Se pone negra la búsqueda de crudo

“No podemos tapar el Sol con las manos, la crisis internacional tendrá repercusiones en la búsqueda de hidrocarburos en Colombia”. Así, sin rodeos, se refiere el director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Armando Zamora, a la actual coyuntura externa de escasa financiación y bajos precios del crudo, que le mermarán el vigoroso ritmo a la búsqueda de los grandes hallazgos.

POR:
noviembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-04

Pero a renglón seguido Zamora sostiene que aún con precios de 60 dólares por barril, Colombia sigue siendo un país competitivo para localizar reservas por las garantías que ofrece, aunque admite que habrá que guerrear para atraer el capital hacia esta actividad que se ha convertido en el soporte de la inversión extranjera que para este año espera unos 10.000 millones de dólares en total, 4.000 millones solo del sector petrolero. Él no cree que vaya a haber un bajón sustancial en las cifras de inversión en hidrocarburos, debido a la gran cantidad de compromisos que hay firmados con las compañías. “Ahí llevamos una buena inercia, puede que caiga un poco (la inversión) pero no mucho”. La experiencia dice que cuando hay bajos precios y crisis, el capital petrolero se vuelve más selectivo, especialmente en las empresas que tienen una visión de largo plazo. De hecho, en una charla informal, un alto ejecutivo de una multinacional comentó a este diario que como consecuencia del nuevo entorno, la oficina en Colombia había tenido que devolver a la casa matriz los planes de inversión aprobados previamente para una nueva revisión. La incertidumbre asalta al sector en momentos en que el Gobierno se alista para adjudicar una nueva ronda de bloques para buscar hidrocarburos en varias regiones del país. “Me preocupan las nuevas rondas y el tema de crudos pesados, debido a la situación internacional. Ya hemos visto que hay compañías que han revisado a la baja proyecciones de inversión para el próximo año, pero eso será temporal porque el petróleo tendrá que subir”, dijo por su parte, Jorge Cárdenas, presidente de la Cámara Colombiana de Servicios Petroleros (Campetrol). La misma Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) alertó que la caída del precio del crudo, que en su momento más alto en julio de este año tocó los 150 dólares, no solo afectará a sus miembros sino que tendrá un impacto en los países consumidores. “Con precios bajos no se invertirá y habrá una falta de oferta”, sostuvo hace unos días el secretario general de la Opep Abdalla Salem El-Badri. Según el experto Rodolfo Guzmán, director de la oficina de Arthur D’Little en Houston, las empresas más pequeñas que tienen costos más elevados van a verse en la necesidad de posponer o cancelar proyectos. Pero descarta que en las más grandes vaya a haber dificultades para desarrollar los que están en marcha, pues ellas tienen un mayor margen de maniobra y usualmente los presupuestos los hacen con precios más conservadores. SE CONTRAERÁ LA INDUSTRIA El problema podría ser más grave para Colombia donde hay muchas petroleras pequeñas y medianas -por la misma naturaleza de los campos- que verán cerradas las fuentes de financiamiento para ejecutar sus proyectos exploratorios. Y lo que vendrá será una ola de fusiones y adquisiciones de firmas que para sobrevivir tendrán que vender licencias o contratos que les exigen ciertos compromisos en materia de perforación de pozos o ejecución de sísmica. “Nosotros tenemos compromisos contractuales de 100 pozos para el año entrante y la empresa que no cumpla pierde el área y si no tiene plata para cumplir le tocará salir a vender la licencia porque de lo contrario la pérdida es muy alta”, sostiene el director de la ANH. Las compañías que tienen un buen flujo de caja, tipo Ecopetrol, tendrán la sartén por el mango. Esa empresa confirmó que en el 2009 incrementará su presupuesto de inversión más allá de los 4.800 millones de dólares que ejecuta en el 2008 y que su propósito es superar la meta de 20 pozos que perforará este año de manera directa y los 31 que hará con sus asociadas. Para el gremio de las petroleras el panorama no es claro. “Puede suceder que haya proyectos que se queden sin financiación y prospectos que no sean perforables porque ya no dan económicamente”, sostiene por su parte, Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP). La buena noticia es que Colombia ya pasó el 2008. A septiembre habían sido perforados 72 pozos, 10 estaban en proceso y uno más estaba en etapa de movilización de equipos. Lo mejor, la producción en el noveno mes del año continuaba al alza con 612.000 barriles por día. A diferencia de lo que expresó Zamora, Martínez sostiene que bajo este nuevo escenario el país no luce tan atractivo. Entre otras razones porque debido a los elevados precios, se ordenó una modificación para los contratos nuevos que aumenta la participación estatal. “En Colombia no aparecen los barriles que se necesitan para disminuir el riesgo geológico. A pesar de las grandes inversiones se ve que es costosa la exploración porque hay que invertir grandes cantidades de dinero a riesgo para encontrar pocas cantidades de petróleo”, dice el experto. Producir un barril de petróleo en Colombia puede costar 23 dólares, si se le agregan los impuestos, regalías y contribuciones su costo sube a 45 dólares y si se vende a un precio de 60 dólares hay una ganancia de 15 que sigue siendo alta. Sin embargo hay un 85 por ciento de riesgo de fracaso al perforar y no encontrar nada. En los últimos cinco años los descubrimientos de hidrocarburos en Colombia han sido inferiores a los 2 millones de barriles, a diferencia de lo que ha ocurrido en Brasil donde ya se reportaron hallazgos de al menos 5.000 millones de barriles. Gabelas como la reducción del impuesto de renta del 38 al 33 por ciento, un descuento tributario del 40 por ciento de la inversión fija en activos y la eliminación del impuesto de remesas, amén del mejoramiento de la seguridad física, son algunas de las fortalezas con que cuenta el país para seducir a los cautelosos inversionistas. RONDA COLOMBIA SERA UN TERMÓMETRO En los próximos días se cierra el plazo para presentar ofertas para la Ronda Colombia 2008, un pro- ceso en el cual la ANH le está ofreciendo a las compañías petroleras de todo el mundo 43 bloques para buscar crudo y gas en varias regiones del país. A pesar de la coyuntura externa, el director de la ANH, Armando Zamora, dice que hay 35 compañías que han mostrado su interés en participar en este proceso que comprende 7,6 millones de hectáreas, repartidas en varias cuencas y sobre las cuales ya hay buena información geológica sobre la posible existencia de hidrocarburos. Él confía en que se adjudicará el 50 por ciento de los bloques. Las compañías que hagan a la ANH las mejores ofertas de participación en la producción, en caso de encontrar petróleo, así como las que propongan los mayores trabajos exploratorios, se podrán quedar con uno o varios de ellos, los cuales se adjudicarán durante una subasta. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido