Publirreportaje

Altos costos de producción e importaciones preocupan a los arroceros

El valor de la carga de paddy verde es menor al precio piso de una franja que estableció
el Minagricultura.

Archivo Portafolio

Archivo Portafolio

Archivo particular

Finanzas
POR:
Economía y Negocios
mayo 23 de 2016 - 07:27 p.m.
2016-05-23

Teniendo en cuenta la disponibilidad proyectada de inventarios de arroz realizada en octubre del año pasado por el Consejo Nacional del Arroz, los productores también recomendaron la importación de 200 mil toneladas de arroz para dar cobertura a la mesa de los colombianos. Hoy, el panorama es diferente, las condiciones climáticas han cambiado, y se espera la siembra de 500 mil hectáreas del cereal en este año, superando en 32 mil hectáreas las siembras del 2015.

Para Roberto Botero, representante de Dignidad Arrocera en el Consejo del Arroz, “el incremento desmesurado en costos por agroinsumos necesarios en la canasta arrocera (semillas, fertilizantes, agroquímicos), servicios de maquinaria y mano de obra, entre otros, es desequilibrado ante el precio que tiene el grano actualmente”.

Los cultivadores se encuentran preocupados ya que mientras los costos de producción suben, sus ingresos bajan acelerada y dramáticamente, poniendo en alto riesgo sus inversiones, máxime cuando sus rendimientos están siendo afectados negativamente desde el año 2007 por problemas fitosanitarios nuevos asociados al cambio climático, los cuales no tienen solución cierta a la fecha.

Así mismo, Botero afirma que no hay razones valederas ni suficientes que expliquen con los antecedentes anteriormente expuestos, que el precio actual que reciben los productores por la venta de una carga de arroz paddy verde, sea menor al precio piso de una franja que se estableció el año pasado por el Ministerio de Agricultura mediante la Resolución 296 de 2015.

De otro lado, uno de los graves problemas que tradicionalmente ha tenido el sector, es el alto volumen de contrabando que ingresa al país por las fronteras con Venezuela y Ecuador, lo que venía ocasionando, entre otros, un sobreabastecimiento del grano que conducía a la depresión del precio al productor; sin embargo, con el cierre de la frontera venezolana, este flagelo se ha reducido.

El representante de Dignidad Arrocera afirma que “en su momento estuvimos de acuerdo en que el Gobierno importara arroz, eso sí, condicionado a una estabilidad en la comercialización del grano y los ingresos del productor, pero ahora ese apoyo nos está perjudicando”.