Polémica en Argentina por exportación de carne | Finanzas | Economía | Portafolio

Polémica en Argentina por exportación de carne

Buenos Aires/EFE. Las asociaciones agropecuarias de Argentina reaccionaron ayer indignadas ante el freno a la exportación de carne vacuna aplicada por el Gobierno, en busca de bajar los precios internos de ese alimento.

POR:
marzo 17 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-17

“La prohibición del Gobierno de exportar carne no logrará bajar los precios al público”, advirtió el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati. “Esto es una fantochada, están generando condiciones de frustración y si esto se transforma en bronca, va a derivar en un nuevo paro agropecuario”, aseguró el líder de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. La ‘mesa de enlace’ de las cuatro agrupaciones agropecuarias del país (las otras son Confederaciones Rurales Argentinas -CRA- y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria -Coninagro-), se reunía al cierre de esta edición para analizar acciones conjuntas. Tras restringir los permisos de exportación a mediados del mes pasado, la Secretaría de Comercio frena desde el pasado viernes los embarques de carne vacuna, en unos momentos en que los precios locales acumulan un aumento del 40 por ciento desde finales del año pasado. Las autoridades apuntan a lograr que el precio interno del corte de carne de consumo popular se sitúe en 10,5 pesos (2,7 dólares) por kilo, menos de la mitad del nivel actual. “Una medida similar en 2006 consiguió el efecto contrario”, comentó Biolcati, en referencia a que la suspensión de las exportaciones de carne vacuna de ese año hizo subir los precios. “Es más de lo mismo. En 2006 comenzó el desmantelamiento de la cadena de carne. No hay mercadería. De esta manera, el precio, por desgracia, tiende a subir. En estos cuatro años, nos comimos las hembras en lugar de estar siendo preñadas”, apuntó el presidente de la Sociedad Rural. Buzzi sostuvo que “no hay margen” para frenar el alza de precios internos, debido a que las regulaciones aplicadas por el Gobierno en los últimos años redujeron la oferta de ganado para faena a raíz de la pérdida de rentabilidad de los ganaderos que comenzaron a volcarse en la producción de soya. Al respecto, el líder de la Federación Agraria subrayó que hay unos 12 millones de cabezas de ganado para faenar este año, casi un tercio menos que en 2009, lo cual equivale a 2,5 millones de toneladas de carne que resultarán insuficientes para abastecer al mercado interno. Argentina, con una cabaña vacuna de unos 51 millones de ejemplares frente a una población de unos 40 millones de habitantes, tiene el mayor índice de consumo de carne vacuna por habitante, que es de 73 kilos por año en promedio, según cifras oficiales. A lo largo del año pasado, el país exportó unas 600.000 toneladas de carne de vacuno por valor de 1.686 millones de dólares a un centenar de países, dentro de una lista que encabezan Rusia, Chile, Israel y Venezuela como principales clientes. ‘No prohibimos las ventas’ El gobierno de Argentina aseguró ayer que no ordenó frenar las exportaciones de carnes vacunas para bajar así los precios en el mercado local, tal y como afirma- ron ganaderos y exportadores a la prensa. La presidenta argentina, Cristina Fernández, “no ordenó el cierre de exportaciones de carne, tal como se afirmó periodísticamente”, aseguró el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Fuentes del sector exportador aclararon que la Secretaría de Comercio restringió los envíos al exterior de algunos cortes.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido