'Preocupantes' niveles de roya y de broca, anuncia presidente de Federacafé, Luis Genaro Muñoz

Las plagas volvieron a hacer de las suyas en los cafetales y es prioritario fertilizar y reemplazar los árboles viejos y los caturras. Hay preocupación en el informe de la actividad cafetera del 2009.

POR:
abril 09 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-09

Mientras el gremio cafetero indica que los índices son bajos, los cultivadores reunidos el viernes en Algeciras (Huila) y el experto, Ernesto Garcés, calificaron la infestación de roya y de broca como 'preocupante.

Sin embargo, ya no es un secreto la presencia del hongo y el insecto, respectivamente, en los cafetales del país, con mucha mayor incidencia en los lotes sembrados con la variedad caturra. Según Hernán Román, miembro del Comité Nacional de Cafeteros, las plagas están presentes en Nariño, los tres departamentos de la zona cafetera y en el Huila, aunque atribuyó las altas cifras reportadas a intereses meramente políticos.

En Nariño, explicó Román, es alta por la gran cantidad de arbustos de caturra que no han sido erradicados.

De opinión contraria es Ernesto Garcés, analista del mercado y uno de los cultivadores más grandes del país; para él, el grado de infestación es alto en toda el área cafetera, mientras que culpó de esto a la Federación que -dijo- no ha apropiado los recursos anunciados para la compra de los fertilizantes y los plaguicidas necesarios en los cultivos. "Los pequeños productores serán los más perjudicados con la cosecha", concluyó Garcés.

Por su parte, un extensionista del gremio cafetero -quien pidió reserva de su nombre- confirmó que sí es alta la incidencia de las plagas en todo el país y que se reducirá en la medida en que vayan reemplazándose los arbustos, de la variedad Caturra a la Castilla, esta última de mayor tolerancia al ataque de las plagas y de mayor producción y productividad.

"El problema de la broca está en el suelo, porque la gente no recoge los cafés que caen de los arbustos; además, los cultivadores deben comprometerse a aplicar los fertilizantes necesarios, pues una planta bien nutrida, resiste", aclaró el extensionista.

Por último, la Federación Nacional de Cafeteros, a través de su gerencia técnica calculó el pronóstico de cosecha para el primer semestre del año, que estará en 5'156.851 de sacos de 60 kilos, volumen que se logrará en la medida que se normalicen las condiciones climáticas y no se registren otros factores no controlables en las áreas sembradas.

Gremio reconoció infestación

En su informe de la actividad cafetera del 2009, el gerente del gremio, Luis Genaro Muñoz, indicó que veía con preocupación los brotes de broca, por lo que se inició una campaña para intensificar la recolección de frutos maduros, sobremaduros y secos, como mecanismo principal de control que, según el gremio, dio sus frutos, reduciendo la infestación de la plaga en los cultivos.
Siga bajando para encontrar más contenido