La plaza principal de Tegucigalpa no es la misma

La plaza principal de Tegucigalpa no es la misma

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

El monumento ecuestre del prócer hondureño Francisco Morazán sigue inmóvil, pero todo lo demás se tambaleó tras el golpe de Estado en la plaza principal de Tegucigalpa, donde cayeron las ventas de los vendedores de periódicos, lustrabotas y cambistas informales de dólares.

"Las remesas han bajado debido al tiempo político que estamos viviendo", se queja Moisés Díaz, quien trabaja desde hace 27 años en el Parque Central de Tegucigalpa cambiando dólares a los hondureños que reciben dinero de parientes en Estados Unidos.

"De 100 por ciento bajó a 70", dice este cambista informal con un gran fajo de billetes estadounidenses y hondureños en su mano, que compra a 17 lempiras por dólar y vende a 19,05 lempiras. "Es la primera vez que el negocio se ha ido en picada", expresa Díaz, quien explica que los turistas -que han desaparecido desde el golpe de 28 de junio- no recurren a sus servicios, pues utilizan tarjetas de crédito o débito.

Al otro lado de la plaza hay una galería techada con asientos para los clientes, donde una veintena de lustrabotas se ganan la vida sacando brillo a los zapatos de los habitantes de Tegucigalpa. Cobran 20 lempiras (poco más de un dólar), pero desde hace un mes los lustrabotas tienen más tiempo para conversar durante su jornada, porque los clientes han caído a la mitad desde el golpe de Estado del 28 de junio.

"Antes ganaba entre 200 y 250 lempiras, ahora saco 100. Con esto tenemos que arreglarnos", dice Manuel García "La clientela no está viniendo con este golpe de Estado", cuenta Javier Cámez, quien explica que sus principales clientes son "estudiantes, maestros, ejecutivos y abogados".

Las ventas de periódicos también han caído en la plaza y los comerciantes lo atribuyen a que muchos hondureños están molestos por las noticias que ofrece la prensa local, que apoya al gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Siga bajando para encontrar más contenido