Precios y E.U. tienen en jaque a las exportaciones

La situación no sorprende, en la medida en que desde el año pasado se venía advirtiendo que los buenos precios de los bienes básicos no durarían para siempre.

POR:
julio 06 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-06

Hace un año, las exportaciones estaban de fiesta, gracias a los precios de las materias primas. Y ahora, ese mismo elemento, sumado a la fuerte desaceleración de la economía mundial, provocó un retroceso de 17 por ciento en las ventas colombianas al exterior de los cuatro primeros meses del año.

Pero no solo la cifra de exportaciones es menor (9.940 millones de dólares entre enero y abril de este año, frente a 12.014 en el mismo periodo del 2008), sino que además ya descuadró las cuentas del comercio exterior, pues el déficit asciende a 117 millones de dólares.

De todas formas, la situación no sorprende, en la medida en que desde el año pasado se venía advirtiendo que los buenos precios de los bienes básicos no durarían para siempre. Por ejemplo, en abril del año pasado, el barril de petróleo WTI se cotizó en promedio en 105 dólares, mientras que durante el mismo mes del 2009 se negociaba en promedio en 54 dólares.

Justo en ese lapso, las ventas de crudo colombiano al exterior tuvieron una caída de 41,4 por ciento en valor, mientras que en volumen aumentaron 25 por ciento.

En las últimas semanas el precio del petróleo se ha recuperado, al punto que gira alrededor de los 70 dólares y por ello, podría esperarse una recuperación en las próximas cifras que revele el Dane. Pero lo cierto es que el punto de comparación sigue siendo muy alto. No hay que olvidar que el petróleo alcanzó un máximo de 146 dólares en los primeros días de julio del 2008.

Baja demanda

El otro elemento cuya amenaza se hizo realidad fue la reducción de la demanda en los diferentes países, como consecuencia de la menor actividad económica, especialmente en países desarrollados.

No cabe duda que Estados Unidos es el principal responsable, pues se trata del mayor socio comercial de Colombia. Con ese país, la caída en los cuatro primeros meses del año es de 1.358 millones de dólares. En otros términos, de cada 3 dólares que se vendían hace un año de productos colombianos en ese país, hoy solo se venden dos.

Lógicamente, la baja obedece en buena medida a la caída de los precios del petróleo, aunque hay que precisar que las ventas de productos no tradicionales también se vieron afectadas. Por ejemplo, flores, textiles, confecciones, vehículos, metales y plásticos, tuvieron caídas superiores a 30 por ciento.

En una visita que hizo recientemente a E.U., el presidente Álvaro Uribe expresó públicamente la preocupación por la baja en las ventas colombianas.

El mandatario señaló que "la caída de las exportaciones de textiles, de confecciones, de otras manufacturas, en ciudades especialmente como Medellín, Pereira, Ibagué, ha llevado a que esas ciudades vuelvan a tener tasas de desempleo del 18 por ciento", e insistió nuevamente en la ratificación del Tratado de Libre Comercio entre los dos países, que ya lleva 15 meses congelado en el Congreso estadounidense.

La otra piedra en el zapato de los exportadores está en Ecuador, por cuenta de las restricciones que impuso a principios de año a sus importaciones. En los cuatro primeros meses del año, la caída es de 11,6 por ciento.

Al tiempo, la Unión Europea, que junto a E.U. ha sido la región del mundo más golpeada por la crisis internacional, mostró una reducción de 11 por ciento en sus compras a Colombia.

De esta forma, el desequilibrio en la balanza comercial colombiana asciende a 117 millones de dólares, mientras que el año pasado el superávit con el resto del mundo era de 524 millones de dólares.

Y aunque buena parte de estos resultados se atribuye a Estados Unidos, por las dimensiones del intercambio con Colombia, lo cierto es que si se saca a este país de las cuentas, los números siguen en rojo e incluso el desequilibrio es peor, pues sube a 246 millones de dólares.

Ni siquiera el gran dinamismo que mantiene Venezuela (superávit de 1.615 millones de dólares) alcanza a compensar el fuerte desequilibrio en materia comercial que existe con el mundo.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina, señala que el déficit se ha presentado en la medida en que la caída en las exportaciones ha sido mucho más rápida que en las importaciones. "de todas formas consideramos que será temporal, porque lo que más vimos crecer en cuanto a las compras al exterior eran bienes intermedios, maquinaria y equipos de transporte entre otros, que ya han empezado a caer".

¿Mal de muchos? Una caída de 17 por ciento en las exportaciones no es una buena noticia para nadie. Sin embargo, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, señaló la semana pasada durante una presentación ante empresarios brasileños que la reducción en las ventas colombianas al exterior se ha venido presentando a un ritmo mucho menor que en otros países de América Latina.

Datos al cierre del primer trimestre del 2009 indican que en Brasil la baja fue de 19,4 por ciento, en México fue de 28,6 por ciento y de 31,6 por ciento en Perú. Al tiempo, en Chile y Ecuador la disminución superó el 40 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido