Aunque el valor de las pólizas emitidas en el primer trimestre aumentó, los costos no paran de subir

Las dificultades de la economía han impactado a la industria aseguradora en varios frentes. No solo han caído las ventas de algunos de sus productos más estratégicos, sino que sus costos aumentaron.

POR:
mayo 20 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-20

Esto, en buena medida gracias al incremento del valor del reaseguramiento (el que protege a las aseguradoras).

Estos temas se discuten desde anoche en Cartagena, en el Congreso de Seguros organizado por Fasecolda.

Datos a marzo de este año indican que las pólizas emitidas aumentaron 20,5 por ciento, hasta 2,6 billones de pesos, desde los 2,21 billones del primer trimestre del 2008.

Si bien el resultado es positivo, hay que tener en cuenta que en estos meses se presentaron dos hechos a los que se atribuye buena parte del crecimiento. Por un lado, la firma Positiva, que era la ARP del Seguro Social, ahora se incluye como aseguradora. Además, las rentas vitalicias han tenido un desempeño muy superior al promedio.

Pero en los renglones de seguros con mayor participación en la industria ya se refleja el enfriamiento económico. En seguros de daños, por ejemplo, se registró un decrecimiento de 12,2 por ciento.

El buen desempeño estuvo por el lado de las pólizas de responsabilidad civil, incendio y lucro cesante, ingeniería y cumplimiento. El ramo con mayor participación en la industria, que es el de automóviles, se estancó, con un aumento de solo 0,5 por ciento.

El presidente de Liberty Seguros, Mauricio García, señala que en el caso de los carros ha crecido el número de clientes pero no las primas, por la baja en el valor de los vehículos, la tasa de cambio, la competencia y la disminución del arancel de los importados de Venezuela y México. En contraste, las primas emitidas por concepto de Soat crecieron 14 por ciento.

Otra área golpeada fue la de los seguros personales, donde el incremento fue de 3,2 por ciento, inferior a la inflación. En este punto, el mejor desempeño ha estado en accidentes personales, con un aumento de 22 por ciento. 

El presidente de Alico Colombia (antes AIG Vida), Santiago Osorio, indica que eso responde a que las compañías han hecho grandes esfuerzos en materia de masificación de estos productos. En cuanto al valor del reaseguramiento, el incremento promedio ha estado por encima del 10 por ciento. En consecuencia, las aseguradoras han tenido que ajustar las condiciones y los precios de las pólizas.

Osorio piensa que uno de los principales retos para este año es corregir los desequilibrios técnicos que existen, haciendo un ajuste en los precios para que la rentabilidad no se desplome. En esto coincide el presidente de Liberty.

Y más allá de los desafíos regulatorios que vienen para esta industria, Osorio insiste en que no solo hay que salir en busca de nuevos clientes, sino que además hay que retener a los que ya existen.
 
Ojo con las inversiones

Un informe de la Sociedad Calificadora Duff & Phelps de Colombia sobre la industria aseguradora recomienda -para minimizar el impacto negativo de la desaceleración en las ventas y el aumento en la siniestralidad- tener un mayor control sobre los gastos de adquisición y administración de las compañías.

Así mismo, como las inversiones son las que mantienen los ingresos de las aseguradoras, Duff & Phelps señala que las tesorerías de las compañías deben ser muy prudentes, pues nada garantiza que se mantendrá el buen comportamiento de los portafolios.

Si bien los primeros meses del 2009 han mostrado valorizaciones récord, en especial en renta fija, aún es prematuro decir que la recuperación de los mercados es sostenible.

En Mapfre esperan que la siniestralidad se estabilice indican en el segundo semestre, pero consideran que hay que cuidar la suscripción en ramos como fianzas y cumplimiento, ya que se ve un deterioro en la cartera general del mercado.

Siga bajando para encontrar más contenido