Sí es posible hacer cosas importantes partiendo de cero

El viernes pasado se llevó a cabo la quinta versión de Lecciones Empresariales, el encuentro mensual de destacados empresarios con suscriptores de nuestro diario, foro que pretende enseñar valiosas recomendaciones para la creación y desarrollo de negocios en Colombia. En esta ocasión nuestro invitado fue el distinguido empresario Pedro Gómez Barrero, muy conocido por sus múltiples y exitosos proyectos urbanísticos. A continuación resumimos los mensajes de Gómez Barrero que más nos llamaron la atención:

POR:
abril 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-30

* Si se tiene algo de experiencia y unos ahorros se puede vencer el temor de dar el paso trascendental de empleado a empresario. * La clave del éxito es planear con mucho cuidado, conocer a fondo el mercado, estudiar en detalle el producto o servicio que uno quiere ofrecer. * En todo momento hay que tener cuidado con el exceso de confianza en la estabilidad de la economía. * El endeudamiento moderado es sano porque sirve de palanca para el crecimiento, pero hay que tener cuidado porque un alza del costo del dinero puede perjudicar muchísimo a una empresa -como le sucedió a la mía hace casi una década. En la crisis de finales de los 90 en Colombia perdí el 84 por ciento del patrimonio que había acumulado en 30 años de trabajo empresarial. Para afrontar esa crisis, que me produjo un gran dolor en el alma, tuve que reestructurar los pasivos, entregar todos los bienes a los bancos, y vender todos los activos que pude. Pasé de tener 280 empleados a solo 7. Y de tener 3.000 trabajadores en las obras, a ninguno. Pero apenas comenzó a soplar un aire fresco en la economía -a finales del 2000 y comienzos del 2001- decidí comenzar de nuevo. Hoy mi empresa está mejor que nunca. * Me gusta consultar a los varios expertos que tengo en la empresa, pero las grandes decisiones finales las tomo yo solo. * Hay que ser cauteloso, pero no en exceso. Porque para aprovechar las oportunidades siempre hay que tomar riesgos. * Al momento de seleccionar a mis colaboradores de más alto nivel busco no solo que sean profesionales con los conocimientos y la experiencia necesarios, sino sobre todo que sean buenas personas, gente confiable, amable, con la que se pueda compartir y hacer equipo. Esto último hoy en día no es fácil porque hay mucho egoísmo. * Vale la pena traer ideas de afuera, pero siempre hay que adaptarlas a las circunstancias locales. * Hay que tener la audacia para pensar y actuar en grande y a largo plazo. * Cuando se tiene un gran proyecto, muy especial, conviene enfocar toda la energía y los recursos en esa prioridad. * En una época me distraje de mis actividades empresariales al asumir la Embajada de Colombia en Venezuela, pero fue una gran vivencia de la cual no me arrepiento. Creo que le hice un gran aporte a mi país, posiblemente lo más importante que he hecho en mi vida. * Para salir adelante de la crisis lo que me impulsó fue la imperiosa necesidad de recuperarme; sentía una gran fuerza interior que me motivaba a no darme por vencido y recibí un gran apoyo de mi familia, cosa que fue fundamental para comenzar de nuevo con éxito. * La reacción de mi familia cuando les conté que había perdido casi todo mi patrimonio fue maravillosa: me dijeron que el dinero no era lo esencial en la vida y que se alegraban por poder, en ese entonces, pasar mucho más tiempo conmigo al yo no tener una actividad empresarial. * El empresario no se puede dedicar solo a hacer plata. Esa es una vida aburrida. Hay que dedicar parte importante del tiempo a otras cosas muy gratificantes -como el servicio público, la política, la cultura, la academia y la filantropía. * Creo que todos los ciudadanos deben participar en política, porque ésta bien ejercida es trascendental para el progreso de una nación. Así sea parcial u ocasionalmente pienso que todo ciudadano tiene la obligación de hacer política. * La miseria, la pobreza y la ine-quidad son deficiencias graves del país y en estos frentes se progresa muy lentamente. Por lo tanto, todos tenemos que aportar mucho más a sus soluciones. * Estoy convencido de que la educación es la clave del avance sustancial de una sociedad, pero tiene que ser una educación de muy buena calidad. Hoy en día el sistema educativo nacional deja aún mucho qué desear. * Valoro mucho a los maestros -mi madre era maestra en mi pueblo natal, Cucunubá. Por ese motivo creé la Fundación Compartir cuya principal misión es la profesionalización de los maestros de Colombia. * En mi agenda diaria trato de evitar al máximo los desayunos de trabajo, porque como decía un amigo mío, desayunar en la casa es un derecho del ser humano, derecho que preferiblemente se debe ejercer en la cama. * La fórmula para conservar la buena energía, la vitalidad y el entusiasmo en la vida empresarial es embarcarse en proyectos que sean muy interesantes. Eso lo motiva a uno mucho y lo mantiene joven. * Trabajo largas jornadas entre semana, pero el fin de semana es siempre sagrado para la familia. * Me gusta salir al campo y estar con las vacas y los caballos, porque el campo renueva, oxigena. * El éxito nunca se consigue de la noche a la mañana, hay que trabajar intensamente durante mucho tiempo para alcanzar objetivos valiosos. * El conocimiento y la experiencia que uno va acumulando a través de los años es un capital muy preciado. Por lo tanto no se debe abandonar la actividad que uno ha llevado toda la vida, a menos que las circunstancias externas sean muy hostiles contra esa labor (por ejemplo, lo que le sucede en estos momentos a los floricultores con la nociva y prolongada revaluación). * Como se dice en mi tierra cuando uno enfrenta una situación adversa, “hay que buscarle la comba al palo”, es decir, con creatividad y constancia termina apareciendo una salida. * Uno realmente es nadie o muy poco en sí mismo; uno simplemente es parte de un equipo. * Jamás se debe subestimar ni tratar mal a los competidores. Y hay que competir con todo, se debe tratar de ser mejor que los rivales en todos los aspectos. * Para diferenciarse de los demás hay que renovarse continuamente; se deben buscar nuevos productos y nuevos valores agregados a los ya existentes. * Las universidades de Colombia deben tener mucho mayor contacto con la realidad del país. Sus profesores y estudiantes deben analizar los problemas de Colombia y se deben hacer investigaciones que sean pertinentes para el país. * Innovar constantemente es la mayor ventaja competitiva posible. * En Colombia hay que volver a sentir por los maestros lo que en una época se sentía en todas partes: admiración y respeto por su gran autoridad. * En respuesta a un profesor de un colegio de Ciudad Bolívar (que preguntó en el foro cuál mensaje debería llevarles a sus estudiantes de muy escasos recursos) dijo: cuénteles que a pesar de su situación difícil, en Colombia sí es posible hacer cosas importantes partiendo de cero.

Siga bajando para encontrar más contenido