Precauciones en el manejo de los alimentos

Con frecuencia las personas consultan al médico por intoxicaciones que son causadas por consumir productos contaminados o incluso mal preparados.

POR:
enero 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-23

Los principales síntomas de la intoxicación por alimentos son dolor abdominal, vómito y diarrea, que comienzan de manera súbita entre unas horas y un día después de ingerir el producto contaminado. Según los especialistas esta situación podría evitarse, en gran medida, si se pone en práctica una serie de recomendaciones a la hora de seleccionar, almacenar, manipular y cocer los alimentos. De acuerdo con la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, la mayoría de los casos de intoxicación alimentaria ocurren en la casa, por errores en el transporte, en la manipulación, en la preparación y en el almacenaje de los alimentos y productos. Parte de la estrategia de prevención está el conocer cuáles son las bacterias o parásitos que hacen de las suyas y llegan a generar malestares y problemas de salud. Estas son algunas de las bacterias más importantes. E.coli. Esta bacteria, que se encuentra especialmente en la carne picada, causa cerca de 25.000 intoxicaciones al año y cien muertes en Estados Unidos. De hecho, algunos de los afectados por este agente sufren daños permanentes en los riñones (falla renal). La contaminación ocurre, por lo general, durante el procesamiento de la comida, cuando la E.coli, proveniente de los intestinos de los animales, resulta mezclada con la carne. Salmonela. está principalmente en la carne y en los huevos, pero se extiende a otros alimentos, como helados, verduras y frutas, cuando se guardan o empacan con productos contaminados por esta bacteria. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine mostró que el 20 por ciento de las 200 muestras de pollo picado, carne, pavo y cerdo contenían salmonela. Con una preocupación adicional: el 84 por ciento de las muestras de esta bacteria era resistente a por lo menos un antibiótico, y el 53 por ciento, a por lo menos tres antibióticos. Campylobacter. Es especialmente común en aves de corral. La resistencia a los antibióticos está siendo cada vez más común debido al extenso uso de estos medicamentos en el alimento para pollos. En cuanto a los parásitos, entre los más comunes están los oxiuros, los helmintos y la tenia, que infectan el intestino y causan anemia a largo plazo. Antes de consultar suspenda la ingesta de alimentos sólidos, porque va a generar más vómito. En estas condiciones la persona pierde agua, sodio y potasio, que debe reponer de inmediato. Por eso empiece a tomar una solución de hidratación oral. Luego, acuda al servicio de urgencias. FUENTE: SECRETARÍA DISTRITAL DE SALUD DE BOGOTÁ y ESCUELA DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE HARVARD (ESTADOS UNIDOS). Por una alimentación segura Las siguientes recomendaciones ayudan a eliminar los gérmenes presentes en los alimentos. Comprar donde es. Obtenga sus alimentos en sitios reconocidos, limpios y acreditados por las secretarías de salud. Organizar los alimentos. Cuando compre, prepare o almacene alimentos, mantenga apartados la carne cruda, las aves, el pescado y los mariscos del resto del mercado. Esto previene la contaminación cruzada de una comida a otra. Almacenar adecuadamente. Separe la carne y las aves del resto de las compras; envuelva bien la carne cruda en bolsas de plástico para que los jugos no contaminen otros alimentos y guárdela en la parte inferior de la nevera. Lavar siempre. Enjuagar los alimentos bajo el grifo antes de cocinar ayuda a eliminar algunos gérmenes de carne, aves de corral y pescado, además de residuos de pesticidas. Haga lo mismo con verduras y frutas, antes de prepararlas o servirlas. Limpiar. Lave sus manos antes, durante y después de la manipulación y preparación de los alimentos; mantenga aseados todos los implementos de cocina y si está manipulando carnes o mariscos, lave cuchillos, tablas de picar y otros utensilios antes de usarlos con verduras u otros alimentos. Preparación. No confíe sólo en el color para establecer si la carne está completamente cocida. Algunas autoridades sanitarias recomiendan el uso de termómetros para carne. Se requieren diferentes temperaturas para matar gérmenes en distintos tipos de carne. El mejor lugar es la nevera Una de las mayores recomendaciones es nunca dejar ningún tipo de comida, antes o después de cocida, a temperatura ambiente por más de dos horas. Luego debe guardarse en la nevera o en el congelador. Si tiene cantidades grandes de sobras, divídalas en porciones y póngalas en recipientes dentro del congelador o la nevera. HERJOS

Siga bajando para encontrar más contenido