Precios del crudo pasarían factura a impuestos municipales

Según un informe de Fitch Ratings caería el recaudo de tributos como el de industria y comercio.

Los ingresos de libre destinación de los municipios se afectarían por cuenta de la caída del petróleo.

Archivo Portafolio

Los ingresos de libre destinación de los municipios se afectarían por cuenta de la caída del petróleo.

Finanzas
POR:
marzo 02 de 2015 - 12:20 a.m.
2015-03-02

El desplome de la cotización internacional del petróleo no solo le pasará factura al recaudo de impuestos nacionales durante este año, sino a los tributos regionales que se derivan de la actividad petrolera. Así lo señala un informe revelado por la firma calificadora Fitch Ratings, el cual advierte que los niveles de inversión territorial también pueden verse perjudicados por cuenta de este fenómeno.

Al tiempo que el Gobierno calcula que sus ingresos fiscales caerán este año en cerca de $9 billones por cuenta de menores precios del petróleo, Fitch resalta que “el recaudo tributario de las entidades territoriales de las regiones petroleras del país podría disminuirse en el mediano plazo”.

Esta reducción, precisa el documento, se daría por vía del impuesto de industria y comercio (ICA) que pagan las petroleras a los municipios y por el lado de los gravámenes de consumo para los departamentos. “Otros impuestos provenientes directamente de la actividad petrolera decrecerían”.

Ciudades que reciben rentas petroleras como Villavicencio, Yopal, Arauca y Barrancabermeja, sostiene el informe, podrían registrar menores dinámicas en consumo, comercio y oferta de servicios, lo cual llevaría a una afectación del impuesto ICA. A esto se suma que el recaudo del gravamen predial disminuiría debido a una caída de la demanda de vivienda.

Tan solo en Villavicencio, el impuesto predial representa en promedio un 42 por ciento de los ingresos tributarios del municipio, mientras que el gravamen ICA equivale al 20 por ciento.

“Con recursos menores provenientes de estas rentas, los ingresos corrientes de libre destinación de estos municipios ubicados en regiones petroleras podrían disminuirse”, sostiene la calificadora.

Agrega que el apretón en los ingresos de la industria petrolera puede llevar a que los municipios no productores, por los que pasan oleoductos y gasoductos, reciban menos recursos derivados de un impuesto que se liquida sobre el total de barriles de petróleo y gas transportados por esas tuberías.

Amylkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos (Fededepartamentos), señaló que la mayor afectación para las regiones se dará por la reducción en las ganancias de Ecopetrol.

Según el Marco Fiscal de Mediano Plazo del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, se estima que los dividendos que recibirá este año la Nación, como accionista mayoritario de la compañía estatal, serán de $8,4 billones para el cierre de este año (lo cual significaría una reducción del 22 por ciento frente a lo previsto para todo el 2014).

¿MENOR INVERSIÓN TERRITORIAL?

El informe de la calificadora Fitch Ratings señala que a partir del próximo año “la disponibilidad de recursos a través de asignaciones directas y de fondos del Sistema General de Regalías (SGR) podría ser ajustada por las entidades territoriales si los precios actuales del petróleo se mantienen”.

Esto, agrega, limitaría fuertemente a las regiones para presentar proyectos a los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad).

En vista de tener menores recursos, Planeación Nacional anunció que priorizará las obras que deben aprobarse en los Ocad. Sin embargo, el Gobierno mandó un mensaje de tranquilidad al afirmar que existe un fondo de estabilización que tiene $6 billones y que servirá para evitar que se paralicen las iniciativas que se venían financiando con regalías.