Prefieren ser alcohólicos que gordos | Finanzas | Economía | Portafolio

Prefieren ser alcohólicos que gordos

Casi la mitad de las personas que respondieron a un sondeo de la Universidad de Yale en Estados Unidos darían un año de su vida antes que estar gordos, mientras que entre el 15 por ciento y el 30 por ciento preferirían perder a su cónyuge o ser alcohólicos o depresivos antes que obesos.

POR:
mayo 18 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-18

Según los resultados de este sondeo realizado en Internet por el Centro Rudd de Métodos Alimenticios y Obesidad de esa universidad estadounidense, un 5 por ciento preferiría perder un brazo y un 4 por ciento estar ciego antes que gordo. “Nos sorprendió el gran número de personas que dijeron estar dispuestas a hacer grandes sacrificios para evitar la obesidad. Confirma que los mensajes negativos sobre el exceso de peso son poderosos y persuasivos”, dijo Marlene Schwartz, subdirectora del centro y responsable del estudio. El estudio revela la extensión de las opiniones negativas sobre la obesidad al preguntar a los encuestados sobre sus preferencias por delgados o gordos y hasta que punto creían que la gente con sobrepeso es más perezosa que los delgados. “El hecho de que incluso la gente con sobrepeso mostrara implícitamente actitudes antiobesas es importante porque sugiere que ha interiorizado estereotipos negativos, como creer que son vagos”, dijo Schwartz. “Basándose en investigaciones sobre la importancia de creer en sus capacidades para superar una tarea difícil, predecimos que interiorizar opiniones negativas sobre el peso contribuye a tener sentimientos de desesperación, vergüenza y aislamiento, más que motivar a realizar cambios”, explicó Schwartz. Las 4.000 personas que participaron en el estudio se enteraron del sondeo a través de artículos especializados o participando en conferencias. De ellos, un 3 por ciento se definió como personas de poco peso, un 41 por ciento como de peso normal, un 21 por ciento dijo tener sobrepeso, otro 21 por ciento dijo ser obeso y un 14 por ciento se definió como extremadamente obeso. La obesidad rivaliza con el tabaco -y acabará presumiblemente desbancándolo- como el blanco número uno de las campañas de salud pública en Estados Unidos. Estas campañas alertan continuamente de los costes del sobrepeso para quienes lo sufren, así como de los gastos que el asunto supone al erario en facturas médicas. Dos tercios de los 298 millones de estadounidenses son obesos o tienen sobrepeso. Según un informe aparecido hace una semana en el British Medical Journal (BMJ), más de 80 millones de estadounidenses corren el riesgo de morir prematuramente por culpa de la obesidad y el tabaquismo. De los 29.305 adultos estadounidenses que fueron estudiados para llegar a esta conclusión, eran más los que se veían en riesgo de vivir menos por culpa de la obesidad (23,5 por ciento) que por el tabaco (22,7 por ciento). AFP80millones de estadounidenses podrían morir por problemas de sobrepeso y tabaquismo.

Siga bajando para encontrar más contenido