Pobreza, un negocio inclusivo con futuro

Uno de los grandes retos que afrontan las empresas en los mercados actuales tiene que ver con la generación de estrategias financieras, que enlazadas con buenas prácticas pueden concebir beneficio dirigido para los diferentes grupos de interés.

POR:
marzo 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-15

Por ejemplo, algunas compañías asumen la tercerización (outsourcing) como una herramienta para hacer más efectivos los procesos y dejar en manos de expertos algunas tareas. Precisamente, esta práctica bien conducida y, en poder de un grupo de interés de la empresa, se podría convertir en un Negocio Inclusivo (NI). Sobre este último concepto, el coordinador nacional de Negocios Inclusivos del Consejo Empresarial Colombiano para el Desarrollo Sostenible (Cecodes), Sergio Rengifo, sostiene que éste es un mecanismo y no una forma de “filantropía”. “No es fraternalismo, es una táctica financiera. El Negocio Inclusivo comenzó en Colombia en el 2007 y se trata de una iniciativa empresarial que, sin perder de vista el objetivo final de generar ganancias, contribuye a superar la pobreza incorporando a personas de escasos recursos a la cadena de valor. Todo esto en una relación de beneficio para las partes”, afirma Rengifo. Según él, los NI pueden ser liderados por empresas grandes y medianas porque tienen un músculo financiero para ayudar a impulsar este tipo de negocios, en el caso de las pequeñas empresas es más complicado que lo pongan en marcha, ya que se debe contar con los suficiente recursos para que de verdad haya ganancia tanto para la población vulnerable, como para la compañía. “Cualquier proyecto que se desarrolle debe presentar garantías de sosteniblidad y ésta se entiende como un equilibrio de enriquecimiento económico, progreso social y un balance ecológico”, explica. ¿Cómo es la metodología y cuánto dura un NI? Para desarrollar un negocio de este tipo se puede aplicar una metodología que consiste en la identificación de aquellas personas de escasos recursos que pueden actuar como proveedores o distribuidores. Con esto se generan ingresos o distribución de productos o servicios, y en los dos casos se está mejorando el ingreso de las personas con bajos recursos. Asimismo, la duración debe fijarse de acuerdo al negocio y cada proyecto puede estructurarse respecto al total de etapas que requiera. Según Rengifo, en el caso del estudio de prefactibilidad, la duración de éste debe ser de unos cinco meses. LECCIONES APRENDIDAS Según el especialista de Cecodes, la propuesta de crear un NI debe ser una decisión política dentro de la compañía, es decir, de la alta dirección. “Es importante el concepto de ‘empresa Ancla’, que asegura mercado y la capacidad de gestión, además, es relevante aterrizar a la realidad lo que se quiere hacer con el proyecto”, explica el Coordinador nacional de NI de Cecodes. Por otra parte, según los resultados de grandes compañías que han puesto en marcha iniciativas inclusivas, el tema de la innovación dentro de la compañía- y no sólo es decirlo sino hacerlo- requiere de un máximo aprovechamiento del capital social existente. EMPODERAR A LA COMUNIDAD Para convencer hay que asegurar resultados positivos de corto plazo para ver si puede llevar el proyecto a escala. Según Rengifo, se debe pensar en que a futuro el NI puede ser tomado como responsabilidad social pero inicialmente es una estrategia de negocio. En ese mismo sentido, el objetivo del negocio es que la compañía grande que arranca el proyecto inicial lo que está haciendo es darle un empujón para que éste sea autosostenible a largo plazo. Según Cecodes, aún no se tiene establecido un número de NI en Colombia ya que no es fácil hacer un conteo exacto por la misma trayectoria del concepto en el país. “Se ha hecho primero la conceptualización y difusión del tema, luego creamos los intrumentos y herramientas para implementar los Negocios Inclusivos. Lo que sí se ha podido ejecutar es un mapeo de la situación actual de éste en Latinoamérica”. De acuerdo con Rengifo, en estudios realizados por algunas compañías, cerca del 100 por ciento de los empresarios está interesado en trabajar más por la inclusión de NI en las empresas. Y una de las garantías de sostenibilidad que tiene el concepto a largo plazo es que la mayoría de las grandes empresas del país están invirtiendo recursos para que éste se posiciones en varias ciudades. ¿Cómo crear un Negocio Inclusivo? * Generar conciencia y sensibilizar al sector empresarial para estimular soluciones corporativas dentro de la compañía. * Generan ideas de posibles negocios inclusivos que pueda crear la empresa. * Seleccionar las mejores ideas y luego hacer un estudio de prefactibilidad económico, social, ambiental y financiero. Este proceso cuesta pero eso minimiza el riesgo de fracaso de los proyectos, tanto para la empresa, como para las personas de escasos recursos. * Comenzar con el proyecto. * Finalmente, medir el impacto del NI. El objetivo es que se pueda mostrar el antes y el después. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido