¿Preocuparse o no por la inflación de febrero?

El costo de vida creció 1,15 % en el segundo mes. Los analistas coinciden en que la inflación se moderará en el segundo semestre y que el Emisor no bajará la tasa de intervención en marzo y solo lo haría hasta el cuarto trimestre de este año.

En los últimos 12 meses, la inflación de alimentos alcanza el 6,77 %.

Archivo / Portafolio

En los últimos 12 meses, la inflación de alimentos alcanza el 6,77 %.

Finanzas
POR:
marzo 06 de 2015 - 07:00 p.m.
2015-03-06

Contrario a lo que los analistas esperaban, la inflación de febrero fue mayor a la esperada pues se registró un aumento en los precios de 1,15 por ciento.

Al comienzo de la semana, por ejemplo, el equipo de investigaciones de Corficolombiana señaló que esperaba que el dato fuera 0,65 y que en el último año se ubicara en 3,84 por ciento.

Sin embargo, rompiendo esos pronósticos, en los últimos 12 meses, el Índice de Precios al Consumidor se ubica en 4,36 por ciento, por encima del rango meta del Banco de la República que se ubica entre 2 y 4 por ciento, con 3 por ciento como la más factible.

¿Es grave que el costo de vida esté disparado a esta altura del año?

María Fernanda Maiguashca, codirectora del Banco de la República le dijo a la agencia Reuters que “es cierto que en la primera parte del año, probablemente lo que tengamos son lecturas altas del dato” que podrían empezar a ceder posteriormente. “Si vemos que las expectativas de inflación se desanclan, tendremos que actuar en la política monetaria”, agregó la única mujer entre los siete miembros de la junta directiva del Emisor.

Para el economista senior de BTG Pactual, Sergio Olarte, hay evidencias que señalan que es alta la posibilidad de que efectivamente, dichas expectativas se desanclen, lo que enfatiza es un reto para el Banco de la República.

“El dato de febrero deja al Banco en una posición retadora, sobre todo porque las inflaciones básicas subieron de manera significativa, mostrando que el efecto de la depreciación es mayor y más rápido al esperado. Es posible que el Emisor gestione las expectativas, esperando que la inflación comience a retornar al rango meta y esperando qué evidencias arrojan los datos de actividad económica", dijo el economista.

El equipo de análisis del BBVA es algo optimista frente a que el costo de vida se modere en el segundo semestre del año “a medida que el crecimiento económico se desacelere y el tipo de cambio corrija su reciente aumento”.

"Por esta razón esperamos que el Banco de la República dejará congelada su tasa de intervención en 4,5 % en su reunión de finales de marzo", comenta un análisis del Banco de origen español.

Fabian García, economista de BBVA Research, coincide en su estudio que se espera que el Banco de la República deje congelada su tasa de intervención en 4,5 % en la reunión de finales de marzo.

Y al parecer, en esa línea está el Emisor. María Fernanda Maiguashca, afirma que reducir la tasa de interés, como también había sugerido Corficolombiana al comienzo de la semana, sería un error ante la coyuntura actual porque podría ampliar el déficit de cuenta corriente, que es analizada como “una de las vulnerabilidades del país”.

"Bajar la tasa de interés al final del día amplía la demanda de bienes y servicios producidos localmente y también de las importaciones y en esa medida va en el sentido de expansión del déficit en cuenta corriente con niveles que ya son altos", agregó.

Dicho déficit habría terminado levemente por encima del 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) el año pasado, desde un 3,3 por ciento en el 2013.

Credicorp Capital también da un parte de tranquilidad al afirmar que “la tendencia de la inflación ha sido la esperada en los dos primeros meses del año, si bien la magnitud ha sido mucho mayor 36 puntos básicos por arriba del rango meta del Banrep”.

Esta firma señala que hay altas probabilidades de una tendencia bajista en la inflación del segundo semestre del año.

“Esperamos una inflación de 3,5 % para el cierre del año (3,3 % anterior), pero mantenemos la expectativa de una inflación de 3 % (o incluso menor) en 2016”.

Para Credicorp Capital las expectativas en materia de política monetaria permanecen inalteradas, “por lo que continuamos proyectando que el Banco de la República mantendrá la tasa de interés de referencia en 4,5 % por un tiempo relativamente prolongado, particularmente como estrategia para mantener ancladas las expectativas”.

Sin embargo, dada la expectativa de un crecimiento de la economía inferior al de su potencial durante dos años consecutivos (2015 y 2016) y en particular, el menor espacio que tendrá en el futuro la política fiscal para estimular la economía tras la caída en los precios del petróleo, es de esperar, según los analistas, que el Emisor piense en recortar la tasa repo en el cuarto trimestre de este año.

Lo cierto es que los factores que están ejerciendo las presiones alcistas son considerados como factores temporales.

Por ejemplo, el desabastecimiento arrocero o la fuerte reducción de los precios de la gasolina en lo corrido del año, que seguramente permeará la inflación, a medida que se vean los efectos, por ejemplo, en los costos del transporte, lo que facilitaría una menor tasa de inflación entre julio y diciembre próximo.

Es decir, tal y como señala un informe de Bancolombia “estos resultados configuran un desafío significativo frente a las decisiones de política monetaria en los próximos meses. Por ahora, aunque el dato de febrero soprendió a todos, no es hora de dar un timonazo significativo en la política monetaria.

Jaime Viana Rojas

Editor Portafolio.co