El póquer de negociadores en Ronda de Doha

Estos cuatro personajes serán determinantes en la reunión que arranca hoy en Ginebra, y que busca salvar el libre comercio. Son, por aparte, defensores de la apertura de fronteras, de las economías emergentes, de los campesinos pobres y de los subsidios agrícolas, y tendrán que ceder si quieren llegar a un acuerdo. ¿Quiénes son estas piezas claves? Celso Amorim: el canciller brasileño es el principal articulador de la estrategia de Brasil en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y una figura clave en las negociaciones de la Ronda de Doha.

POR:
julio 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-21

Experimentado diplomático de 66 años, al que los analistas le atribuyen el mérito de haber mantenido la unidad del G20 y de ejercer de puente con Bruselas y Washington, capitales con las que mantiene un trato directo y constante, a pesar de ser un duro negociador que reclama la más osada desarticulación de subsidios de los países ricos. Amorim ha apostado todas las fichas a la negociación de la OMC, dejando de lado otros posibles acuerdos bilaterales menos ambiciosos, lo que le ha valido elogios, pero también críticas de industriales y agricultores en su país. Susan Schwab: nombrada representante de Comercio de Estados Unidos en abril de 2006, es la tercera responsable de la administración estadounidense que actúa como negociadora jefa en la Ronda de Doha, tras Robert Zoellick y Rob Portman. Menos política que sus predecesores, Schwab, de 53 años, recibió su bautizo de fuego en julio del 2006, en una negociación en Ginebra en la que rechazó comprometerse a bajar los subsidios agrícolas sin una contrapartida para los exportadores estadounidenses. Esto condujo a un callejón sin salida que provocó la suspensión de las negociaciones durante casi seis meses. Peter Mandelson: nombrado comisario europeo de Comercio en el 2004, el británico es el segundo negociador europeo de la Ronda de Doha tras Pascal Lamy, convertido después en director general de la Organización Mundial del Comercio. Al contrario que su predecesor, Mandelson, de 54 años, es visto ante todo como un político y un maestro en el arte de la comunicación. Durante las precedentes reuniones de la OMC, en Hong Kong en 2005 y en Ginebra en 2006, Mandelson fue criticado por varios países de la UE, Francia a la cabeza, por haber hecho demasiadas concesiones en el ámbito de la agricultura sin obtener demasiadas compensaciones en productos industriales y servicios. Kamal Nath: el ministro indio de Comercio e Industria es, a sus 61 años, el líder de los campesinos pobres amenazados por la apertura de fronteras. Nath refuta las exigencias de abrir los mercados realizadas por los países desarrollados. Con su álter ego Celso Amorim, mostró su determinación en Potsdam al negarse a reunirse con Schwab y Mandelson. Su amenaza favorita es recordar a sus compañeros de negociación que tiene un avión esperándole. AFP CUARTETO DE TEMAS Cuatro temas son claves en la reunión de Ginebra: - Subsidios agrícolas: prevé que los países ricos reduzcan sus ayudas a los campesinos. - Aranceles agrícolas: los grandes exportadores agrícolas reclaman una rebaja de los aranceles. - Productos industriales: los países ricos exigen a los del sur que abran más su mercado a los productos industriales. - Servicios: se busca identificar cuáles son los sectores que están dispuestos a abrir más los países a la competencia extranjera. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido