Se prende la guerra por crear el motor aéreo más eficiente

GE y Pratt & Whitney compiten por producir turbinas de bajo consumo de combustible

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

Una vez cada 20 años, los fabricantes de motores para aeronaves se enfrentan por la oportunidad de equipar la nueva generación
de aviones de un pasillo.

La última Feria Internacional de Aeronáutica de Farnborough fue el
escenario más reciente de esa guerra.

La disputa, que representa un negocio de miles de millones de
dólares, gira en torno al próximo gran motor de bajo consumo de
combustible.

General Electric Co. presentó planes para desarrollar una nueva clase de núcleos de motor que, según dice, la situaría por encima de Pratt & Whitney de United Technologies Corp., que tiene dos años de ventaja en el desarrollo de un nuevo motor que promete quemar 12% menos combustible que los mejores motores de hoy.

GE, que está trabajando con su socio francés Safran SA, asegura que su motor tendrá menos partes movibles que el de Pratt & Whitney y que su rendimiento será igual o mejor. "Hemos guardado silencio los últimos dos años, pero en secreto, hemos estado trabajando mucho", señaló el director de aviación de GE, David Joyce en una entrevista. "Así que, que empiece el partido".

GE anticipa que su motor estará listo en 2016. Por su parte, Pratt & Whitney espera tener listo el suyo para 2013; la semana pasada realizó su primer vuelo de prueba. "Tenemos un motor real que está volando hoy y que los clientes ya pueden encargar, no sólo una promesa en papel", sostiene el director general de Pratt & Whitney, Steve Finger.

Con los precios del petróleo en la estratosfera, hay mucho en juego. Las aerolíneas están presionando tanto a Boeing Co. como a Airbus, una unidad de European Aeronautic Defence & Space Co., para que desarrollen modelos de uso de combustible más efi ciente para reemplazar sus respectivos aviones de un pasillo, los 737 y los A320.

Sin embargo, los fabricantes de aviones, que aún contabilizan miles de pedidos para esos modelos en sus libros, dicen que no jubilarán a esas naves hasta que los fabricantes de motores desarrollen modelos que ofrezcan una mejora de al menos dos dígitos en la efi ciencia del uso de combustible. Scott Carson, director de la unidad de Aviones Comerciales de Boeing, señala que su empresa está "muy animada" con el progreso que han hecho las compañías de motores, pero advirtió que todos los conceptos plantean "retos técnicos considerables que deben resolverse" antes de que Boeing dé el siguiente paso.

Las aerolíneas de todo el mundo han expresado que preferirían reemplazar sus envejecidas fl otas con la próxima generación de modelos en vez de los aviones actuales. "Les estamos diciendo a Airbus y Boeing que se apuren, que estamos listos para comprar", acota Pierre-Henri Gourgeon, presidente ejecutivo de Air France-LM SA.

Además de GE y Pratt & Whi tney, el otro gran actor del sector es olls-oy ce PLC, de Gran Bretaña. Las tres compañías planean gastar más de US$1.000 millones en sus nuevos motores, que requieren el uso de aleaciones exóticas y revestimientos de cerámica para tolerar temperaturas que fundirían componentes metálicos no tratados.

Según uno de los diseños en los que trabajan GE y olls-oyce por separado, un futuro motor tendría una doble fi la de hélices en el extremo posterior. Sería más ruidoso y considerablemente más lento que los actuales motores, pero consumiría hasta 24% menos combustible.

Un obstáculo importante será construir las hélices para que sean infalibles. Según el diseño, la falla de tan sólo un aspa del ventilador podría provocar que las demás aspas dejen de funcionar. Ese tipo de desperfectos pueden provocar que un aspa se desprenda y corte la cola del avión.

Pratt & Whitney presentó un nuevo diseño llamado "Geared Turbo Fan" que permite que varios ventiladores y compresores giren a distintas velocidades, pero no ha convencido del todo a las aerolíneas y los fabricantes de aviones dicen que el modelo podría requerir más mantenimiento y sufrir más fallos. Hasta ahora, Pratt & Whitney ha logrado colocar su motor en aviones regionales de Mitsubishi Heavy Industries Ltd. y de Bombardier Inc.

GE confía en su extensa relación con los clientes y dice que su motor será más efi ciente y sencillo. El nuevo motor será diseñado para que funcione como un motor convencional, pero tendrá la capacidad de sostener hélices que giren en sentido contrario en la parte trasera si se resuelven los retos técnicos asociados con esa tecnología.

Siga bajando para encontrar más contenido