Todas las posibilidades y las ventajas de no ir al banco promueven las entidades financieras

Cada vez hay menos personas que solo confían en entregarle la plata al cajero y en el sello, pues es más fácil y económico usar canales como Internet, teléfonos fijos, celulares y cajeros.

POR:
julio 25 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-25

Para muchos, la ida al banco necesita todo un ritual de preparación: ir a una hora determinada, tener tiempo para aguantar largas filas y pocos cajeros atendiendo, no hablar por celular y fuera de eso, estar alerta para evitar ser víctima de robo.

Pero en la medida en que la tecnología se convierte en el medio para acceder a usuarios jóvenes y a población en lugares apartados, las entidades financieras ofrecen más posibilidades para que los clientes utilicen sus servicios sin necesidad de ir al banco.

Si bien aún no hay un consolidado de cuánto han aumentado este año las operaciones por esos medios, bancos consultados reportan alzas superiores a 20 por ciento en cuanto al valor de las transacciones.

Datos de la Superintendencia Financiera indican que entre el primero y el segundo semestre del 2008, creció 8,5 por ciento el dinero movilizado en medios diferentes a las oficinas.

El vicepresidente de Banca Personas y Pyme de Bancolombia, Santiago Pérez Moreno, considera que "la sucursal bancaria debe ser un sitio de interacción con el cliente, de asesoría y de pedir créditos, mientras que las transacciones deben hacerse en medios más cómodos y menos costosos".

Cajero: un viejo que no pierde vigencia

Los cajeros automáticos, que llevan más de 30 años en el mercado, fueron el primer paso en el avance tecnológico. Pero siguen siendo una solución financiera más allá de las consultas y el efectivo, pues permiten pagos de servicios públicos y transferencias.

En muchos casos su uso no tiene costo, aunque en algunas entidades cobran si se sobrepasa cierto límite de movimientos. Si se hacen operaciones en cajeros de otro banco, el costo supera los 4.000 pesos.

Al Internet solo le falta manejar dinero en efectivo

¿Para qué? Los sitios web permiten casi todo. Consultas de saldo, transferencias, pagos y asesoría personalizada, entre otros. Hasta se pueden hacer inversiones en línea. Lo único es que no sirve para sacar dinero, lo que cambiará con el desarrollo de nuevos medios de pago.

¿Quién? En principio era solo para empresas y segmentos altos. En la medida en que se ha expandido el uso de la red, se han diversificado los usuarios. Es así como este servicio es utilizado por personas entre 25 y 55 años, de estrato tres en adelante.

Ventajas: Voceros del BCSC indican que la principal ventaja es la seguridad y que se puedan realizar cualquier día a cualquier hora. Ojo, esta no es una excusa para no pagar las obligaciones de manera puntual. Si se le vencía un servicio el viernes, pero pagó el domingo, el banco advierte que la transacción quedará registrada como si la hubiera hecho el lunes.

¿Cuánto? La disponibilidad de servicios y costos depende de cada entidad. Solo tres bancos cobran por el acceso a los servicios en Internet y por las transferencias y pagos, pero generalmente la tarifa es menor a 2.000 pesos.

558 billones de pesos se movilizaron por medio de Internet el año pasado, según cifras de la Superfinanciera. Es el segundo canal, después de las oficinas.

Celular para acceder a más usuarios

¿Para qué? Aunque su uso es aún muy incipiente y no todos los bancos lo ofrecen, hay muchas posibilidades. Por lo pronto, su utilidad principal es la consulta de saldos, transferencias, algunos pagos y recibir información de las operaciones. Sin embargo, existen temas regulatorios pendientes de resolver para ofrecer más servicios.

¿Quién? Aunque apenas está despegando, su potencial es enorme, en la medida en que casi todas las personas cuentan con un teléfono móvil, incluso en los lugares más apartados. Por eso, se convierte en el mecanismo para acceder a la población de bajos ingresos y en zonas donde no hay sucursales bancarias.

Los fijos también: Ofrecen consulta de saldos, pagos, transferencias y asesoría.

¿Cuánto cuesta? Tres bancos cobran el acceso al servicio de audiorrespuesta, (Banco de Bogotá, Davivienda y BCSC) a un costo entre 750 y 1.300 pesos. Pero en un número mayor de entidades no solo cobran el acceso sino también las transaccciones. En general, el usuario debe pagar entre 500 y 2.600 pesos por consultas de saldo, pagos a terceros y transferencias.

Algunos costos

1. Un talonario de una cuenta de ahorros cuesta entre 30.000 y 100.000 pesos, dependiendo de la entidad. El único que no cobra es Procredit. Hay cuatro establecimientos que no ofrecen este producto.

2. Si va a hacer retiros de dinero por ventanilla, debe tener en cuenta que el costo oscila entre los 2.750 y los 4.800 pesos. Hay cuatro bancos que no prestan este servicio y otros cuatro que no lo cobran.

3. En caso de necesitar copia de un extracto en papel, tiene que pagar entre 4.000 y 10.000 pesos. Pero si lo pide por Internet, no tiene costo alguno. Claro está que siete bancos todavía no ofrecen este servicio.

4. En los cajeros automáticos del banco donde se tiene la cuenta, la consulta de saldo y los retiros cuestan máximo 3.200 pesos. Incluso, hay numerosas entidades que no cobran hasta cierto número de operaciones.

Declaran la 'guerra' contra el efectivo

De la mano con el uso de canales diferentes a las oficinas para realizar transacciones, otra de las tareas es desarrollar el uso de medios de pago diferentes al efectivo.

No se trata solo de las tarjetas débito y crédito, sino el desarrollo de dispositivos con un código de barras para hacer los pagos, en lo cual ya trabajan algunas empresas.

Además de evitar el riesgo que se corre al cargar con dinero en efectivo, entre las ventajas del uso de la tarjeta está en que se le devuelve al usuario dos puntos del IVA por las compras que pague con el dinero plástico. También permite tener un control efectivo sobre los gastos, pues mensualmente el cliente recibe un extracto con todos los movimientos de su cuenta.

Según Asobancaria, el uso de medios de pago diferentes al efectivo ayuda a que los bancos amplíen su base de clientes, al tiempo que estos servicios son un impulso para las ventas en el comercio.

Datos de la Superintendencia Financiera indican que al cierre de mayo, los establecimientos de crédito contaban con 14,7 millones de tarjetas débito vigentes.

Pero la mayoría de los usuarios las utilizan para hacer retiros, más que para pagar sus compras. Es así como en los cinco primeros meses del año se hicieron retiros de dinero por 8,17 billones de pesos con los plásticos, mientras que se registraron compras por 851.321 millones de pesos.

Por otro lado, hay 7,1 millones de tarjetas de crédito, con las cuales se hicieron compras por 1,1 billones de pesos a nivel nacional, y en el exterior se hicieron pagos por un equivalente a 119.350 millones de pesos.

LUISA GÓMEZ RODRÍGUEZ
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido