'El Estado podrá gastar, pero con responsabilidad'

El proyecto de reforma constitucional sobre sostenibilidad fiscal superó ayer el séptimo de ocho debates, al ser votado favorablemente por la Comisión Primera del Senado.

POR:
mayo 26 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-26

Con la iniciativa, se pretende que el Estado pueda manejar las finanzas públicas de una forma más disciplinada, contrario a lo que ha hecho hasta ahora, que gasta más de lo que recibe y, en consecuencia, se mantiene con saldo en rojo. La discusión de este acto legislativo hasta el momento había estado empantanada, pues un grupo de congresistas defendía con ahínco que elevar a principio constitucional la sostenibilidad fiscal implicaba amarrarse el cinturón y abstenerse de gastar, cosa que va en contravía de los derechos sociales de los ciudadanos, en un país que requiere invertir muchos recursos en mejorar las condiciones de vida de los más necesitados. Ayer, una propuesta del Partido Liberal, sustentada por el senador Jesús Ignacio García, planteó que en vez de principio, la sostenibilidad fiscal sea sólo un criterio. "El criterio desarrolla la colaboración armónica de los poderes para evaluar el impacto fiscal de las inversiones. Cuando haya una decisión judicial que afecte las finanzas se podrá negociar para que la sentencia sea modulada", explicó el senador Luis Fernando Velasco. Para el ministro de Hacienda, "la aceptación de la propuesta la hicimos porque se trata de especificar en la Constitución que las diferentes ramas del poder público respetarán el criterio de sostenibilidad fiscal, esto significa que los actos del Gobierno, del Congreso y de las Cortes buscarán que el Estado sea sostenible y se cumplirá con los derechos fundamentales de los colombianos", agregó.- Plazo hasta el 18 de junio A la propuesta de los liberales de dejar la sostenibilidad fiscal como un criterio mas no como un principio constitucional, se sumaron los integrantes del partido Mira, que también se oponían a este proyecto, al cual ahora sólo le queda un debate: en plenaria de Senado, para pasar, antes del 18 de junio (día que terminan las sesiones ordinarias del Congreso), a conciliación de las dos cámaras. Sinembargo, el Gobierno no espera tropiezos.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido