Presidenta de Cámara de Comercio de Bogotá explica renuncia

La presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, Consuelo Caldas, deja el cargo este próximo jueves, luego de dos años y medio.

POR:
febrero 26 de 2013 - 12:42 a.m.
2013-02-26

Su salida del principal gremio empresarial de la capital del país causó sorpresa y, aunque prefiera no referirse a ello, versiones señalan que dos emisarios del Gobierno estuvieron detrás de su retiro y le pidieron la renuncia.

En entrevista con EL TIEMPO, Caldas habla de sus logros y niega que un pleito de una empresa familiar, que se dirimió en un tribunal de arbitramento de la Cámara, haya influido en su decisión de apartarse de la presidencia, a la que llegará la exministra de Justicia y saliente presidenta de la Empresa de Energía de Bogotá, Mónica de Greiff.

Su renuncia fue muy sorpresiva. Hay versiones que señalan que dos emisarios del Gobierno en la junta directiva (Enrique Vargas Lleras –hermano del ministro de Vivienda- y Juan Hernández Celis) le pidieron que renunciara…

En este tipo de cargos, en cualquier entidad de carácter privado, se dan esos movimientos. Lo importante es que, mientras estemos, seamos capaces de responder a lo que espera la institución y, en este caso, a lo que espera la ciudad y sus empresarios.

¿Por qué se le pide la renuncia?

Tengo muchas razones para irme y para quedarme, pero hay momentos donde uno toma decisiones. Tengo temas personales que atender y creo que la entidad ha querido tener una reflexión sobre su director y tiene toda la posibilidad de hacerlo.

Se dice que en la Cámara de Comercio pesan más las decisiones políticas. ¿Es así?

Nunca sufrí decisiones políticas. Tuve una junta extraordinaria, que trabajó incansables horas para proyectar lo que estamos teniendo: una Cámara que piensa en el empresario y que trabaja en producir impacto en la competitividad.

¿Cómo fue el episodio de los emisarios del Gobierno que le pidieron la renuncia?

Sobre eso no me pronuncio.

Se ha señalado un pleito de una empresa de su familia (Logoformas S.A.), que tuvo un laudo arbitral adverso en la Cámara, con la compañía Cadena S.A., habría motivado su salida…

Lamentablemente se ha presentado información tergiversada sobre la realidad de este caso que no sé por qué se pretende relacionar con mi salida de la CCB. Ha sido un caso abierto, transparente y que surtió todos los trámites establecidos por la Ley.

¿Pero qué incidencia tuvo en la renuncia?

No tuvo nada que ver. Yo informé desde el inicio del Tribunal a la Junta Directiva mi impedimento para cualquier tema que tuviera que ver con este caso. Si bien fui accionista de la empresa, hace más de 15 años me retiré de la misma.

¿Y sobre la falta de actitud crítica de la Cámara frente a la Alcaldía de Bogotá?

Siempre estuvimos convencidos de que los intereses de la ciudad y de los empresarios están por encima de las coyunturas políticas de turno. La Cámara no es y espero no se convierta en un recinto de intereses políticos. Con la Alcaldía logramos importantes acuerdos fruto de una serie de diálogos colaborativos entre el Alcalde, los empresarios, la academia y los demás actores importantes de la ciudad.

¿Cuál es su mayor logro?

Haber liderado un proceso de transformación organizacional, sin precedentes, focalizado en la prestación de servicios de alto impacto para los empresarios de Bogotá y la región que en el año 2012 produjo muy importantes resultados.

¿En qué va la construcción del Centro Internacional de Convenciones en Quinta Paredes, frente a Corferias?

Es el proyecto más importante de inversión de la Cámara en toda su historia, y promoverá el turismo de negocios. Se llamará Ágora Bogotá y las obras deben empezar entre abril y mayo próximos. Es un proyecto por un valor de $305 mil millones de pesos, que tendrá un gran impacto en el sector empresarial y las finanzas públicas.

Usted lideró un proceso de depuración en la Cámara de Comercio. ¿Cómo le fue con eso?
Hicimos un proceso transparente que fue avalado por la Superintendencia.

¿Qué arrojó esa depuración?

Que 838 empresarios afiliados no eran realmente empresarios. Usted sabe que las elecciones a la junta directiva de la Cámara se pueden ganar por cuatro votos.

¿No será que usted pisó muchos callos ahí?
No lo sé.

¿El presidente Santos le quitó el respaldo al final?

Soy un alfil del presidente Santos desde hace 14 años y siempre estaré lista para ayudarle en cualquier proyecto.

¿Qué opina de la designación de Mónica de Greiff en su reemplazo?
Es una persona que tiene todas las calidades.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Siga bajando para encontrar más contenido