Polémica salpica autoridad andina La última semana de noviembre, el Parlamento Andino decide si le quita la investidura a una delegada.

Polémica salpica autoridad andina La última semana de noviembre, el Parlamento Andino decide si le quita la investidura a una delegada.

POR:
octubre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-29

Un presunto ataque violento de la parlamentaria andina peruana, Elsa Malpartida, contra funcionarios que se encargan de la erradicación del cultivo de la coca en su país, ha desatado una fuerte polémica en el vecino país, que incluso amenaza la imagen -y supervivencia- de una de las autoridades subregionales: el Parlamento Andino. En Perú tanto la Fiscalía como la Procuraduría han iniciado investigaciones por lo que la prensa vecina califica de ‘bochornosos hechos de violencia’, que protagonizó la parlamentaria y que llevó a altos funcionarios a pedir que se acabe el Parlamento Andino. Elsa Malpartida es una reconocida líder cocalera de Perú, que fue elegida parlamentaria andina por voto popular. De acuerdo con versiones de los medios peruanos, la parlamentaria agredió e incitó a un grupo de sus seguidores en el municipio de Tocache, al noreste del país, para que golpearan al grupo de funcionarios del Proyecto Especial de Control y Reducción de los Cultivos de Coca en el Alto Huallaga (Corah) y al grupo de policías que los acompañaba. Los hechos ocurrieron el pasado 8 de octubre, y suscitaron una fuerte polémica, pues funcionarios del Gobierno y algunos congresistas rechazaron los actos de violencia y pidieron la pérdida de investidura de la legisladora andina. La indignación llegó a tal nivel, que Antero Flores-Aráoz, ex presidente del Congreso del Perú y hoy representante permanente de este país ante la OEA, aseguró que “el Parlamento andino debería desaparecer, pues no ha contribuido al proceso de integración regional”. Internamente, se habló de quitarle la investidura a la líder cocalera, pero finalmente sus detractores optaron por presentar una queja formal ante el Parlamento Andino, que durante sus sesiones de la semana pasada analizó el caso y el viernes anunció su decisión de crear una Comisión de Ética que investigará durante 30 días los hechos, con el fin de determinar “si incurrió en conducta indebida” con su investidura. La investigación la liderará el parlamentario de Bolivia, Luis Vásquez y participarán el colombiano Óscar Darío Pérez; por Perú Auristela Obando y por Ecuador Marcelo Dotti. Esta comisión tendrá que rendir un informe el primer día de la próxima sesión del Parlamento Andino, órgano que tiene como sede a Bogotá. Pero incluso podría pedir más plazo. La mesa directiva del Parlamento será la primera en conocer el informe, y si encuentra mérito, lo elevará a la plenaria, que será la encargada de tomar la decisión sobre la investidura de la legisladora. La plenaria que decidirá si suspende a la congresista Malpartida o le quita de manera definitiva su representación, está integrada por 5 delegados de cada país: Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú. Frente al incidente, la señora Malpartida se disculpó la semana pasada ante el Parlamento Andino, lo que según algunos de sus colegas, resulta ‘extemporáneo’ frente a las ofensas. En Perú, altos funcionarios y algunos congresistas dijeron que el Parlamento Andino debería desaparecer, tras rechazar los actos de violencia cometidos al parecer por una de sus delegadas”.

Siga bajando para encontrar más contenido