El precio del petróleo

En las últimas semanas el precio del petróleo ha tenido un descenso importante: del histórico pico de 147 dólares por barril ocurrido en julio, ha llegado a niveles de 101 dólaresa inicios de septiembre. Ante esta situación, surgen interrogantes acerca de las causas de la caída y respecto al futuro del precio.

POR:
septiembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-15

El descenso se debe, en su componente estructural, a que el crecimiento de la demanda ha disminuido su ritmo y a que se ha presentado (por primera vez en mucho tiempo) un ligero excedente en la oferta mundial de petróleo. Esta desaceleración está liderada por los Estados Unidos, quien consume casi una cuarta parte del petróleo que se produce en el mundo y que en lo corrido del año reporta una disminución del 2,6 por ciento con respecto al año pasado, tendencia que se prevé continuará en el 2009. En Europa se dio un descenso similar el año pasado y este año también hay disminución, pero no tan importante (-0,4 por ciento). Y es que, en general, el mundo desarrollado lleva 3 años con disminución constante en su demanda. La demanda mundial agregada sí ha presentado aumentos porque la demanda asiática sigue alta (Vgr. China, India). En el mundo desarrollado, es un hecho evidente que los consumidores han cambiado sus hábitos de consumo: en los Estados Unidos, el Gobierno informa una disminución sensible en las millas recorridas por los consumidores en el mes de mayo, al inicio del verano que se caracteriza por incrementos en la demanda en el país del norte, al paso que las grandes marcas de automóviles han anunciados menores ventas -en el primer semestre de este año- de hasta el 29 por ciento en una de ellas. Por supuesto, todo ello permite concluir que se trata de nuevos hábitos que llegan para quedarse por largo tiempo. Por el lado de la oferta, la Opep ha incrementado su producción, al igual que los países no miembros del cartel, llegando a un aumento de 890 mil barriles día de nueva producción (julio 08). Se prevé que la producción por fuera de la Opep seguirá aumentando en el 2009, al paso que se está a la expectativa sobre las decisiones del cartel en su reunión del 9 de septiembre sobre un posible recorte. Todo ello dentro de un ambiente mundial de desaceleración económica cuya intensidad en el futuro determinará también el comportamiento de la demanda petrolera. De hecho, los precios de los commodities en general están a la baja en el mundo entero. Al mismo tiempo, el dólar se está fortaleciendo lo cual ha ayudado al descenso del precio del petróleo ya que los capitales especulativos están migrando hacia otros mercados. En este escenario surge la pregunta del millón de dólares: ¿cuál es el precio de largo plazo? El sector petrolero hace cálculos dentro un rango de 80 y 100 dólares el barril: muchos analistas externos al sector coinciden con este rango. Sin embargo, es sabido que la Opep tiene la expectativa de mantener el precio por encima de los 100 dólares barril, con lo cual es de esperar que haya un recorte de producción. El tiempo dirá, pero lo cierto es que se acabaron los tiempos del petróleo a 18 dólares el barril que tuvimos durante varias décadas en el siglo XX. Para la economía colombiana en el presente año, esta disminución en el precio implica menores ingresos por divisas y por concepto de impuestos al sector. Sin embargo, habrán mayores ingresos de los previstos por el Gobierno. Y es que, aunque cada dólar menos en el precio implica alrededor de 300.000 dólares diarios menos en divisas petroleras, el presupuesto del Gobierno fue hecho con una proyección cercana a los 70 dólares/bl., lo cual da un parte de tranquilidad. Un aspecto positivo de la caída del precio, es la disminución para el Gobierno del costo del subsidio a los combustibles líquidos, calculado para el año entrante en 5,9 billones de pesos asumiendo un escenario de precios altos del petróleo. El consumidor final seguirá beneficiándose del rezago que hay entre los precios interno e internacional, que según el programa de desmonte de subsidios anunciado por el Gobierno, podría llevar unos años en igualarse. Desde la perspectiva de la inversión petrolera, es de prever que no habrá impacto negativo en la misma, al menos en el corto plazo. De hecho, Ministro de Minas y Energía ha informado que, con los contratos ya firmados, el país contará con una excelente cantidad de pozos exploratorios perforados en los próximos cinco años. Sin embargo, es obvio que la búsqueda de petróleo crudo no será tan rentable como antes y seguramente afectará el capital disponible para nuevos compromisos exploratorios así como para la inversión en otras fases de la industria petrolera (Vgr. desarrollo, transporte) dado el incremento importante en los costos de bienes y servicios en el sector que se ha dado en los últimos años. El país deberá estar atento al desarrollo de la actividad petrolera y hacer oportunamente los ajustes los a que haya alugar para ver si podemos espantar el fantasma de la pérdida del autoabastecimiento. '' Es sabido que la Opep tiene la expectativa de mantener el precio por encima de los 100 dólares barril, con lo cual es de esperar que haya un recorte de producción. El tiempo dirá, pero lo cierto es que se acabaron los tiempos del petróleo a 18 dólares el barril que tuvimos durante varias décadas en el siglo XX”. '' El país deberá estar atento al desarrollo de la acti- vidad petrolera y hacer los ajustes para espantar el fantasma de la pérdida del autoabastecimiento.Alejandro Martínez Villegas. Presidente Asociación Colombiana del PetróleoWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido