El precio del suelo urbanizable se acelera

Según un informe especial que prepara el Banco de la República titulado ‘Análisis de la cartera y del mercado de vivienda en Colombia’, y el cual será publicado la próxima semana, el precio del suelo crece más rápido que el de la vivienda.

El precio del suelo urbanizable se acelera

Archivo Portafolio.co

El precio del suelo urbanizable se acelera

POR:
octubre 19 de 2013 - 01:40 a.m.
2013-10-19

Y es que según los datos que se conocerán pronto, los precios de los materiales y la mano de obra crecen a un ritmo que no es proporcional al aumento del suelo. Esto está provocando que los precios de la vivienda nueva, sobre todo en Bogotá, se disparen por encima de los ingresos de las familias.

Aunque hay otros factores que encarecen estos inmuebles, como la exigencia de muchos compradores de que los apartamentos tengan dos parqueaderos o las normas que obligan que las nuevas construcciones sean sismorresistentes, el aspecto que más ha llamado la atención es el precio del suelo.

Por esta razón, Esteban Gómez, director del Departamento de Estabilidad Financiera del Emisor, asegura que cuando se analiza el tema del precio de la vivienda, no se puede pensar únicamente en las variables del índice de precios de los inmuebles, pues el mercado tiene muchos factores que lo puede afectar.

Gómez hizo el comentario ayer durante la presentación del informe trimestral sobre estabilidad financiera, en el que indicó, además, que en Colombia los trabajadores, en promedio, destinan 22 de cada 100 pesos de su sueldo a pagar sus obligaciones financieras.

Para el funcionario, aunque estos niveles en el país han ido creciendo, no es para preocuparse, pues evidentemente el país está a la mitad de lo que se considera el nivel de alarma, que el Fondo Monetario Internacional estableció que era del 40 por ciento de los ingresos.

El informe indicó también que la deuda de los hogares colombianos asciende a 100 billones de pesos; de los cuales, el 73,6 por ciento de lo que les adeudan los hogares a las entidades financieras corresponde a créditos de consumo y el restante 26,4 corresponde a créditos de vivienda.

Siga bajando para encontrar más contenido