Polémica por construcción de hidroeléctrica en Antioquia

El proyecto es el segundo más costoso del país después de Reficar en materia de infraestructura.

Finanzas
POR:
abril 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-26

A ocho meses de que se comiencen las obras de la hidroeléctrica más grande de Colombia, y que a largo plazo producirá cerca del 25 por ciento de la electricidad del país, el proyecto Pescadero - Ituango ya genera un debate que va para largo.

Hasta ahora los dos socios del proyecto, EPM y el Instituto de Desarrollo de Antioquia, han invertido cerca de 300 mil millones de pesos en una primera capitalización en la sociedad Hidroituango, empresa responsable. Sin embargo, hay una preocupación generalizada frente a la posibilidad de que el megaproyecto energético termine en manos extranjeras.

Ya hay seis firmas precalificadas, de China, Brasil y Corea, con una capacidad instalada actual que, en el mejor de los casos, sextuplica la de EPM. "A quienes nos acusan de que vamos a entregar el sueño de 50 años de Antioquia a unos extranjeros por una miseria, la invitación es que EPM nos dé esa miseria y un poco más y se quede con el proyecto", afirmó el gerente del Idea, Álvaro Vásquez.

Por la magnitud de esta obra, la segunda en infraestructura más costosa del país después de la Refinería de Cartagena (Reficar), no se han hecho esperar reacciones frente a la figura de subasta pública, prevista para el próximo 31 de julio.

Ahora la controversia entre representantes del Gobierno departamental anterior, de corte liberal, y funcionarios del actual, conservador, se ha centrado en la viabilidad en el futuro del Idea por entrar a financiar a Hidroituango. Un capítulo más de la polémica se comenzó a escribir ayer cuando Vásquez dio a conocer una comunicación del Ministerio de Hacienda del viernes pasado.

En ella se expresa que la calificación de riesgo de largo plazo del Idea (A+) no bajó, como lo expresó el ex gerente de este ente, el senador electo Eugenio Prieto, pues en tal caso no podría captar recursos de entidades públicas.