Fin al pleito Bancolombia-Gilinski: los tribunales repartieron sus fallos

Ayer terminó la disputa que sostienen la familia Gilinski y el Sindicato Antioqueño, desde hace ocho años, por el negocio de la compra/venta de Bancolombia.

POR:
mayo 17 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-17

¿Quién ganó y quién perdió en este largo litigio, considerado uno de los pleitos más grandes que se ha adelantado en el sector privado? La respuesta a esta pregunta no es fácil de detectar a simple vista. Hay que observar los últimos fallos de los jueces para balancear los resultados de esta prolongada disputa. Ayer, un Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá condenó a Bancolombia a pagarle a los demandantes Jaime Gilinski y George Soros, a través de Quantum (fondos de inversión), la suma de 43.200 millones de pesos, unos 17,4 millones de dólares (ver recuadro). A su vez, el pasado 30 de marzo, otro Tribunal de Arbitramento, había condenado a Jaime Gilinski a pagarle a Bancolombia 63.000 millones de pesos. La demanda entablada porBancolombia, en dicha oportunidad, buscaba que se reconociera la procedencia de 18 reclamaciones presentadas y en consecuencia se hiciera efectiva la garantía fiduciaria constituida por los vendedores para responder por las contingencias del banco vendido, cuyo valor actual asciende a 30 millones de dólares. Meses atrás, en enero del 2004, a través de una Acción de Grupo, el Bancolombia fue condenado a pagar a accionistas minoritarios, entre quienes estaban la familia Gilinski, otros 22.000 millones de pesos (unos 9 millones de dólares), esta vez por no facilitarles información oportuna. De esta suma a Gilinski le correspondieron 12.000 millones de pesos. En el neto, cruzando las cuentas, las partes terminan esta batalla jurídica prácticamente en tablas. Las pretensiones en todas las demanda fueron superiores a los fallos. En la de ayer, el Grupo Gilinski pretendía la resolución del contrato, y la indemnización respectiva por incumplimiento del mismo. El abogado de Bancolombia Jorge Suescún afirmó que los jueces dejaron en claro que no hubo estafa, ni manipulación de acciones en este negocio y que exoneraron a los administradores del BIC. Desde hace ocho años, comprador y vendedor se reclaman en los Tribunales, adelantaron procesos civiles y penales, emprendieron acciones de grupo y populares y acudieron finalmente a los tribunales de arbitramento en el país. El abogado de Gilinski, Néstor Humberto Martínez, afirmó que no descartan que en Nueva York se reabra una acción contra los administradores del Banco. Sin embargo, las acciones fuera del país no han surtido efecto. De hecho en 1999, Gilinski trató de llevar este caso a las cortes en E.U., mediante procesos civiles, pero los jueces en E.U. señalaron que el caso debería adelantarse en Colombia, aunque pidieron que se les informase de la marcha del proceso. En Colombia, está pendiente aún una acción penal, por este mismo negocio, interpuesta por un accionista diferente. EL BIC NO SE COMPORTÓ CON TOTAL PROFESIONALISMO, DICE FALLO"…el Tribunal encontró que el BIC no se comportó sujeto a un profesionalismo propio de su actividad, de conformidad con la buena fe en lo que tuvo que ver con la capitalización en monto inferior a lo previsto y a la mayor obtención de créditos externos que incidieron en el valor del banco fusionado, con impacto en la posición económica de los vendedores", señala el fallo de ayer. Según el Tribunal todos los accionistas antiguos del Banco de Colombia han debido quedar con un 24,99 por ciento de Bancolombia después de la fusión pero solamente obtuvieron el 21,855 por ciento. Por lo tanto. Los antiguos accionistas del Banco de Colombia recibieron en la fusión con el BIC un 3,129 por ciento menos del banco fusionado. Esta conducta causó un detrimento patrimonial a todos los accionistas del antiguo Banco de Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido