El precio de los 'commodities' | Finanzas | Economía | Portafolio

El precio de los 'commodities'

El precio de los 'commodities'

POR:
septiembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-15

De tiempo en tiempo el precio de los bienes primarios acapara la atención de todos. Así sucedió en los años setenta y viene sucediendo desde hace algunos años. El interés se focaliza tanto en el comportamiento de los precios en el corto y en el largo plazos como en sus determinantes. Concentrados en esas tres dimensiones, Luz Adriana Flórez, del Banco de la República, Fernando Arias, estudiante de economía de la Universidad Nacional en pasantía en la misma institución, y yo, publicamos recientemente el Borrador de Economía titulado Trends, Fluctuations and Determinants of Commodity Prices.

(http://www.banrep.gov.co/docum/ftp/borra521.pdf) a cuyos principales hallazgos deseo referirme en forma breve.

Para analizar algunas características de las series de tiempo de los precios, en el corto y largo plazos, durante el período comprendido entre 1957 y 2007, utilizamos una muestra de diecisiete commodities, así: café, maíz, azúcar, aceite de palma, soya, algodón, trigo, aluminio, hierro, níquel, oro, plata, caucho, carbón, gas natural, gasolina y petróleo. Observamos que los precios de productos tales como café, maíz, trigo, soya, aceite de palma y algodón tuvieron una tendencia a la baja en el largo plazo, contrario a lo ocurrido con los metales y los bienes del grupo de energía.

Esta evidencia no favorece la idea de que el precio de los commodities tiende, en general, a caer en el largo plazo. Adicionalmente, sugiere que la sustitución de la producción podría no ser esencial para países que son productores de metales y energía.

Al estudiar los movimientos de corto plazo de los precios encontramos que los ciclos son, generalmente, asimétricos: duran más los episodios de contracción que los de expansión. Esto es contrario a lo que ocurre con la actividad económica, donde la fase más larga corresponde a los episodios de expansión, como lo pudimos verificar tanto con los precios de los bienes manufacturados como con el índice de producción industrial de los países desarrollados (IPI-DC). Este hallazgo pone en duda la relación tan directa que suele establecerse entre los precios de los commodities y la actividad económica mundial. Excepciones a las fluctuaciones asimétricas se encuentran en los precios de algodón, hierro, níquel y gasolina.

En cuanto a la duración de los ciclos de los precios, medidos de pico a pico (puntos más altos de los precios durante un lapso específico), los más prolongados corresponden a hierro, oro, aluminio y níquel mientras que los más cortos son para los precios de café, maíz, trigo y soya.

Todos los precios de los commodities exhibieron un comportamiento errático; sin embargo durante las expansiones los cambios más abruptos correspondieron al azúcar, plata, café y níquel. Durante las contracciones, las variaciones más drásticas las tuvieron el aceite de palma, el azúcar, el níquel y el café. Por lo tanto, estos tres últimos, sumados al níquel, son commodities cuyos precios son altamente volátiles.

Continuando con el análisis de corto plazo, encontramos que 67 por ciento de los picos y los valles (puntos más bajos de los precios durante un cierto tiempo) tuvieron lugar durante las fases de expansión del IPI-DC. Esto sugiere que los precios de los commodities son mucho más inestables cuando la economía está viviendo períodos de expansión que cuando se está contrayendo.

Para explorar los determinantes de los precios, la muestra fue mucho mayor ya que se hicieron dos paneles con 28 y 22 precios de commodities, respectivamente. Al comportamiento al alza de los precios durante los últimos años se han dado múltiples explicaciones. Entre otras se encuentran: el dinamismo de la economía mundial, en especial el alto ritmo de crecimiento del consumo, la demanda por energía y materias primas de China y otras economías emergentes; las tensiones geopolíticas particularmente en el Golfo Pérsico; la especulación en los mercados de futuros; la presencia de inversionistas institucionales administrando abundantes recursos financieros por concepto de pensiones y cesantías; las mayores facilidades de negociación de los títulos representativos de bienes básicos; la creciente demanda por biocombustibles; los subsidios y barreras a las exportaciones; las condiciones climáticas (sequías, huracanes); etc. Muy seguramente, todos estos factores han contribuido en mayor o menor medida.

Sin embargo, hay una explicación adicional y es la asociada a la política monetaria laxa (en el caso de Estados Unidos esta se produjo entre mediados de 2000 y finales de 2003, por ejemplo). Esta es la hipótesis que exploramos con mayor cuidado en nuestro trabajo, aunque también consideramos la pertinencia de la actividad económica mundial como determinante de los precios de los commodities. Los hallazgos sugieren que existe una relación inversa entre las tasas de interés mundiales y los precios de los commodites: cuanto más bajas las tasas, más altos los precios.
Nuestra interpretación es que bajas tasas de interés conllevan más demanda por capital y, dada la complementariedad entre este y algunos commodities, como petróleo, gas natural, algodón, caucho, etc., en el proceso productivo, la demanda por éstos últimos aumenta y, con esta, el precio de los mismos. Por lo tanto, una de las predicciones de nuestro trabajo es que en la medida en que la política monetaria de los países más importantes se estreche se producirán caídas en los precios de los commodities.

Así mismo, la moderación en la dinámica de la actividad económica contribuirá con dichas caídas. La persistencia en el comportamiento de los precios, también identificada en la investigación, haría que una vez los precios comiencen a caer este fenómeno perdure un buen período. En cualquier caso, creemos que en el largo plazo, deberán desarrollarse tecnologías que sean ahorradoras de commodities.

*Las opiniones expresadas no necesariamente representan las del Banco de la República o su junta directiva.

Siga bajando para encontrar más contenido