Precios controlados impulsan el IPC

A partir del 15 de julio, todas las empresas de acueducto y alcantarillado del país podrán aumentar sus tarifas por la prestación de ambos servicios. De acuerdo con lo definido por la Ley 142 de 1994 y la propia Comisión de Regulación de Agua Potable, las empresas de acueducto y alcantarillado están facultadas, aunque no obligadas, para realizar este ajuste en las tarifas cada vez que el IPC alcanza un incremento acumulado del 3 por ciento o superior.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Puesto que entre el 30 de marzo (última mes en que se había alcanzado dicho incremento) y el 30 de junio del 2008 el IPC alcanzó un aumento acumulado del 3,35 por ciento, los colombianos de todos los estratos podrían ver subir el valor de sus facturas de servicios de agua y alcantarillado en ese porcentaje, a partir del próximo 15 de julio, es decir un mínimo de 15 días después de reportado el incremento por el Dane. Justo a partir de hoy, también rigen nuevas tarifas para el transporte público en Bogotá, que incluye el sistema Transmilenio, los buses, las busetas, los colectivos y los taxis. Esta situación podría impactar la inflación del presente mes de julio, período en el que se espera una reducción en los precios de los alimentos, como consecuencia de la salida de las cosechas de la mayoría de los productos agropecuarios. La expectativa por la inflación es cada vez mayor, pues junto al protagonismo que han tenido los alimentos en el costo de vida de este año, se sigue presentando la paradoja de que los rubros que más se han encarecido figuran los que están bajo control de las autoridades. La lista de alzas de los 176 productos que hacen parte de la canasta familiar está encabezada por 15 alimentos que se compran en las centrales de abastos, plazas de mercado y tiendas de barrio. Pero en el puesto 16 ya aparece el servicio de energía eléctrica, cuyo precio se incrementó en 11,44 por ciento en los primeros seis meses, y en el puesto 19 figura el gas, otro producto cuyo precio es regulado, con un alza de 8,85 por ciento. Los precios de estos servicios son regulados mediante fórmulas que fijan las respectivas comisiones de regulación. Recientemente, Andesco -gremio de las empresas de servicios públicos- señaló que la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) hizo un cambio en la fórmula tarifaria para que reflejara más rápidamente el encarecimiento de la comercialización de energía. Este fenómeno se da al comienzo de todos los años. Por su parte, la gasolina, cuyo precio es controlado por el Gobierno, ha subido 6,8 por ciento de diciembre a junio. En lo corrido del año, el agua se ha encarecido 5,92 por ciento, mientras que los servicios de telefonía fija residencial lo hicieron en 3,72 por ciento. Otros bienes y servicios en cuyo costo intervienen decisiones de las autoridades son: tiquetes aéreos, arriendos, pensiones y matrículas. LOS QUE MÁS SUBEN De acuerdo con analistas de Citibank, los alimentos perecederos y los precios regulados son la principal fuente de la inflación en Colombia, y si se excluyen, la inflación parece converger hacia el 5 por ciento, con un alivio casi exclusivo de la inflación de transables (aquellos bienes que se pueden exportar), que permanece cerca del 2,1 por ciento en los 12 meses terminados en junio. En contraste, dice la entidad, la inflación de no transables (bienes y servicios que no se pueden vender fuera del país) permanece alta, en 5,3 por ciento. De la lista de 176 productos, 22 registraron aumentos de precios inferiores al uno por ciento. Igualmente, 34 de estos mostraron descensos en precios, como la panela, la zana- horia, los equipos de sonido y de TV, la, yuca, el azúcar y los discos. Las rebajas en arroz y papa serán graduales Mientras el arroz y la papa son los productos que más han aumentado este año, las anheladas cosechas comenzaron a salir desde mediados de junio. Sin embargo, la alta oferta de estos productos no implicará una baja inmediata y abrupta de sus precios, sino que lo hará gradualmente en la medida en que se recolectan la cosechas. “A finales de julio y principios de agosto bajará el precio al consumidor, sin embargo, no como lo quisiera todo mundo, sino en un índice que permita a los productores mantener la rentabilidad del negocio agrícola, ya que sus costos de producción se han incrementado 25 por ciento durante lo corrido del 2008”, anunció Rafael Hernández, gerente del gremio de los arroceros, Fedearroz. En las cuentas de la Federación Nacional de Arroceros, hasta la primera semana de octubre se hará la recolección y se pondrán en el mercado unas 900.000 toneladas de grano. En cuanto a la papa, el gremio de los productores, Fedepapa, recordó que la temporada de cosecha ya comenzó y se espera que esta se prolongue hasta finales del año. Entre miércoles y jueves la red Sipsa de la Corporación Colombia Internacional informó que el precio de la papa bajó 10 por ciento. “En total, se espera que de los campos salgan al mercado de las centrales de abastos y plazas de mercado del país, no menos de 2,4 millones de toneladas, las suficientes para abastecer el mercado interno y reducir los precios al consumidor”, informó Augusto del Valle, gerente de Fedepapa. Tal cantidad del tubérculo, de todas las variedades, se recolectará en Cundinamarca, Boyacá, Nariño, Antioquia, Cauca, Norte de Santander y Caldas. 10 por ciento bajó el precio de la papa en los últimos dos días, de acuerdo con el seguimiento que realiza el Sistema de Información de Precios Agropecuarios (Sipsa). WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido