Preocupado por el crudo el G8 se olvidó del clima

Los líderes de ocho potencias prometieron ayer actuar para enfrentar el ‘triple shock’ que sacude la economía mundial -petrolero, alimentario y de crédito-, pero fracasaron en alcanzar un acuerdo con los países emergentes sobre cómo responder al cambio climático.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

Los líderes del Grupo de los Ocho (G8) declararon su voluntad de luchar para enfriar los astronómicos precios de los productos agrícolas y del petróleo, que han impulsado al alza la inflación y amenazan la estabilidad económica mundial, ya malherida por la crisis subprime, al finalizar su cumbre. Una semana después de que el barril de petróleo se cotizara al récord histórico de 146 dólares, el primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, indicó que el G8 coincide en “la necesidad de mejorar la transparencia en el mercado petrolero”. El G8 también pidió un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda, y llamó a un diálogo más intenso entre países productores y consumidores de crudo para aumentar la transparencia. Los líderes llamaron asimismo a todos los países a poner fin a las restricciones en la exportación de alimentos, dijo Fukuda. Los jefes de Estado y de Gobierno del G8 acordaron trabajar con sus colegas de los principales países emergentes, incluidos Brasil y México, para reducir a largo plazo las emisiones de gases contaminantes, pero fracasaron en adoptar metas concretas. En una reunión ampliada del G8, los países ricos no lograron que los emergentes se sumaran a su acuerdo de reducir al menos en 50 por ciento las emisiones de gases con efecto invernadero para el 2050. A cambio, los países ricos se hubieran comprometido a adoptar acciones a mediano plazo (2020), según una propuesta japonesa. Pero para los grandes países emergentes nucleados en el G5 -Brasil, México, China, India y Sudáfrica- los países ricos tienen una responsabilidad histórica en el calentamiento del planeta y su promesa de reducción de emisiones no basta. El G5 reclamó al club de los ocho más ricos reducir sus emisiones contaminantes entre 80 y 95 por ciento para el 2050 (en vez de sólo 50 por ciento), y comprometerse a bajar de 25 a 40 por ciento sus emisiones para el 2020. AFP PRÓXIMA REUNIÓN En otro frente, el G5 logró ampliar su participación en la próxima cumbre del G8 en 2009 en Cerdeña, Italia. “Esta es una evolución muy importante y varios presidentes ya están defendiendo la idea de que es preciso tener un bloque para discutir de manera conjunta”, dijo el brasileño Lula de Silva. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido