de alcohol carburante en Latinoamérica, después de Brasil, el actual Gobierno Nacional decidió apoyar a los pequeños productores para que, agrupados, explotaran sus cultivos de caña. En Colombia, se produce bioetanol desde el 2003 y actualmente hay 40 mil hectáreas de caña sembradas con este fin, mientras que destinadas a la elaboración de azúcar hay 170 mil hectáreas y para panela, 275 mil. A nivel de rendimiento, el Valle del Cauca es el departamento que más cantidades de caña produce, aproximadamente 160 toneladas por hectárea al año. “Somos el país que más utilidad obtiene por tierra sembrada, pues la planicie de esa región permite la tecnificación de los procesos”, señala Jairo Benavides, subdirector de contrastes y seguimiento del Ipse. Por el contrario, las zonas montañosas de Antioquia tienen menor utilidad, pero al ubicar plantas de alcohol se benefician inmensamente a la comunidad, al hacerla parte del circuito energético para la elaboración de gasolina y, al mismo tiempo, aportan un pequeño porcentaje a la total de la producción nacional, que hoy llega a los 346.000 litros por año. FRONTINO: PRÓXIMA A INAUGURARSE Este municipio está ubicado en la zona occidental del departamento de Antioquia, y su cabecera está a 146 kilómetros de Medellín; distancia que recientemente ha sido acortada en 26 kilómetros con la inauguración del Túnel de Occidente. La Planta de alcohol de esta zona está actualmente en construcción y se espera que entre en funcionamiento el primer trimestre del 2009; las proyecciones apuntan a que la planta tenga una capacidad de producción de 5.000 litros de alcohol por día. Este importante proyecto se basó en la experiencia de Barbosa (Santander), donde Corpoica inauguró una planta del mismo tipo el mes pasado. De allí surgió la necesidad de montar otra y fue entonces cuando se tomó la decisión y el Ipse se unió a esta iniciativa aportando 700 millones de pesos para una gran inversión de 6.000 millones de pesos, que también contó con el apoyo de Corpoica y de la Gobernación de Antioquia. Además, la idea es construir una planta de alcohol de segunda generación, para aprovechar todas las partes de la caña, así, en los primeros sistemas se utilizará el jugo obtenido por destilación y en el segundo, el bagazo para, mediante otro proceso, seguir produciendo alcohol. BIODIESEL PARA GENERAR ENERGÍA ELÉCTRICAAdemás de mezclarse con la gasolina, el alcohol carburante se utiliza en la elaboración de biodiesel, pues este es la suma de aceite de palma africana más bioetanol. Actualmente, el Ipse utiliza ACPM en sus centrales de producción de energía en zonas no interconectadas. La idea es remplazar este componente por biodiesel para que las comunidades puedan participar en la realización de toda la materia prima necesaria para producir energía eléctrica, explica Jairo Benavides, del Ipse.'' Uno de nuestros objetivos es ahorrar combustibles fósiles para rendir las reservas nacionales”: Jairo Benavides, subdirector de contrastes y seguimiento del Ipse.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido