El póquer destapa su juego ante la crisis económica

Aprovechamiento del entorno, manejo del riesgo y cabeza fría, algunas de las lecciones ocultas en la baraja.

POR:
mayo 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-01

A sus 45 años, el estadounidense Howard Lederer, uno de los jugadores más carismáticos del tour mundial de póquer está convencido de que este juego de cartas, el más popular del planeta, tiene lecciones para la actual crisis financiera.

"El póquer es una cuestión de agresión controlada, no de demencia total. Hay algo en él que te obliga a pensar racionalmente acerca del riesgo, una clase de actitud muy útil, particularmente en tiempos como estos", señaló el ganador de más de cinco millones de dólares en premios, en una entrevista con Bloomberg.

Y es que como Lederer, son muchos los jugadores y aficionados que creen que el póquer tiene mucho por enseñar.

Para Adolfo Grimaldi, director de operaciones de Winner Group Cirsa, la firma que organiza el torneo más grande de póquer Texas Hold'em en Colombia (ver nota anexa), existe una íntima relación entre el póquer y los negocios.

"Cada persona, cada industria debe saber moverse. En el póquer un jugador puede tener una racha negativa, pero sí sabe analizar y comprender su entorno saldrá adelante. Desde que me quede una ficha, estoy en el juego todavía. Para mí los negocios son eso", explica.

Por su parte, Andrés Obregón, un colombiano de 26 años que vive en Londres y que de a poco se ha metido en el circuito de póquer británico explica "en el juego como en los negocios hay que saber manejar el riesgo. Las mejores oportunidades para ganar pueden estar escondidas y hay que saber encontrarlas".

En una mesa de póquer cada jugador es una empresa. Debe saber manejar sus activos con cuidado y sacar provecho de las ventajas que ofrezcan sus contrincantes. El secreto está en saber leer el entorno, en interpretar las más mínimas señales de la competencia para dominarlos. "En el juego hay algo de azar, pero en el póquer gana el más experimentado, el que mejor analiza el comportamiento de sus contrarios en la mesa", dice Grimaldi.

Sector golpeado

A pesar de que el póquer tiene, al parecer, consejos para afrontar la crisis, es innegable que el sector del juego también se ha visto resentido por la desfavorable coyuntura económica.

Según datos de Global Betting and Gaming Consultants es posible que los jugadores de póquer en Internet de todo el mundo (otro de los fortines del juego) gasten este año 3.870 millones de dólares, un 10,4 por ciento más que en el 2008.

Sin embargo, el crecimiento es menor al 54 por ciento registrado en el 2005 y al 32 por ciento del 2006, cifras que dejan en claro la desaceleración en el sector.

Incluso la Serie Mundial de Póquer, el evento más grande del sector que se realiza en Las Vegas, también ha reducido su bolsa de premios. Mientras que en el 2006 Jamie Gold, ganador del evento principal se llevó 12,06 millones de dólares, Peter Eastgate, campeón de la versión 2008, recibió 'tan solo' 9,1 millones de dólares.

En el mercado interno, los efectos de la crisis internacional también se han dejado ver. "La industria del juego en Colombia, como todas, ha sentido el golpe de la crisis. Lo primero que las personas recortan cuando tienen que apretarse el cinturón son los gastos en entretenimiento", explica Grimaldi.

Texas Hold'em, el rey de las mesas de juego

El póquer es un juego que ofrece diversas variantes. El Texas Hold'em se ha convertido en el más popular de todos por cuenta de las trasmisiones de televisión de la Serie Mundial de Póquer, el torneo más grande de todos.

En esta modalidad cada jugador recibe dos cartas, después de una ronda de apuestas se destapan tres cartas (el 'flop'). Una nueva ronda de apuestas y se abre la cuarta carta ('The Turn'), otra vez se apuesta y se abre la quinta y última carta ('The River').

Gana quien logre la mejor combinación.  

Siga bajando para encontrar más contenido